Reflexiones para el Sábado…

Reflexiones para el Sábado…

Por Eladio Uribe

 

  • Recoge el desorden. Por qué chocar tantas veces con la misma pieza y no echarla a un lado? De qué vale vivir en el caos cuando una escoba, un zafacón y un poco de agua pueden mejorar las condiciones ambientales, ayudar a organizar el mobiliario, eliminar la polvareda y permitir que el aire limpio penetre los rincones de tu morada, tu oficina o cualquier otro lugar donde te muevas? Nada mejor para el optimismo que un ambiente agradable.

 

  •  Se pasan la vida aspirando a posiciones cuyo desempeño no conocen, para hacer entonces cosas que si conocen y que sólo benefician a entes de su entorno. Con amigos así, los enemigos no se requieren y los países pierden.

 

  •  Cuando al sendero se le acaben las salidas, no pares. Anda, empuja el bosque, construye otras salidas y márcalas bien, para que sean encontradas por los que vienen atrás

 

  •  La responsabilidad social no es ni puede ser dar limosnas, debe ser un camino capaz de conectar a otras sendas, cuyo destino termine en bienestar y progreso para las personas y que tenga estos factores multiplicadores: 1) Lo que recibes debes compartirlo y 2) Lo que aprendes debes enseñarlo.

 

  • No le temas a las tormentas, éstas siempre vendrán. A lo que realmente debes tenerle es a tu incapacidad para enfrentarlas.

 

  •  Bueno, pero si te gusta la rutina hasta el cansancio, nadie puede impedir que tu cerebro deje de producir dopamina y endorfina, entre otras sustancias capaces de transmitir energía, sentimiento de plenitud, amor y ternura. O sea, hacer siempre lo mismo va reduciendo tus emociones a la mínima expresión.

 

  •  Dale click a la alegría para que se abra sobre la tristeza. Luego dale forward y envíala a tus contactos para que a todos les penetre en like. Verás que poder tan inmenso de multiplicación y motivación tienen las cosas que son buenas. Y…no deje de darle enter y save para que nunca se borre de ti

 

 

  • La historia real la puede ocultar el que la escribe o narra a su manera; pero siempre habrá una historia verdadera por encima de todas las falsedades, aunque sólo sea en la conciencia. Y cuando la conciencia adquiere la calidad de la expresión, los hechos se descubren, escriben y pueden ser probados.

 

 

  • Si oyes el ruido estruendoso y devorador del río que viene raudo por el cauce destinado a su transitar, corre a toda velocidad a zona segura y al mismo tiempo, vociférale a los demás que busquen ponerse a salvo. Cuando estas en la zona prohibida, debes ser más ágil que el río. De lo contrario, si no te matan las piedras, te ahogan sus aguas.

 

 

  • Que Jesús, estando en una boda en Caná de Galilea, haya convertido el agua en vino, no te da potestad para creer que puedes tomarte todo el alcohol del mundo sin que pase nada. Recuerda que las exageraciones son el fósforo que enciende el desastre.

 

 

  • Gracias a Dios no tengo que preocuparme por ir en la clase ejecutiva, ya que soy superior viajando en la CABINA PRINCIPAL. Además, el problema no es tanto la clase en que viajas, sino de quién te acompaña, cuáles resultados obtienes y para qué sirven éstos. Donde quiera que estés, actúa como lo hacen los mejores.

 

 

Dejar Tu Opinión