Carlos Fernandez (Lilin) y la Liga Liquito Hernandez nos llenan de Orgullo

Por sus hechos los conoceréis es una frase bíblica que tiene pendiente la realización de nuestras hazañas a lo largo de nuestras vidas, y es a partir de esta sentencia que nos nutrimos de héroes según el grado de incidencia que logramos en nuestro paso por la vida.

Carlos Fernández (Lilin) no tenia ni la mas remota idea cuando en su niñez se vistio de pelotero, empuño un bate, guante y pelota, para jugar en un equipo de pequeñas ligas de su barrio en Palmarito en el 1966 cuando apenas contaba con 6 años, logrando entusiasmarse tanto que ya a los 13 años se incorpora a la Liga de Los Gemelos, fundada por el Señor Pascual Darío Jimenez, como coordinador de la Liga que le dio la experiencia y la relación con el ambiente beisbolero de esa época.

Una vez agotado su tiempo con la Liga Los Gemelos se propone un ambicioso proyecto al fundar y organizar su propia liga de Baseball a la que llamo “Liquito Hernández” en honor a ese deportista Barahonero que manejo el equipo selección de Barahona aquel 11 de enero de 1948 que enfrento al equipo de Santiago de los Caballeros, representativo del Cibao y  que culmino con el accidente aéreo de Río Verde en el fallecieron los integrantes de ese equipo, hecho conocido como la tragedia de Rio Verde.

La Liga de Baseball Liquito Hernández  se inicio un 20 de Mayo, 1980 con la conformación de cuatro equipos: Los Pequeños gigantes, Cincinati, Barrio Las Flores y Las Estrellas de Lilin, logrando integrase en el plano internacional  a la  little league of williamsport en Pensilvania (USA), quienes organizan la serie mundial de pequeñas ligas.

Estos esforzados niños de los Barrios Pobres de Barahona, dirigidos por Carlos Fernandez, en el 1983 trillaron el camino al competir y hasta obtener el triunfo frente a los equipos representantes de las diferentes provincias del país y la liga de la Javilla, representante del Distrito Nacional, que era dirigida por Juan José Carmona (Vivo)(Fallecido recientemente) ganando el campeonato  para obtener el derecho a representar a la Republica Dominicana en Aruba donde se celebraría el Campeonato Latinoamericano de Pequeñas Ligas.

La hazaña de estos valiosos jóvenes se hace impresionante al llegar a Aruba en condiciones precarias, sin el respaldo de ninguna institución gubernamental, ni privada que se ofreciera a ir  en ayuda de estos jóvenes que solo tenían con ellos la gallardía de competir y representarnos en el campeonato Latinoamericano frente a 12 equipos representativos de Latinoamérica; obteniendo de el galardón que los
acreditaba como representantes genuinos de America Latina en el 37 Campeonato Mundial de Pequeñas Ligas que se celebro en agosto de 1983 en Williamsport, Pensilvania (USA).
En esa fecha nuestro equipito compitió contra grandes rivales del mundo en la disciplina del baseball, entre los que figuraban Japón, Arabia Saudita, Canadá, Europa, Estados Unidos etc. donde con valor y orgullo compitieron hasta llegar al juego final frente al Equipo representativo de Marietta, Ga y perder 3 carrera a 1, ese importantísimo juego para conformarse con el galardón de Sub Campeones mundiales de las Pequeñas Ligas.

Cabe destacar que todos los juegos que represento Barahona desde haberse conformado la selección Dominicana fueron ganados de forma consecutiva sin tener ningún revés, hasta la culminación de la Serie Mundial y un dato muy importante es que segun la Enciclopedia Ilustrada de Deporte Mundial, Republica Dominicana no habia logrado un sub-campeonato mundial por equipo en ninguna disciplina excepto este acontecimiento.  En el acto inaugural de este evento el  Baseball Commissioner Bowie Kuhn, tiro la primera bola y el gran artista del Jazz Chuck Mangione interpreto la notas del himno Nacional Dominicano.

Esta hazaña a quedado para la historia del Baseball Mundial como un ejemplo de que con el esfuerzo mancomunado se pueden lograr objetivos, si el propósito es llegar a la culminación del éxito y estos niños cuya edad era entre 11 y 13 años, llenaron de regocijo y orgullo a todos los barahoneros que los recibieron llenos de algarabía y en ambiente festivo por toda la ciudad, no obstante las autoridades de aquel entonces brillaron por su ausencia.

Hoy nos queda honrar a Carlos Fernández (Lilin), a esos jóvenes:

José  Almonte, Miquel Amador, Josue Aquino, Wilmer Batista, Rudy Beltre, Carlos Buret, David Carrasco, Rafael Cuello, Idelfonso Cuello, Wilfrido Díaz, Eliezer López Ramón Mateo, Eddy Medrano, Jorge Moquete, Luis Pena, Rafael Santana y otros por su merecido aporte a la historia deportiva de Barahona y pedirle a los barahoneros no olvidar esta hazaña que con orgullo debemos darle el Merito merecido por habernos representados dignamente……Adelante Barahoneros.!!!!

6 Comentarios

  1. Paraíso Divino

Dejar Tu Opinión