¿Qué Me Pasa?

Por Bienvenido Heredia

Mientras se acerca el final del 2019 y el inicio del 2020, me ando preocupando un poquito más de lo normal por el comportamiento de nuestra gente, y de manera muy particular, por el comportamiento de nuestros dirigentes. ¿Será que con el tiempo nos ponemos más pendejos o que con el paso del tiempo, mucha gente siente que se le está pasando el tiempo?

En el transcurso de este casi finalizado año, en nuestro país, decenas de hombres impotentes asesinaron sus parejas o exparejas, terminando muchos de ellos con su propia y cobarde vida.


En este año que se despide, decenas de dominicanos fallecieron en accidentes de tránsito, en la mayoría de los casos por conducir a alta velocidad, por conducir bajo los efectos del alcohol o por la imprudencia de muchos conductores, que normalmente conducen a la ofensiva, no a la defensiva, como indica el buen manejo de vehículos de motor. (Y hablando de motor, más del 60 por ciento de los accidentes registrados fueron provocados por motoristas que andaban sin cascos).

En este año, 2019, hubo un alto número de personas asesinadas por ajustes de cuentas o por rivalidad entre bandas de delincuentes: 3 cadáveres de jovencitos encontrados en un vehículo, otros 3 quemados y dejados abandonados como señal de que la venganza llegó, otros asesinados por encargo, y un conjunto de hechos violentos más

Este año nos deja como secuela el enfrentamiento histórico, aunque fuera de toda lógica políticamente razonable, de dos ex-amigos y cofrades, que por más de dos décadas dirigieron el principal partido político del país: Leonel y Danilo. Leonel se fue del Partido de la Liberación Dominicana, luego de estar a la cabeza de éste por más de 17 años. Se fue del partido que lo llevó a la presidencia de la República en tres ocasiones, sólo porque entendió que un nunca demostrado algoritmo lo derrotó fraudulentamente en las primarias que realizara dicho partido el 6 de octubre pasado.

Lo preocupante para este ciudadano de los del número, no es que Leonel se haya ido (creyó que dividiría el que fuera su partido), sino todas los movimientos y expresiones que realizara para justificar su partida, incluyendo manifestaciones de masas contra los morados que dirigen el gobierno.

Lo preocupante para este ciudadano, es que llegara a arengar a sus seguidores con un grito de guerra: «vamos a tomar las calles para que no nos arrebaten el triunfo…».

Lo preocupante es que la Junta Central Electoral accediera a su petición de auditar aquéllas elecciones primarias y luego dijera que eso no tenía sentido. Preocupa también que luego se opusiera a que para las elecciones municipales de febrero póximo sea utilizado el voto automatizado, olvidando que fue él, quien durante 2 de sus gobiernos, se propusiera eliminar la brecha digital que existe entre los diferentes estamentos sociales del país.

Pero lo más preocupante para muchos, para casi todos los que hacen opinión pública y para quienes se nutren de esas opiniones, es que, finalizando el año, el 3 veces presidente de la República, presidente de la Fundación Global, Democracia y Desarrollo (FUNGLODE), Leonel Antonio Fernández Reyna, infomara al país que un ejército de 5 mil ex-oficiales militares y policiales, estarán en las urnas en febrero y mayo próximos, para garantizar el «triunfo» de su Fuerza del Pueblo.

¿Se habrá obsecado Leonel con el poder, a tal nivel que perdió la cordura y se olvidó que el pueblo dominicano necesita solución a problemas ancestrales que le impiden avanzar, sin necesidad de asustarnos a todos?. Habrá que pensar en los horacistas, en un simil con los leonelistas: «Horacio, o que entre el mar».

Quizás, por esas cosas es que me pasa lo que me pasa.

Anuncios

Dejar Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.