La real actitud política

 Por Carlos J Vidal Lassis

Visite mi pagina: cjvidallassisworldpress.com

La real actitud política del pueblo dominicano está indefinida. Aunque las mayorías se identifican con uno u otro partido, o con una de las tendencias de un partido, generan nuevas alternativas de representación, creando así mayores probabilidades para una segunda vuelta.

Los dominicanos sienten la necesidad de que sus aspiraciones de una vida más plena en los aspectos de mayor importancia sea satisfecha. Hay unos pocos, relativamente, que posiblemente por su condición de miseria económica, moral y social en verdad no tienen ninguna aspiración ni esperanza y por eso fácilmente venden sus votos o como en algunos casos también, siguen un candidato por una falsa promesa de un avivado promotor político vestido de “Líder Comunitario”.

Una parte significativa se busca “lo mío”, estos están repartidos en todo el espectro partidario, por lo tanto lo que es igual no es ventaja.

Otro segmento social con condiciones que les permite discernir correctamente lo más conveniente, se divide entre los que se inclinan a favorecer el bienestar común y los que se ladean  hacia el beneficio personal. Estos pululan en los diversos partidos dependiendo de quienes ellos crean  que mejor les puede satisfacer su interés.

Una porción que habría que cuantificar de manera muy juiciosa y no sesgada y que posiblemente sean quienes inclinan la balanza hacia un partido o candidato, son los disgustados, insatisfechos, disidentes, independientes, etc. que son personas que buscan opciones de los patrones desgastados de estilo de gobierno. Son personas conscientes en busca de al menos una oposición real con características de moralidad y ética anti corrupción e impunidad, intolerante de los privilegios y del enriquecimiento ilícito. También, alternativas  en que pueda y quiera negociar e imponer las políticas y leyes que garanticen una substancial mejoría del sistema de justicia y la equidad económica, en todos los niveles y ramas de gobierno estatal y municipal.

Es indiscutible que el factor común y prevalente es el descontento bastante generalizado, aunque se le reconozcan luces al gobierno actual.

La recomposición de la oposición no resulta a muchos atractiva, no se ha medido de manera objetiva pero es evidente que no todos olvidan el pasado. Guillermo Moreno en un articulo reciente, titulado “Nuestra Política de Alianzas” , cito: “Lamentablemente, varios sectores políticos y de la sociedad civil leyeron a revés el nuevo escenario y han terminado tendiéndole un puente a Leonel Fernández y su facción, no dándose cuenta que el escenario de crecimiento de la oposición está en el sentimiento generalizado contra la continuidad del peledé (PLD) y en la alta tasa de rechazo que concita el ex presidente de la republica. El mayor daño que se le puede hacer al proceso de cambios democráticos pendientes es la rehabilitación política de Leonel Fernández. Este gobernó en tres oportunidades durante 12 años junto a muchos de los que hoy le acompañan, propició gobiernos medularmente corruptos, eliminó en los hechos la independencia de la justicia para garantizarse la impunidad, vendió a precio de “Vaca Muerta” las empresas estatales, privatizó derechos sociales. En sus gobiernos hubo un auge del narcotráfico, el lavado y el micro tráfico por la protección de los funcionarios, militares y policías; entregó nuestros recursos naturales, quebró el aparato productivo nacional; depredó el medio ambiente.

Habilitar a Leonel Fernández es apostar al retroceso político. Es la restauración del borrón y cuenta nueva. Leonel Fernández y muchos de sus acompañantes tienen asuntos pendientes con la justicia por los que deben responder y , por eso, pactar con ellos terminará traduciéndose en impunidad.”

Es muy poco refutable lo que afirma Moreno.

La posible recomposición política tiene aristas muy pronunciadas y contrapuestas, el sentimiento del pueblo esta siendo bombardeado mediáticamente creando confusión y mayormente en esos segmentos sociales donde hay una percepción adornada por las condiciones mencionadas más arriba

Un liderazgo impoluto , hasta donde llega mi conocimiento no existe todavía en este país, sobre todos hay acusaciones y dudas fundamentadas o no pero “cuando el rio suena es porque aguas trae”. Existió, sin duda alguna, Juan Bosch. Único en los últimos ciento y pico largo de años. Cuya obra, vilmente traicionada, varias veces reclama pendiente ser reivindicada por aquellos , quizás muy pocos, que entendemos qué es “Servir al partido para servir al Pueblo”.

 

Quien escribe siempre ha insistido en la creación y fortalecimiento de organizaciones de base comunitaria y grupales pero necesariamente con carácter participativo y dirección colegiada, es decir, todos tienen que “bailar” y todos actuar bajo los que se acuerde y se apruebe en el grupo, no por lo que diga un “mesías”, un “superlíder”, un “escogido por la gracia de Dios”, ni porque “lo dijo Diego”.

Las variables que van a determinar quien sale ganador de las próximas elecciones son realmente imprevisibles, habrá una lucha titánica, algunos tontos útiles muertos y heridos, recursos inimaginables derrochados por todos los bandos y finalmente muchas esperanzas rotas. Desde aquellos que no le reconocerán sus esfuerzos proselitista, hasta aquellos que perderán y total, los verdaderos ganadores son aquellos que siempre salen ganando, los que siempre están arriba para los que el gobierno ataja para que ellos arreen.

La mejor posibilidad disponible es que ahora no existe el arrastre y a nivel municipal y en cierto modo con los demás cargos electivos es posible dividir el voto, según lo entiendo. Indudablemente que falta la educación, pero quizás en algunos casos se pueda dar el fenómeno de que se elijan personajes con ninguna cola que le pisen y que se hayan dado a conocer y demostrado previamente sus capacidades y orientaciones hacia el cumplimiento, integridad y honorabilidad política. Sabemos de y conocemos a algunos. Esperemos que muchos puedan pensar similarmente.

Anuncios

Dejar Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.