Solo yo soy el culpable

POR:-ALEJANDRO SANTANA

Migrante Taíno a las redes sociales

No siempre aceptamos ser los culpables de nuestros errores y malas decisiones, pero esta vez en un acto de valentía debo declararme públicamente el culpable de mi gran error.

Es un error que me mantuvo desde las 5:20 de la tarde del sábado hasta las 8: 20 del domingo sin Internet y aunque fue la peor carencia de conectividad debo decir muy a mi pesar, que permitió que muchas personas se dedicaran a conversar como hace mucho que no lo hacían.

Pero estoy hablando de mi error: Resulta que por ir detrás del Silver-conocimiento, abandoné las señales de humo, el sonar de los tambores y la voz de alerta del fututo, medios naturales de comunicación que nunca nos fallaron.

Yo que nací con esas herramientas y que también crecí, de repente, doy el paso por el modernismo y me convierto en Migrante Taíno al Silver Conocimiento, estudié sobre redes sociales, con José Valdivia y un grupo de jóvenes talentos, en un curso taller organizado por el CDP en San Juan de la Maguana.

Y aunque lamenté todas esas horas lejos de mis contactos y los medios de comunicación, debo agradecer que de repente entendí a la señora de 80 años que contestó a una pregunta de una firma encuestadora.

La doñita que se encuentra de frente a una joven encuestadora que le lanza una pregunta que ella no entendió en principio.

¿Qué usted cree de la inseminación artificial? ¿qué es eso? preguntó la doñita, acto seguido la encuestadora le explica, y cómo es natural la doñita hace otras preguntas más.

¿Y eso no es doloroso? no, no se siente nada dice la joven…Bueno puede ser muy moderno dice la viejita, pero a mí matenme con el método antiguo.


Esa expresión, indiscutiblemente la usaron ayer muchos amigos de las redes durante el apagón de tantas horas.

Anuncios

Dejar Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.