VIVENCIAS – PERSONAJES BATEYEROS

 

Por : Balcon Bateyero.-

 

Nuestros padres tenían el decir que los tiempos pasados fueron mejores, por lo que muchos le dan la razón, no por ser apegados al viejo molde tradicionalista de costumbres conservadoras, sino porque los resultados de los esquemas sociales y económicos imperantes son desastrosos, a pesar de la existencia de las actuales comodidades.

Esta reflexión era necesaria antes de ver y ser testigos de algunos acontecimientos. Si observamos a las nuevas generaciones de niños y jóvenes, concluiremos que ellos se desenvuelven en los moldes alejados de nuestros héroes verdaderos, ya que por estar pegados a la TV, videos juegos, dibujos animados- muñequitos, tienen como símbolos a héroes extranjeros.

Nuestro Batey Central, ha tenido hombres y mujeres que al pasar del tiempo han sido olvidados, pocas veces recordados, aunque no fueron actores de eventos relevantes, ni de acontecimientos históricos, pero si fueron personaje digno de recordar, en nuestro caso siempre recordamos a estos queridos personajes Bateyeros:

FRANK MESON, hermano de aquel héroe anti-trujillista José Mesón, quien falleció torturado en la silla eléctrica, FRANK MESON, era un hombre fornido que a pesar de su edad exhibía un cuerpo de un ex-atleta en su juventud fue boxeador, se recuerda que siempre andaba con un juego de guantes de boxeo en sus hombros, se paraba en las esquinas hacía algunas pintas de boxeo y se reunían los jóvenes a los cuales le colocaba los guantes, enseñándoles los pasos elementales de boxeo poniéndolos a darse sus guantazos, le enseñó el boxeo a la mayoría de los boxeadores de Barahona. Una anécdota que es bien recordar Frank Mesón, siendo un reconocido boxeador fuerte y joven, en el mercado público un burro tumbó a su papá este al ver eso, se molestó y le pegó una sola trompada que murió instantáneamente el burro.

MIANA VARGAS, que preparaba quipes y pastelitos vendiéndolos en las calles del Batey y del Pueblo, en momento que realizaba sus ventas aprovechaba para cantar e imitar a ese gran cantante Daniel Santos, presentándose él mismo como si fuera un locutor de la radio y decía: ¨VIRGEN DE MEDIA NOCHE¨, AHORA DESDE LA VOZ DE ALEMANIA, un momento con el inquieto EL Anacobero DANIEL SANTOS e iniciaba a cantar reuniendo decenas de personas para oírlo cantar. Tenía una forma muy peculiar de vestirse, usaba un bombo con dos antenitas en cada lado, unas medias largas donde introducía las piernas de los pantalones al estilo de los guardias, a más de 300 metros ya las gentes sabían que MIANA venia porque iba tocando la lata con el tenedor donde llevaba los pasteles.

SANTANA MELLA, (a) SANTANA, era un hombre serviciar y respetuoso, baja estatura, color oscuro, le faltaba el ojo derecho, el cuál perdió en un accidente de trabajo cuándo picaba una piedra a finales de los 70s, su vejez la paso en la casa de Doña Patria y Don Aníbal Pérez, que era el lugar donde se alojaba en una pequeña casita de madera, techada de zinc, SANTANA, se dedicaba a limpiar los patios de las casas, recoger basuras, hacer cualquier trabajo no forzosos, en ocasiones amanecía contento saludando a todos, entablando conversaciones con todas las personas, en otras ocasiones a nadie saludaba ni mucho menos le hablaba, tenía una forma de hablar muy particular, se le conocía como el hombre del mañana, porque todo el que le hablaba nunca faltaba de decir : MAÑANA ES LA COSA o LA COSA ES MAÑANA., se tienen algunas anécdotas de este personaje pero la mas escuchada es que en una ocasión: SANTANA, fue al Ingenio Barahona, al área del Peso de las cañas donde se encontraba el señor Anibal Perez, al llegar al lugar se puso a barrer y recoger las basuras juntadolas cerca donde había un trozo de leña prendido, al poco tiempo se propago un fuego, llegando el camión de los Bomberos llevándose a SANTANA detenido al cuartel de la policía, donde determinaron que tenían que enviarlo al (28), Manicomio, al llegar comenzaron hacerle algunas pruebas, lo mandaron con una lata sin fondo a buscar agua y cuando observo dijo: ¡¡ esta lata no tiene fondo !! nunca se llenara, ahí mismo determinaron que no era loco y lo enviaron nuevamente al Batey.

SIXTO MONTERO, (a), COLOGUI o COLOBUI, fue hombre de trabajo, humilde, de bajo perfil, muy conversador con aquellos que lo hacían con respeto, siempre llevaba una pequeña latica donde echaba sus alimentos, un radio pequeño de pilas donde escuchaba los juegos de beisbol y un saco vacio el cual usaba para recoger la basura cuando era contratado por cualquier persona para hacer algún trabajo de limpieza de patio, a pesar de su condición era un hombre que estaba actualizado en lo relativo al beisbol dominicano y de la grandes ligas, porque siempre tenía en su radio sintonizado los programas deportivos y las trasmisiones de los juegos. Algunos jóvenes de la época le inventaron un sobre nombre el de COLOGUI LA RATA, así le vociferaban estando el tranquilo sentado en su lugar preferido que era en la entrada del puente del Ingenio Barahona, eso hizo que un hombre tranquilo, humilde y de buen corazón, en ocasiones se transformara tirándoles piedras a todos el que le vociferaba, nadie recuerda haber visto a COLOGUI con zapatos puestos, siempre andaba descalzos

ESTOS PERSONAJES BATEYEROS Y OTROS SON DIGNOS DE RECORDARLOS

Anuncios

Dejar Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.