Expedición del 14 de Junio de 1959. Antecedentes y consecuencias.

Por Virgilio Gautreaux

Trujillo encabeza en Febrero de 1930 un Golpe de Estado contra el Presidente Horacio Vásquez y organiza un fraude electoral en Mayo de ese mismo año, basado en el uso de la fuerza militar y en el control de la Junta Central Electoral. Muchos de los que le siguieron en ambas asonadas, en pocos años, habían sido eliminados por el sátrapa y otros huyeron al exterior.

La década del cincuenta a nivel mundial se caracterizó por gran número de procesos de liberación que dieron al traste con el colonialismo en varias partes del globo. Asimismo, por doquier muchas naciones se despojaron de férreas dictaduras. En nuestro continente, a pesar del férreo control norteamericano en el marco de la Guerra Fría, crecía la agitación social de millones de latinoamericanos hastiados de gobernantes corruptos disfrazados de eficientes anticomunistas.

El viejo Tacho Somoza es ajusticiado. Juan José Arévalo encabeza un gobierno democrático, solidario con exiliados de varias naciones. La juventud latinoamericana, los intelectuales y su vanguardia liberal, se lanzaba a las calles y presionaba sus gobiernos para que retiraran el apoyo a los regímenes fascistas. Estados Unidos a través de la OEA, lucha denodadamente para mantener sus “aliados” en el poder, pero coyunturalmente fracasa en el empeño.

Caen regímenes dictatoriales en Argentina(1956), Colombia(1957), Venezuela(1958) y Cuba(1959). Trujillo se convierte sucesivamente en huésped de sus colegas Perón, Rojas Pinilla, Marcos Pérez Jiménez y Fulgencio Batista.

Luego de la revolución cubana, una oleada de fervor patriótico recorrió todo el continente americano. El rosario de dictaduras hilvanado por Washington bajo el manto de “muralla anticomunista” y la Guerra Fría, se resquebrajaba.

En Abril de 1959 se produce un desembarco de unos 200 guerrilleros en Panamá proveniente de Cuba. El 31 de Mayo y a principios de Junio de ese mismo año, dos aeronaves con más de cien combatientes nicaragüenses aterrizan en la tierra de Sandino y Rubén Darío a combatir la criminal dictadura de la familia Somoza.

Mientras parte importante del mundo se sacudía de sus cadenas, en la República Dominicana se mantenía paralizada la movilidad social y política. El régimen trujillista mediante una verdadera Gestapo mantiene atemorizada la población a nivel nacional, a la vez que realiza secuestros asesinatos y golpizas a los opositores. Una poderosa maquinaria de propaganda, adoctrinamiento y represión, mantiene atemorizado a millones de dominicanos. A su vez, los exiliados fuera del país también sufrían los zarpazos del tirano.

La llegada de Fulgencio Batista a República Dominicana huyendo de las tropas de Fidel Castro, así como los reclamos formulados en fecha 12 de Febrero de 1959 por el nuevo Gobierno cubano de que Batista fuera repatriado para someterlo a la justicia de ese país y la negativa de Trujillo, tensó notablemente las relaciones bilaterales. Al mismo tiempo, sucesos frente a las embajadas respectivas en ambas capitales, tornaron más enrarecido el ambiente. Finalmente las relaciones Diplomáticas se rompieron el 26 de Junio de ese año. Conflictos de otra naturaleza, pero reflejo de una tirantez mutua entre Venezuela y República Dominicana, habían tenido como resultado la ruptura de los vínculos con la patria de Bolívar, exactamente un día antes de la llegada de los patriotas por Constanza.

Para la segunda mitad de los años cincuenta y luego de 25 años de un férreo control del país, lenta pero paulatinamente comienzan a surgir en diferentes puntos del país células de opositores, la mayoría con limitado campo de acción, concentrándose en difundir noticias internacionales, escuchar programas de exiliados antitrujillistas y trazar planes de cómo terminar la dictadura. A estos movimientos responde la tiranía recrudeciendo sus acciones de infiltración en los grupos de oposición, combinado con extremas medidas represivas.

Con una efervescencia política recorriendo América, el exilio dominicano consideró pertinente el momento para el derrocamiento armado de la tiranía de Trujillo cuya duración llegaba a casi tres décadas. Es bueno ver la determinación de nuestros patriotas de Junio que a pesar de los inconvenientes y sabotajes nunca dudaron en venir a combatir uno de los regímenes más cruel y despiadado de la historia latinoamericana.

El sátrapa se preciaba de haber suscrito Convenciones en Ginebra y La Haya, en favor de los Derechos Humanos y el respeto a prisioneros de guerra, así como numerosos tratados mundiales y regionales en esta materia. Sin embargo, en el caso de nuestros patriotas, las decenas de expedicionarios capturados con vida fueron sometidos a bárbaras torturas y salvajes tormentos, especialmente fomentados por Ranfis Trujillo y su camarila. Es increíble lo benévola que ha sido la justicia dominicana (y la historia) con los chacales torturadores muchos de los cuales murieron tranquilos en sus hogares y los que aún sobreviven, nadie osa señalarlos con el dedo acusador. Algunos hábilmente se incorporaron a partidos políticos donde fueron bien recibidos (y reciclados).

Es destacable el tormento y el exterminio a que fueron sometidos nuestros compatriotas luego de ser capturados, lo cual marcó una notable diferencia con otras dictaduras igualmente criminales de la cuenca del Caribe. Trujillo y su hijo Ranfis, montaron toda una logística y seleccionaron un personal para manejar los prisioneros, los interrogatorios, los equipos e instrumentos de tortura, las matanzas y las diferentes modalidades de disponer de los cadáveres. Una infraestructura y organización-guardando la distancia-similar a la que tenían los nazis en sus campos de concentración.

Captura de pantalla 2015-06-14 a la(s) 21.42.49El régimen de forma triunfalista destacaba que había sido “el pueblo campesino” quien había derrotado y descuartizado a los expedicionarios, cuando en realidad la gran mayoría fueron apresados y exterminados en las ergástulas trujillistas, los centros de tortura de Cárcel de la 40 y del kilómetro 9. El pueblo dominicano desconocía cual había sido en realidad el trágico y doloroso final de los patriotas.

El gobierno del sátrapa desplegó todo su andamiaje propagandístico para resaltar su “aplastante victoria”, para inflar su fatuo orgullo y como forma de atemorizar a quienes se atrevieran disentir de sus actos. Por eso monta una gigantesca campaña de adhesión de todos los funcionarios, empleados, obreros, ayuntamientos, mujeres y el pueblo en general. Periódicos, emisoras, plantas de televisión, revistas y publicaciones del interior del país, cierran filas en una verdadera apoteosis nacional. En este contexto, repetir una y otra vez la versión oficial de los del r, se convierte prácticamente en una doctrina, acompañada de “testimonios” de campesinos que afirmaban haber combatido (y derrotado) expedicionarios con simples machetes, garrotes y hasta piedras !!

De esta forma, se crea y repuja el mito de “la victoria”. En este contexto, a continuación transcribimos algunas de las versiones que contribuyen-en apreciación del trujillismo-a fortalecer las bases del régimen:

Héctor Trujillo Molina (Negro), hermano del tirano fungía como Presidente de la República desde hacía varios años. El 27 de Febrero de 1960 rindió ante el Congreso Nacional sus Memorias, detallando las principales actividades gubernamentales correspondientes al año 1959. Al referirse a las expediciones de los patriotas, destacó las tensas relaciones existentes entre la República Dominicana y Cuba, especialmente luego del ascenso de Fidel Castro al poder. En su exposición detalló que el 14 y el 20 de Junio se produjeron dos intentos de invasión que habían tenido el apoyo de los gobiernos de Cuba y Venezuela, los cuales se produjeron sucesivamente en las zonas de Constanza, Estero Hondo y Maimón.

Continuó expresando que el primer contingente armado lo constituyeron 56 hombres que llegaron a la Villa de Constanza en un avión C-46 que ostentaba fraudulentamente las insignias de la aviación Militar Dominicana. Los segundos desembarcos ocurrieron en la costa norte del país. Ambos partieron-precisó-de la Bahía de Nipes en dos yates identificados con los nombres de Tinita (antigua Doña Rosa) y Carmen Elsa. En la primera embarcación venían 54 hombres y en la segunda 86.

Manifestó que los expedicionarios usurparon la bandera de los Estados Unidos de Norteamérica para sus fines agresores y que sus naves, habían sido escoltadas por la Fragata de la Marina de Guerra cubana Máximo Gómez. Igual protección le fue proporcionada por los buques de guerra cubanos Antonio Maceo y José Martí.

Más adelante dijo que los intentos de invasión fueron exterminados por las Fuerzas Armadas de la República, resaltando la “valiente, decidida y leal colaboración” en esas operaciones bélicas de parte de la población campesina del país, en respaldo del Gobierno.

Ampliando su exposición sobre el tema destacó que entre el armamento que fue capturado a los expedicionarios figuraban, además de considerable cantidad de municiones, fusiles automáticos belgas, “aportados por Venezuela”, y fusiles americanos ML, suministrados por el gobierno cubano; ametralladoras calibre 30 y 50, fusiles FAL y Garand, bazucas y carabinas 30 ML, pistolas 45 y revólveres 38.

A continuación transcribimos algunos párrafos de la Memoria del Ejército Nacional, correspondiente al año 1959. En la página No. 230 de este documento, encontramos lo siguiente:

MEMORIAS DE LA JEFATURA DEL ESTADO MAYOR DEL EJERCITO DE LA ÉPOCA

FRACASADAS INVASIONES A LA REPÚBLICA DOMINICANA

En fecha 14 de Junio, un avión tipo C-46 procedente de Cuba, aterrizó en el aeropuerto de Constanza, municipio de La Vega trayendo 56 sediciosos fuertemente armados, quienes desde el primer momento de su llegada al territorio nacional, fueron atacados, perseguidos, diezmados y aniquilados por fuerzas combinadas del Ejército Nacional y la Aviación Militar Dominicana, con la cooperación de civiles voluntarios.

La noche del 19 del mismo mes, y al parecer en combinación con el intento de invasión de Constanza, navegaban hacia el Este sobre el litoral norte del país dos lanchas Christ-Craft, denominadas “Tininia” y “Carmen Elsa”, procedentes de Cuba, enarbolando el pabelón norteamericano, escoltadas por las fragatas “José Martí”, “Antonio Maceo” y “Máximo Gómez”, de la marina cubana, conduciendo 150 invasores y gran cantidad de armas y municiones, que intentaban introducir en el país para subvertir el orden establecido en nuestra patria, llegando en la madrugada del 20 por las costas de Maimón y Punta Rucia, jurisdicción de Puerto Plata.-

Este intento de invasión fue aplastado de inmediato, habiendo sido destruidos todos sus participantes, así como las lanchas en que llegaron y ocupadas todas las armas que trajeron, por fuerzas del Ejército Nacional, la Aviación militar Dominicana y la Marina de Guerra, también con la cooperación de civiles voluntarios, quienes armados de machetes y palos atacaron y persiguieron sin tregua a los intrusos. En estas brillantes acciones nuestras Gloriosas Fuerzas Armadas pusieron de manifiesto una vez más el grado de disciplina y preparación militares, demostrando así la gran capacidad estratégica de nuestro querido Comandante en Jefe, Generalísimo Doctor Rafael Leonidas Trujillo Molina, Benefactor de la Patria y Padre de la Patria Nueva, quien personalmente dirigió las operaciones.

En estas operaciones bélicas murieron valientemente (31) soldados y desaparecidos (1) de esta institución, y resultaron heridos (26), cuyos nombres se detallan más adelante. Los invasores fueron exterminados en su totalidad, a excepción de (7) que fueron hechos prisioneros en la zona de Constanza.

Más adelante en la página 231 de la citada Memoria, encontramos la relación oficial de bajas (muertos, heridos y desaparecidos) de los tres frentes:

-EN LA ZONA DE CONSTANZA-

-MUERTOS-

No Rango Nombre Compañia
1 2do Ten. Sidney Rudy Suero Rosa 53ra
2 Cabo Arismendy Abreu Durán 18va
3 “ Severo Chávez y Chávez 45ta
4 “ Eleodoro Taveras Díaz 45ta
5 Raso Mario Ernesto Santos Mena 18va
6 “ Samuel Richardson Brito 45ta
7 “ Félix M. Henríquez Ventura 43ra
8 “ Luis Ant. Pérez Castro 48va
9 “ Aníbal Marte Tissol 18va
10 “ Carlos Montilla Reyes 18va
11 “ Gregorio Espinal figuereo 46ta
12 “ Ml. Ventura Núñez Castillo 46ta
13 “ Cristino Martínez Peña 45ta
14 “ Alfonso de los Santos A. 44ta
15 “ Wenceslao Encarnación P. 15ta
16 “ Ant. Domingo Díaz Durán 51ra
17 “ Faustino Figueroa Féliz 51ra
18 “ José M. Angeles Santos 51ra
19 “ Alberto Ortiz Quezada 20ma

Fuente: INFORME DEL AÑO 1959 dirigido al Jefe de Estado Mayor General Conjunto de las Fuerzas de Aire, Mar y Tierra, elaborado por el Jefe de Estado Mayor del Ejército Nacional-Pág. 231.

ZONA DE CONSTANZA-

-HERIDOS-

No Rango Nombre Compañia
1 2do Ten. William Páez Piantini 47ma
2 Raso Pedro Mejía Peña 48va
3 “ Rafael Alvarez Botel 48va
4 “ Julio César Mancebo 51ra
5 “ José Antonio Delgado 45ta
6 “ Pascual Díaz Medina 45ta
7 “ Bienvenido Figueroa Mañon 51ra
8 “ Aquiles Mercedes Banítez 51ra
9 “ Angel C. Pimentel Ortiz 33ra
10 “ Rafael Danilo Jiménez 28va
11 “ Cecilio Reyes Santos 46ta
12 “ Vicente Nero Castaños 28va
13 “ Confesor Lazala Araujo 22da
14 “ Antonio Plasencio Mendoza 34ta
15 “ José Lantigua Suriel 45ta
16 “ Valentín Almonte Martínez 51ra
17 “ Alfredo Rodríguez 49na

Fuente: INFORME DEL AÑO 1959 dirigido al Jefe de Estado Mayor General Conjunto de las Fuerzas de Aire, Mar y Tierra, elaborado por el Jefe de Estado Mayor del Ejército Nacional-Pág. 231

Captura de pantalla 2015-06-14 a la(s) 21.43.44-DESAPARECIDO-

1-Raso Raúl L. Wagner Encarnación, 53ra. Compañia

Captura de pantalla 2015-06-14 a la(s) 21.43.44

-EN LAS ZONAS DE ESTERO HONDO Y MAIMÓN-

-MUERTOS-

No Rango Nombre Compañia
1 2do Ten. Miguel A. Rodríguez Aybar –
2 Sgto Benjamín Chepard Miller 8va
3 Raso Gregorio Ant. Crisótomo U. 42da
4 “ Juan R. Ascensio de la Cruz 4ta
5 “ Hipólito Inoa Goris 42da
6 “ Eladio Pérez Heredia 29na
7 “ Rafael Herrera y Herrera 8va
8 “ Ramón Ant. Guzmán Torres 8va
9 “ Julio de Dios Valdez 8va
10 “ Emilio A. Estévez y Estévez 42da
11 “ Gregorio A. Crisótomo Peña 29na
12 Miliciano Luis Manuel Díaz Tejeda 53ra

Fuente: INFORME DEL AÑO 1959 dirigido al Jefe de Estado Mayor General Conjunto de las Fuerzas de Aire, Mar y Tierra, elaborado por el Jefe de Estado Mayor del Ejército Nacional-Págs. 231 y 232

-ZONAS DE ESTERO HONDO Y MAIMÓN-

-HERIDOS-

No Rango Nombre Compañia
1 Mayor Anselmo Pilarte 42da
2 Raso Gerónimo Peralta 42da
3 “ José Lora García 42da
4 “ Ramón Ant. Pérez Gutiérez 42da
5 “ Félix N. Peralta Martínez 42da
6 “ Ricardo Reyes Aybar 28va
7 “ Eladio de la Rosa Mateo 10ma
8 “ Lino Valdez Fernández 29na
9 Miliciano Luis Martínez García 42da

Fuente: INFORME DEL AÑO 1959 dirigido al Jefe de Estado Mayor General Conjunto de las Fuerzas de Aire, Mar y Tierra, elaborado por el Jefe de Estado Mayor del Ejército Nacional-Pág. 232

Conforme a los datos oficiales anteriores-de seguro manipulados-las Compañias del Ejército que más combatieron o que resultaron más atacadas por los expedicionarios, en la zona de Constanza, fueron las 45ta, la 46ta, la 53ra y la 20ma. En las Zonas de Maimón y Estero Hondo fueron las Compañias 42da, 8va y 29na.

En la Memoria de 1959 elaborada por el Jefe de Estado Mayor de la Aviación Militar Dominicana, dirigida al Sr Secretario de Estado de las Fuerzas Armadas, encontramos que en ese año la cantidad de aeronaves de la fuerza aérea estaba compuesta de la manera siguiente:

TIPO NÚMERO

Aeroplano Mustang P-51 32
American AT-6 41
Vampiros MK-1 19
Vampiros MK-5 17
P-47 18
B-26 5
Comander C-46 5
Helicópteros 5
Otros 12
Total 154
Fuente: Memoria AMD, 1959, pág 1.

Una Base aérea principal y otros nueve aeropuertos regulares tenía el país para ese año. Entre ellos se encontraba el pequeño aeródromo de Constanza, por donde arribó la nave aérea con 56 expedicionarios.

En la página 59 de esta Memoria aparece el siguiente encabezado:

NUESTRA PARTICIPACIÓN EN LAS OPERACIONES BÉLICAS DE CONSTANZA, ESTERO HONDO Y MAIMÓN

En la Memoria que esta Jefatura de Estado Mayor presentó el año pasado a ese Despacho se hizo incapié en lo difícil que resultaba la tarea de enmarcar en esa relación la multiplicidad de aspectos de una obra tan vasta como la que ha venido realizando esta institución como centinela potente y alerta de la paz de la nación, pero se señalaba que ella había desenvuelto sus actividades sobre la misma base de moral inquebrantable y de ejemplar disciplina que la han caracterizado desde su creación, continuando con el mismo ritmo los formidables avances que le han permitido convertirse en una fuerza de combate de primera clase, que sirve de ejemplo a instituciones de su género en la América de habla hispana.

Los sucesos de Junio y Julio de este año han confirmado plenamente ese concepto. Durante las operaciones bélicas llevadas a cabo contra los invasores de Constanza, Estero Hondo y Maimón, la Aviación Militar Dominicana, en una acción rápida y coordinada con el Ejército Nacional y la Marina de Guerra, acción dirigida personalmente por el Generalísimo Doctor RAFAEL LEONIDAS TRUJILLO MOLINA, Benefactor de la Patria y Padre de la Patria Nueva, que culminó con la destrucción total de las fuerzas lanzadas contra el país por el comunismo internacional, dio brillantes demostraciones de arrojo, pericia y coraje. Cubriéndose de legítima gloria, nuestros pilotos, mecánicos y personal de tierra no tuvieron tregua, conjuntamente con sus compañeros der armas, hasta que la sedición fue debelada y la paz restablecida.

Obviamente, a pesar del discurso oficial victorioso de la dictadura, el régimen por primera vez había sido confrontado militarmente en esa magnitud, por lo cual la contundencia política de dicho acontecimiento, afectó para siempre la conciencia nacional. La triunfalista lectura de los nombres de los mártires en la radio oficial, creó un efecto boomerang, pues fueron muchos los dominicanos que conocían las prendas morales que adornaban a muchos de los expedicionarios. Mayor también fue el efecto que tuvo las campañas de represión, persecución, apresamiento y torturas contra familiares y allegados de los héroes. Una ola de cancelaciones afectó centenares de dominicanos en todo el país por el simple hecho de tener algún tipo de vínculo con los patriotas.

El tirano sofocados los últimos reductos, emprendió una acelerada carrera armamentista que incluyó la compra de armamento, la construcción de nuevas infraestructuras militares y el reclutamiento de nuevos efectivos militares. Los desplazamientos masivos por aire, mar y tierra durante el periodo de enfrentamientos, junto a los gastos que originaron los masivos ascensos, se constituyeron en una pesada carga financiera. A esto se sumaron elevados montos en gratificaciones a campesinos y efectivos militares. El estado de alerta militar permanente, también tiene su contrapartida económica.

MOVIMIENTOS MILITARES EN 1959

ACTIVIDAD NÚMERO
Alistamientos como rasos 5,296
Ascensos 1,532
Realistamientos 1,048
Milicianos como rasos 2,442
Bajas por expiración alistamiento 1,329

Fuente: INFORME DEL AÑO 1959 dirigido al Jefe de Estado Mayor General Conjunto de las Fuerzas de Aire, Mar y Tierra, elaborado por el Jefe de Estado Mayor del Ejército Nacional-Pág. 348.

En los meses sucesivos el trujillismo desarrolla una vigorosa campaña que incluye cantos heróicos, merengues, poemas, concursos, mítines multitudinarios y desfiles de empleados públicos y de las empresas del tirano. Las caravanas y loas permanentes en los medios de comunicación, tienen el efecto de incrementar la soberbia del “Generalísimo” que ignorando la nueva realidad nacional y la situación geopolítica del continente, emprende una ofensiva general contra los desafectos a su gobierno, la iglesia Católica, Venezuela y Cuba, cuyo punto culminante es el atentado a Rómulo Betancourt en Junio de 1960 y el vil asesinato de las hermanas Mirabal en Noviembre del mismo año.

Apenas pasados seis meses de las expediciones de Junio de 1959, cuando el tirano y sus secuaces consideraban que su poder absoluto estaba en el cénit, para su asombro se descubre una gigantesca red opositora que abarcaba jóvenes y adultos de ambos sexos diseminados en toda la geografía nacional. Para colmo, el nombre que seleccionan los miembros de la entidad clandestina es en memoria de la gesta patriótica. La oleada de apresamientos-por la calidad de los arrestados-conmociona nuevamente el pueblo dominicano. Hasta la iglesia que era un soporte básico para el régimen, se ve compelida a trazar una raya de Pizarro contra un Estado criminal con cámaras de tortura y fuera de control en desmanes y represión.

Todos los hechos sangrientos acumulados en tres décadas, asilan al déspota y uno a uno los países del continente van rompiendo relaciones diplomáticas con la dictadura, a lo que suman un boicot económico. Cercado como una fiera herida, el déspota es ajusticiado el 30 de Mayo de 1961.

La desaparición física del Chacal de San Cristóbal no detuvo la maquinaria criminal del régimen, el cual se resistía a ser desplazado, recurriendo a nuevos y abominables crímenes, pero la suerte ya estaba echada. No había vuelta atrás.

Pasaron 29 largos meses desde que un avión cargado de patriotas descendiera en una aeronave en un atardecer en Constanza, hasta la huida cobarde de Ranfis Trujillo. Ese período de gloria y dolor fue necesario para poder desprendernos de una de las peores dictaduras del continente americano ……y del mundo.

Ese fue el gran aporte de los héroes. La República Dominicana no volvió jamás a ser lo que era. Ellos nos enseñaron cual era la senda de la libertad y su ejemplo de valor y sacrificio, preparó nuestro país para las futuras jornadas patrióticas. Pocos años después el pueblo se levantó y enfrentó los proyectiles que por aire, mar y tierra vomitaban las armas en manos de militares acostumbrados a las masacres trujillistas. La aplastante derrota de trujillismo militar en 1965, provocó la segunda intervención norteamericana para defender aquellos que habían sido tan leales a una de las dictaduras más feroces del mundo.

 

Anuncios

Dejar Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.