Monte Grande…a buen ritmo.

por Tomás Aquino Méndez

El metro del Sur luce indetenible. El sueño de los hombres y mujeres de la región Enriquillo está a meses de convertirse en realidad.

La espera ha valido la pena.  Las cantidades de líneas escritas. Los momentos de diálogo y convencimiento a legisladores y funcionarios , tendrán su recompensa.

Sentí una gran satisfacción al ver que los compromisos asumidos el pasado año, por el presidente Danilo Medina y el director del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos  (INDRI) Olgo Fernández, se han cumplido al pie de la letra.

Los dos túneles, de 6 metros cada uno, para desviar las aguas del rio Yaque del Sur, hacia lo que será el embalse de la presa Monte Grande, una de las partes más contundentes y exigentes de esta gran obra, están en una importante fase de avance.  Van en la etapa del encofrado en hormigon y para el 15 de marzo estarán concluidos. Esto significa que no ha habido momentos de descanso.  El compeomiso que asumiera Olgo Fernández de disponer tres turnos de trabajadores para poder entregar el proyecto antes de agosto del 2020, se ha estado cumpliendo de forma rigurosa.  En esta obra están cifradas las esperanzas de miles de familias de la región suroeste.

No solo de aquellas que serán beneficiadas de forma directa porque estarán reubicadas en poblados dotados de todas las comodidades y modernidades, sino aquellas que dependen hoy y han dependido siempre de lo que produce la tierra.

Las familias que viven en los poblados próximos al embalse de la presa y que en lo adelante se radicarán en el nuevo poblado de 400 viviendas seguras, tendrán escuelas, canchas deportivas, iglesias, politécnico, calles asfaltadas, energía eléctrica y terrenos para producir el sustento.

El área donde serán alojadas las familias, es otro de los puntos claves y a eso se avanza a pasos agigantados. El dinero, 15 millones de dólares, está depositado en banco y ahora en febrero se abrirá el concurso para la obra.

Ver crecer el fruto del esfuerzo de miles de hombres y mujeres en tierras fértiles que comenzarán a recibir agua y semilla desde la terminación de El Metro del Sur, la presa de Monte Grande, da una satisfacción que no puede ser descrita con palabras.

Lo que sí podemos decir, es que estamos satisfechos de cómo va el proyecto y, aunque muchas veces, como Santo Tomás, dudamos, finalmente la confianza ha sido recobrada y la fe nos ha dado la oportunidad de ver, casi concluido, este anhelado sueño de hombres y mujeres de Barahona, Bahoruco, e Independencia.  Pedernales, que no recibirá directamente las aguas para mojar tierras, también será beneficiada, porque el atractivo turístico de la región se elevará y quienes escojan esta hermosa región para recrearse, de seguro querrán disfrutar de todos los paísajes y bellezas de la zona, distribuidas en sus cuatro provincias y municipios. Monte Grande va muy bien…pero, seguimos vigilantes.

Anuncios

Dejar Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.