Adiós, a la vieja  oficina del guazarero

POR: ALEJANDRO SANTANA

No  sé si llorar de nostalgia, o celebrar de alegría por el desmantelamiento de la oficina de prensa del Guazarero, un lugar de trabajo que tiene su historia y desde donde se ha dimensionado al mundo una marca  y  el sueño  de un joven recién graduado de periodista.

Carlos Batista Corniel, desde  ese humilde cubículo, construido con grandes sueños y escasos recursos, sin proponérselo marcho delante de otros compañeros que juntos a él se graduaron hace unos cuatro años y que teniendo más posibilidades no pensaron en un lugar de referencia.

Lo de referencia lo destacó porque por ese humilde kiosco, han sido muchas las figuras que han desfilado para conocer lo que para algunos fue una locura de un campesino con muchos sueños, ideas y anhelo de posicionar a la Guázara como una marcha país.

Colegas comunicadores, soldados Norteamericanos, funcionarios, paisanos, familiares y amigos han desfilado a la Guázara para ver de cerca lo que con mucho orgullo Carlos llamó su oficina de prensa.

Yo fui de esos que con ganas  de observar de cerca la oficina de Carlos una buena tarde enfilé camino a la Guázara a patita, nunca había ido a ese lugar, pero el afán de ver de primera mano ese espacio de tanta referencia, tomé el camino y fue muy emocionante porque en todo el trayecto pude apreciar los encantos  del camino hacia la Guázara.

Hoy Carlos, inscribe un nuevo capítulo a su condición de periodista, modernizando esa oficina que más que una simple oficina de un comunicador se ha convertido en la biblioteca de muchos jóvenes.

Para cuando se termine, será oficialmente oficina de prensa y biblioteca donde muchos jóvenes del lugar podrán ir en busca de conocimientos.

No es fácil, pero la voluntad y decisión  acompañarán al guázarero  a cristalizar sus sueños de contribuir con los demás a ver si se hacen profesional con menos sacrificios que, el porque no tendrán que correr carretera, llegar a Barahona a escudriñar en un centro de internet donde hay que pagar.

La comunidad de la Guázara dista de Barahona 8 kilómetros que se recorren en unos15 minutos, pero si no se tienen los recursos para hacer la travesía la distancia es abismal.

El triunfo es para los atrevidos, leí un día, El guázarero ha sabido interpretar ese decir y por eso un día decidió hacer su oficina en madera, con tablas colectadas ,aquí y allí, dándole la importancia como si estuviera localizada en la torre más moderna porque desde ese lugar se ha proyectado lo que no se ha logrado desde oficina confortable, y desde allí ha nacido un nombre dimensionado ,convertido en marca país..El guázarero. Com. Un medio digital ampliamente leído.

Y ha sido a tal punto que Carlos Batista, el guázarero, es la figura más conocido como periodista de todos los egresados de su promoción,(con el perdón de muchos).

Me atrevo a asegurar que desde la Guázara, Carlos ha hecho tanto ruido que hasta en el Vaticano  tienen referencia de él.

La nueva oficina de prensa del Guázarero está concebida para construirse en block, con techo de concreto aunque esto último, podría no ser posible por los recursos que no alcanzarían hasta ahí, pero entiendo que hay tantas personas de buena voluntad que harían sus aportes para  que ese nuevo sueño se haga realidad y que a la hora de su inauguración también haya la contribución para que la biblioteca sea una realidad.

¡Adelante, Carlos!, los grandes sueños, anhelos, deseos, proyecto se construyen marchando decidido a lograrlo y tu eres un ejemplo a seguir. Desde la Guázara para el mundo tu eres la referencia..Yo me inclino ante ti, amigo, colega..

Anuncios

Dejar Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.