CORPORINO LÓPEZ NOS DICE ADIÓS, PAZ A SU ALMA

Por: Carlos Manuel Diloné/FAMILIA BATEYERA

Corporino López (Chichí), mi amigo de infancia, mi hermano de toda la vida, mi coterráneo, un verdadero luchador, que desde niño cargó con el peso de la responsabilidad social y se dedicó a formar toda una generación en el Play de Béisbol formando una liga que lleva su nombre, y que logró sacar de las calles a miles de jóvenes que hoy son hombres de bien, hoy nos dice adiós.

Su muerte nos lacera el alma y nos taladra los sentidos, siempre mantuvimos comunicaciones muy fluidas, hoy en el Batey Central se apaga una luz, hemos perdimos a un gran hombre, ojalá Dios se apiade de su alma y le conceda el descanso eterno.

Cuando éramos niños él decía que quería ser mi chofer, eran los tiempos donde yo cursaba la carrera de ingeniería en la UASD, y él trabajaba en el mercado con su madre Doña Mencita; con el tiempo formó su liga, yo le redactaba las primeras cartas para solicitar cooperación a varias instituciones, incluidas la Secretaría de Deportes.

Caramba Chichí, la vida juega su estratagema,  tan cercano a la partida de Fuche, es como si se fuesen juntos, mi hermano Corporino, tu legado está ahí, para mí seguirás vivo en mis recuerdos, espero que al pasar el tiempo reglamentario, se levanten las voces que reclamen tu nombre para el campo deportivo, en donde a tantos niños enseñaste a jugar béisbol.

MI AMIGO Y HERMANO CORPORINO LÓPEZ, DESCANSE EN PAZ.

Anuncios

Dejar Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.