‘NO’ AL PACTO

 

Un amplio rechazo continúa concitando en el país el Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular, propuesto por la Organización de la Naciones Unidas, y cuya firma está prevista para los días 10 y 11 de este mes durante una cumbre que se realizará en Marruecos.

Ayer se sumaron a los sectores que se oponen a que el gobierno dominicano suscriba el Pacto Migratorio, el aspirante presidencial Luis Abinader, y los partidos Revolucionario Moderno (PRM), Reformista Social Cristiano (PRSC), Dominicanos por el Cambio (DxC) y Fuerza Nacional Progresista (FNP).

También expresó su rechazo el secretario general del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), Tony Peña Guaba, aliado al gobierno, así como el alcalde por Santiago del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), Abel Martínez; el aspirante presidencial por el PRSC, diputado Víctor Ito Bisonó, y la Fundación Justicia y Transparencia (FJT).

Sin embargo, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) apoya que el país lo suscriba, pues su presidente, Manuel María Mercedes, entiende que se basa en el aspecto humano.

Abinader afirmó que la comunidad internacional tiene que entender que República Dominicana no puede cargar con la situación de insostenibilidad que significa el ingreso a nuestro país de una gran cantidad de ciudadanos haitianos irregulares.

“El gobierno debe transparentar lo que hay tras ese pacto y someterlo a una consulta nacional, como advierte el documento del PRM, dado a conocer por su presidente, el compañero José Ignacio Paliza”, dijo Abinader.

Mientras que el alcalde Martínez, en un discurso pronunciado durante un acto masivo celebrado ayer en Santiago, exigió que el país no firme el Pacto Migratorio, que a su juicio mancillaría la dignidad nacional y las conquistas logradas por las luchas y la sangre de nuestros héroes, y a la vez definir una política migratoria de control fronterizo y expulsar a todos los ilegales.

“Rechazamos rotundamente la firma del Parto Migratorio a todas luces servil, el cual mancillaría la dignadad nacional y nuestra soberanía”, dijo Martínez.

Asimismo el secretario general del PRD, Tony Peña Guaba, dijo en su cuenta de twitter @ tonypeñaguaba: “Hago un llamado como ciudadano dominicano a que no se firme dicho pacto y a la vez propongo a los que le duela la República Dominicano que a partir de lunes 3 de diciembre pongamos un lazo negro a nuestros vehículos o lo expresemos a través de las redes sociales poniendo una cinta negra”.

Tanto el PRM, PRSC, DxC y la FNP con sus dirigentes Pelegrín Castillo y Vinicio Castillo Semán, así como la FJT coincidieron con la propuesta hecha por el LISTÍN DIARIO, en su editorial del sábado primero de diciembre, que aconseja, no firmar el pacto.

“Si el gobierno dominicano firma este pacto migratorio, que consta de unos 23 puntos esenciales, estaríamos renunciando a nuestra soberanía, a nuestros principios y valores que nos legaron con sangre, sacrificio y dolor los padres fundadores de muestra Patria y eso no lo podemos permitir”, planteó el presidente del PRSC, Federico Antún Batlle.

Realidad dominicana

Expuso que las Naciones Unidas tienen que entender que la realidad en términos geográficos y especialmente fronterizos, de la República Dominicana, “es totalmente sui géneris, porque es de los pocos países en el mundo que comparte una misma isla, con dos pueblos que lamentablemente tienen raíces, culturas, costumbres y situaciones geopolíticas muy disímiles”.

Antún Batlle hizo un llamado a las iglesias, al empresariado, partidos políticos y todos los ciudadanos a que expresen su oposición a la firma de este Pacto, tras percibir que de firmarse, traería graves y catastróficas situaciones para la convivencia de todos los dominicanos.

En tanto que Ito Bisonó calificó como un grave error y torpeza que el país firme ese pacto, el cual considera contiene puntos imposibles de cumplir para la República Dominicana, entre los que citó educación, salud, seguridad alimentaria, servicios y trabajo.

El partido DxC, que preside el ingeniero Eduardo Estrella, sostiene que la República Dominicana posee su Constitución, sus leyes y reglamentos, los cuales, respetando la integridad física y los derechos humanos, debe aplicar para evitar que entren indocumentados de cualquier nacionalidad a través de nuestras fronteras y permanezcan en el país.

En todas las opiniones se defiende la soberanía dominicana y el derecho del país a trazar su política migratoria como aspectos principales para oponerse a que la República Dominicana firme el pacto, que propone la ONU.

Incluso se plantea que el Pacto Migratorio de las Naciones Unidas se someta previamente a una consulta popular a través de un Referendo, como lo contempla el artículo 210 de la Constitución dominicana, para ver si esa iniciativa cuenta con el respaldo de la mayoría.

SITUACIÓN PARTICULAR QUE TIENE NUESTRO PAÍS

La Fundación Justicia y Transparencia llamó a tener prudencia y a que se verifique que la situación particular de la República Dominicana es diferente a la de otros países. Consideró que ese pacto no es viable, porque no se puede continuar buscando medicinas generales para cuestiones particulares.

Su posición es que no se debe firmar, pero sugirió que en caso de hacerlo, se someta previamente a una consulta popular a través de un Referendo, contemplado en el artículo 210 de la Constitución, porque entiende que el pueblo no puede ser marginado ni ajeno.

“En el país se ha venido trabajando en una ruta crítica dirigida a desarrollar todo un andamiaje legislativo y normativo en materia migratoria, que hasta ahora viene dando resultado, que ha sido objeto del reconocimiento de la Comunidad Internacional, que haría poco necesario que se tenga que contemplar un Tratado de esa magnitud”, planteó el presidente de la FJT, Trajano Vidal Potentini.

 

Anuncios

Dejar Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.