Género y Políticas Públicas: Entre el decir y el hacer

 

Por Pablo Vicente

 

Las políticas públicas son herramientas fundamentales para impulsar las transformaciones hacia mayores niveles de justicia y de calidad de vida, además, de expresar la decisión política de los gobiernos de avanzar en la solución de los problemas de desigualdad que afectan a la sociedad pero de una manera muy especial a las mujeres. No es lo que se dice sino más bien es lo que se hace, reza un viejo adagio, y en materia de políticas públicas hay un gran  trecho entre el decir y el hacer.

 

En este sentido todavía hay un largo camino por recorrer para avanzar hacia una sociedad mas igualitaria especialmente en cuanto al fortalecimiento de las capacidades estatales para la puesta en marcha efectiva de políticas públicas orientadas a disminuir las brechas de género, diferentes iniciativas se han estado realizando en pro de eso, sin embargo, aún  hay muchos caminos por recorrer.

Las políticas de género basadas en la igualdad como horizonte y de principios hacen posible que las mujeres detenten mayor autonomía y poder, que se supere el desequilibrio de género existente y que se enfrenten las diferentes formas de desigualdad.

Indiscutiblemente tenemos temas pendiente en relación a la definición y puesta en marcha de políticas públicas basada en género, es necesario  seguir trabajando el tema sobre la garantía de la igualdad de derechos para hombres y mujeres, la no discriminación por motivos relacionados con el sexo, la garantía de esos derechos aparecen recogidos en un gran número de documentos aprobados en diferentes eventos internacionales. En ellos se reconoce la necesidad de que se ejerza la igualdad de condiciones entre hombres y mujeres, derecho que ha sido reconocido universalmente y que desde luego son  inherentes a la condición humana.

Establecer políticas públicas integrales con un enfoque de género es reconocer las realidades y necesidades de las mujeres, generar forma en la que las mujeres puedan contar con recursos económicos que les posibilite el sostenimiento de ella y su familia, y que puedan garantizar su alimentación, salud,  vivienda adecuada y la educación de sus hijos, entre otras.

Cabe destacar algunas de las conclusiones de la mesa de género en el marco del II Congreso de Municipalistas: Peng Sien Rafael Sang Ben. Agenda de desarrollo local siglo XXI: una mirada desde el territorio.  En la que concluyó diciendo, “El espacio público no es neutral. Las disciplinas que estudian la dimensión espacial reproducen la visión masculina y proyectan un sistema de valores en los que lo femenino no es representativo de valor. Short (1996) acuña el término “ciudad hecha por el hombre” como indicativo de la construcción social del espacio urbano y de la dominación masculina en el diseño y planeación, que refuerza los sesgos de género: los hombres como productores y controladores del espacio y las mujeres como reproductoras de tales estructuras que replican la visión masculinizada del espacio mediante el uso que hacen de éste.

Y continúan diciendo. “Los principios de planeación todavía asumen que el dominio del hombre es lo público, mientras que el de la mujer es lo doméstico y de esa manera el diseño y la planeación de muchos lugares públicos no se ha orientado a atender las necesidades de las mujeres; existe un desconocimiento de sus necesidades espaciales”. Destacan en sus conclusiones.

Por tales razones bajo ese esquema  tenemos grandes desafíos por delante, por lo que es necesario avanzar hacia la igualdad y para eso se precisa el rompimiento de de una cultura patriarcal, la definición y ejecución de políticas públicas que tomen en cuenta las necesidades y vulnerabilidades de hombres y mujeres durante todo el ciclo de vida, es necesaria  la revisión de las políticas y programas en ejecución así como la elaboración y puesta en ejecución de nuevas políticas, para combatir la discriminación y contribuir a crear una sociedad de mas iguales en la que hombres y mujeres tienen los mismos derechos.

Nada de eso tiene sentido si no se destinan los fondos necesario para convertir necesidades en verdadera políticas públicas, ¨Dime donde pones el dinero y te diré cuáles son tus prioridades¨

 

Pablo Vicente, Abogado y Gestor Social, es el Presidente de la Fundación Justicia y Desarrollo Local (FUJUDEL) y de la Red Latinoamericana para el Desarrollo Democrático (REDLADD) fujudel@gmail.com, @pablo_vicente

 

Anuncios

Dejar Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.