El Reto: Políticos Jóvenes VS Políticos Tradicionales en Barahona

 

por Emyl Feliz

La política en República Dominicana se resiste a evolucionar, Barahona no es la excepción. La verdad sea dicha, la mayoría de la gente dice aborrecer a Trujillo, pero el modelo Trujillista-Balaguerista está latente en el día a día de la vida republicana: abuso de poder, tráfico de influencias, amiguismo y enllavismo, nepotismo, corrupción, compra de conciencias, lobismo, lambonismo, sobornos e injusticias.

 

El caso es lamentable, ya que la mayoría de los ciudadanos ve esto como normal. Frases como: “eso siempre se ha visto”, o “siempre ha sido así” o “eso no es nuevo” quieren aminorar la severidad de estos casos. El tan famoso: “todos lo hacen” y “todos cogen (roban)” no se puede quedar afuera; con esto los que lo hacen mal se quieren justificar y echar a todos, mansos y cimarrones en el mismo saco, es cierto que muchos o la mayoría de los políticos son malos, pero no todos. Las generalizaciones nunca son buenas. En conclusión, al pan, pan y al vino vino; pero lo que está mal, ¡está mal y punto!

 

Dicho esto, vamos a identificar varios puntos, en los cuales los ciudadanos se deben apoyar y que todo buen político debe tener en sus cualidades:

Transparencia: lo menos que se puede hacer es, según indica la ley, mostrar las nóminas, contratos y como se maneja el dinero de las instituciones. También una declaración de patrimonio antes y después.

-Uso de recursos: esto va con la transparencia, el pueblo debe saber como y donde se invierten los recursos, se debe dar prioridad a obras criticas y que lleven mucho tiempo en carpeta.

-Contacto con el pueblo: la tradición cuenta que a los políticos solo se les ve en campana. Es imprescindible que los políticos tengan una oficina local, en la que los ciudadanos puedan acceder a ellos; también hacer consultas populares. Muchos hasta se mudan.

Trabajar para el pueblo: pongo este tema, que debería ser obvio, pero realmente los políticos trabajan para el partido, para un grupito, o para sus intereses que pueden ser los mismos de algunos empresarios malignos. Otro ejemplo, son decisiones y bloqueos que se hacen. Decisiones que nada aportan, muchas veces se gastan millones por ejemplo en una estatua o monumento que nadie usa o valora, y ese dinero pudo haberse empleado mejor.

-Continuidad: en dos formas, si algo que era bueno estaba en proyecto, seguirlo y finalizarlo. Lo otro, lo mismo de siempre, los políticos se creen que los puestos son eternamente de ellos. Cada uno debe cumplir su ciclo, cumplir las metas y retirarse honradamente o pasar a otro puesto.

 

Estas son algunas, quiero ser breve y siempre pretendo que los lectores puedan digerir mis contenidos de manera instantánea. Por último, voy a definir una situación que todo aquel que quiera meterse en la política debe tener bien presente. Me refiero a las viejas y malas costumbres, en este caso me refiero al reparto de dinero y la compra de periodistas.

Como sabrán, la mayoría de los diarios digitales y blogs de periodistas y de enganchados a periodistas (muchos que caen en la denominada “Prensa Negra de Barahona” bautizada por David Barahonero Ramírez).

 

Bueno, el reto es el siguiente: ¿cómo pueden desafiar y retar los jóvenes políticos, a los mismos personajes que han ocupado los mismos puestos por varios años en Barahona? Al parecer, si no repartes dinero y si no te anuncias en los blogs personales al parecer no tienes chance de competir.

 

Pero pongamos otro ejemplo, supongamos que te nombren en una posición, ya sea por tus capacidades y cualidades, o porque eres amigo del ministro o tienes contactos en el gobierno, o por todas las causas anteriores combinadas, cuánto tiempo podrás hacer libremente tu trabajo, antes de que aparezcan los aprovechadores, ¿avivatos y chantajistas para hacerte la vida imposible? ¿Cómo lidiar y romper con esa mala costumbre?

 

Anuncios

Dejar Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.