A PROPOSITO DEL DESARROLLO: AVENIDA CIRCUNVALACION INTERNA Y DESARROLLO DE BARAHONA (2)

por Rafael Matos Féliz

Por el Desarrollo Sostenible

La “circunvalación interna” se construyó sin derribar la pared de la UASD, debido a la oposición presentada por la familia universitaria. La obra cubrió una superficie aproximada de 28,000 metros cuadrados.

No se sabe cuándo Odebrecht la “abandonó”, pues al explotar los escándalos y las mafias de la empresa, Obras Públicas colocó letreros, indicando que la construcción era del ministerio. Con la iluminación y la arborización, eso está que pica y se extiende, pues hasta ahora nada da “pie con bola”; nada funciona.

De 68 luminarias, se apagó el 79%. Dizque se “repararon” y al parecer eso no sirvió. Después se optó por apagar todo el sistema, sin que nadie responda de ese desastre. En la arborización, plantaron 104 palmas en las aceras y en la isleta central, y en esta última, junto a las palmas se sembraron 92 Cicas. Además, en las aceras y entre palmas, sembraron Croton y se cubrió el resto con gramas. ¡Muy bien todo eso!

Luego se secó el 80% de las palmas y se siguen secando las que aún quedan. De las cicas se secó el 72% y otras están en muerte progresiva. Los croton se secaron todos. Luego sembraron uva playa y seguido, todas se secaron. Después sembraron guayacán y Maras o Barías y ya se observa el secado de algunas de ellas. Ahora se volvió a sembrar uva playa y maras nuevas  ¡Buen negocio!, ¿verdad?

En arborización se estila dar garantía para reponer, sin costos, las plantas que se mueren en cierto tiempo). En la circunvalación interna, parece que a nadie se le exige garantías sobre las intervenciones y como eso es dinero de los contribuyentes. ¿A quién le importa?   

Los drenes construidos, lo menos que hacen es drenar. Casi toda el agua corre por la avenida. Esperemos las consecuencias de ese otro desatino más adelante. Otro aspecto son los sedimentos que se depositarán en la ensenada de la playa Casita Blanca, lo que podría disminuir en el futuro la profundidad marina, llevando eso a encallar los barcos que van al muelle del Cayo.

Los cerebros que idearon la avenida son los más excelsos de todos los cerebros de la bolita del mundo, pues la misma aisló y puso de espaldas a los residentes de los sectores Respaldo Juan Pablo Duarte y El Laurel, cuyas calles se comunicaban con una marginal, que fue la vía propuesta para la “Avenida de la Salud” en el consenso para el Nuevo Centro Urbano

Las calles de la zona residencial se cerraron (excepto una) y ahora los residentes tienen que devolverse dando tremenda vuelta, dificultándoles salir del lugar. Se espera que en situaciones de emergencias (ir hacia un centro de salud o para entrar a la zona residencial en caso de incendio), no se conviertan en desgracias fatales por la tardanza para llegar a centros sanitarios, así como por la falta de acceso hacia la zona residencial si se necesita apagar un incendio.

La avenida se hizo sin posibilidad de ir desde la zona residencial hacia el malecón y sin acceso hacia la zona residencial, si se conduce desde la Avenida Luperón. Eso lleva a los usuarios de la vía a tomar la dirección contraria para llegar a cualquiera de esos destinos, aumentando los riesgos y las posibilidades de accidentes.

Nada controla la entrada o la salida en la circunvalación. En estos puntos, los choferes de vehículos pesados usan sus bocinas creando un ruido infernal y cuando intentan cruzar lo hacen, como diciendo. ¡Métanse pa` que vean!.. Se piensa colocar semáforos. Si estos equipos se instalan, debe disponerse de un personal de AMET, pues los motoconchistas no respetan ningún control del tránsito, en ninguna de las calles.

Esa obra se hizo a la brigandina, sin criterios técnicos adecuados y con falta de previsiones, para emergencias y desastres, facilidad de acceso, educación vial, drenajes, disminución de riesgos y accidentes, consecuencias, etc.  A este desastre, alguien tuvo la cachaza de escribir: “que esa obra está siendo ejecutada con los más altos requerimientos de la ingeniería moderna” y su queja fue: “lástima que los trinitarios de siempre, los que se oponen a todo, se hayan opuesto a esa obra”.

¡¡Hay que estar vivo para ver pendejadas y disparates!!

 

 

 

Anuncios

Dejar Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.