Queremos cosas buenas

Queremos cosas buenas

Tomás Aquino Méndez

tomas.mendez@listindiario.com

“Las cosas buenas si no se dicen, se olvidan”. Lo dijo el pasado miércoles el presidente Danilo Medina.  Los hombres y mujeres del Sur coincidimos plenamente con nuestro presidente. Por eso, aunque los trabajos no se detienen, seguimos hablando de Monte Grande. Estamos, paso a paso, atentos para que la obra no se detenga. Es un proyecto bueno, necesario, imprescindible y, hasta el día de hoy va muy bien.  No puede detenerse.

También creemos que, como dijo el gobernante, se está ejecutando en el país un trabajo “extraordinario”.

Pero… y siempre hay un pero. En el Sur queremos más cosas buenas para seguir pregonándolas. Entre esas cosas esta Pedernales. El mismo Danilo Medina ha dicho en más de una ocasión que “La hora del Sur ha llegado”. Refiriéndose al despegue definitivo y el desarrollo de la costa más hermosa del país.

Defendemos a Monte Grande, defendemos las circunvalaciones de San Juan, Azua y Baní. Apoyamos los programas de reforestación. La construcción de presas, aulas y carreteras.  Sin embargo, tenemos UN PENDIENTE.

Ese pendiente lo llevó el mismo gobernante a la Asamblea Nacional, en el año 2015,cuando dijo que: “El Sur no puede esperar más, mientras la mayor parte de sus habitantes vivía y sigue viviendo en la miseria. Por eso les digo que, ha llegado la hora del Sur”.

Aplaudimos. Sonreímos. Nos abrazamos y hasta lloramos de alegría. El tiempo pasó y las acciones para ver avanzar las manecillas del reloj hacia la hora esperada, parece que se detuvieron. Seguimos esperanzados y reclamando. Una visita SORPRESA en el 2017, nos devolvió la esperanza y la confianza.  El presidente llegó hasta Pedernales con ejecutivos de la firma Sunwing y en su presencia dijo en voz alta: “La región estará muy agradecida de este primer paso”.

Y allí todos dijimos que era el momento.  Atrás quedarían los conflictos por los títulos, las tierras y los obstáculos para lograr el despegue del Sur.

Sunwing es el más grande y diverso grupo de viajes de Norteamérica. Posee la tercera aerolínea más grande de Canadá con cerca de 50 destinos. Es, además, la compañía hotelera de más rápido crecimiento en México y el Caribe. Con ese background, todos concluimos en que no habría vuelta atrás. Pero no ha sido así.

Por eso, cuando el presidente visitó Pedernales hace un par de semanas y anunció un “inmenso programa de desarrollo agroforestal” de más de 7,000 millones de pesos, prometiendo incluir esta provincia, el brillo y la confianza retornaron entre los sureños.

Pero, hace cinco días, el ministro administrativo de la Presidencia echó otro balde de agua fría en  nuestras espaldas. Dijo José Ramón Peralta que: “Nosotros estamos esperando que la Justicia pueda dar un resultado final para poder comenzar a hacer la inversión y los contactos” ¿En serio. Y todos esos anuncios, presencia de inversionistas y compromisos anteriores? Creíamos que eso de las tierras estaba aclarado.

Atrás quedaron las resonantes palabras del presidente y casi sepultadas nuestras esperanzas. Presidente, queremos defender más obras en el Sur, entre ellas, el anhelado desarrollo turístico, económico y poblacional de Pedernales.

Anuncios

Dejar Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.