La Justicia Debe Ser Justa. Algo Anda Mal

Por Yorik Piña
Psicólogo clínico
Director del Programa de Reeducación Para Jóvenes Traviesos

Es necesario que la justicia dominicana sea más independiente. Que no este politizada. Que la política no entre sus manos en el poder judicial. No es un secreto que hasta ahora es así.  No se puede ser justo cuando se tiene delincuentes favoritos. El que roba un pollo y el que roba millones de pesos son ladrones los dos. Naturalmente, se tiene que tener la intención de robar, la intención para cometer el delito. Si alguien manipula un arma, sale un disparo y mata a una persona, es lógico que no había intención de matar a nadie.

 

 Programa de ReeducacionLa procuraduría General de la República debe intentar desmontar algo que se está haciendo muy frecuentemente: implantar drogas a los “delincuentes o personas que, sin haber delinquido nunca son un problema por lo que hablan y publican en los medios. Se quiere salir de ellos”. Se la implantaron a un dirigente de la marcha verde. Hace unos meses a uno de los jóvenes insertos en el programa de reeducación que se implementa en Barahona. Lo apresaron sin la presencia de un fiscal, los testigos tenían miedo de atestiguar y un policía todopoderoso le implantó 42 bolsistas de cocaína.

El trabajo que hacemos reeducando 40 jóvenes traviesos (todavía no tienen edad ni personalidad acabada para ser delincuentes. Están en camino ; pero no han llegado) se hace cada vez más difícil si las autoridades responsables de ello dañan la ayuda de organizaciones que tienen el mismo objetivo de luchar contra el delito y las drogas. Por que? Quien se beneficia de este estado de cosas? Quienes se benefician de los delincuentes? Nuestro trabajo es atraparlos antes de que lleguen a ser delincuentes terminados y reeducarlos. El trabajo de reeducar traviesos es un deber del Estado. reeducar es mucho más costoso que prevenir el delito y las drogas. Estamos haciendo la laboro que corresponde al Estado Dominicano.

 Y Ahora que?

Desgraciadamente las instituciones del Estado no sólo no hacen nada por hacer nuestro trabajo más fácil; sino que lo dañan cometiendo las injusticias que hemos mencionado más arriba. Por suerte algunas autoridades de la ciudad están conscientes de los que hacemos y ayudaron a resolver mínimamente el problema. Sigue siendo una injusticia porque el joven, a nuestro cuidado, no cometió el hecho que le imputó un policía sin fiscales y sin testigos.
Hasta que nuestra policía no sea más científica y deje de recurrir a mañas, perjurios, calumnias (que es un delito) y los que tienen poder político impidan que los que delinquen sufran el castigo que imponen las leyes, la producción de delincuentes a a seguir “su agitado curso”.

Solicité una entrevista al Presidente de la Suprema Corte de Justicia para presentarle la obra de mi autoría “Programa De Reeducación Para Jóvenes Traviesos” que no es más que un método de intervención probado hace más de 50 años. Los resultados están ahí. . Quería que intercambiáramos ideas de lo que se debe hacer para mejorar los métodos, hasta ahora utilizados y que no han “dado pie con bola”, porque lo creo un ser humano con muchos conocimientos con relación a las leyes y por su basta experiencia en los tribunales de la República.
Soy un psicólogo investigador, pertenezco a la comunidad científica internacional. Tengo 3 obras de mi autoría relacionadas con la lucha contra la delincuencia, que se distribuyen en amazon.com. Tengo experiencia de mas de 50 años bregando con adolescentes y jóvenes; pero no soy europeo ni he nacido en los Estados Unidos de América; pero siento que tengo mucha experiencia sobre las causas, las consecuencias y de como se deben prevenir los actos delictivos.
Recibí una llamada de la secretaría del Presidente de la Suprema Corte de Justicia informándome que el magistrado no me iba a recibir. Olvidé las razones.
Tenía la idea de solicitar una entrevista al Procurador General De La República y lo voy a hacer en estos días. Puede que sea una persona diferente y pueda lograr expresar mi punto de vista con relación a la delincuencia y ofrecer métodos con los que se pueda mejorar la “percepción” de la población.

 -Quizás el presidente Danilo Medina pueda tener interés en el tema y escuchar nuevos métodos para combatir el mal. Me parece que se están gastando muchos recursos en actividades sin ningún tipo de planificación. En mi libro “Delincuencia Y Latinoamérica” aparecen 5 métodos de intervención de psicólogos de diferentes países: Colombia, México y Perú. No puedo asegurar nada con relación a esos métodos de intervención. Lo que puedo asegurar es que el que expongo en mi obra que tiene una duración de 5 años, si tiene éxito. He reeducado en 10 años a 47 adolescentes y ninguno de ellos ha reincidido. No son ángeles; pero son entes productivos en la sociedad y no delinquen, respetan la ley.

Si se entrenan 15 voluntarios en cada municipio del país, en 5 años podrá sentirse más tranquilidad y paz en las comunidades dominicanas.
Un joven de Santiago, recluido en la cárcel de Rafey, parece haber sido víctima de maltratos, torturas y un intento de que se le implante bolsitas de cocaína en su expediente. La desesperación que muestra  puede ser un signo de que no está mintiendo y ya sabemos que se ha hecho una mala práctica implantar sustancias psicotrópicas a delincuentes y no delincuentes. Se ve una madre desesperada para que no hable porque entiende que va a tener problemas serios.
Puede que sea un delincuente. Eso es otro tema. Si ya está detenido, es someterlo a la justicia y que cumpla la pena que le imponga un juez. No hay que matarlo a palos  ni implantarle drogas. Que se someta a la justicia por el delito que cometió. Veamos el vídeo:
Este vídeo apareció en facebook y  esta es la nota que escribí: 
La justicia debe ser justa: castigar a quien comete un delito; pero absolver a quien no ha violado la ley.
Uno de los 37 jóvenes que tenemos en el Programa de Reeducación está pasando por algo parecido.
En mi libro “Programa De Reeducación Para Jóvenes Traviesos” se comenta sobre este asunto.
Muchos delincuentes andan en la calle porque tienen padrinos poderosos. Así no se va a resolver el problema de la delincuencia en este país. Nuestra justicia es, a veces, injusta. Solicite una entrevista al Presidente de la Suprema Corte de Justicia para presentarle la obra de mi autoría. Me llamaron para informarme que estaba muy ocupado en otros asuntos y que estaba fuera del país. Algo anda mal. Un policía no tiene derecho a implantar drogas a un delincuente ni a nadie. Tomen todos los cursos que sean necesarios para que hagan su trabajo como Dios manda.

Anuncios

Dejar Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.