Debemos implementar los "Carnavales barriales" en Barahona

 
Por David Ramírez
Debo admitirlo, estaba alejado de conocer las noticias o acontecimientos que a diario ocurren en mí adorada Barahona. Considero oportuno aclarar que no vale la pena explicar con mucho detalle en este artículo los motivos reales del porqué de mi autoexilio o autosilencio, pero me basta con decirle que estoy dedicado a menesteres más gratificantes y menos conflictivos.
Les cuento que el sábado en la noche recibí la llamada telefónica de un amigo de infancia informándome sobre la cancelación o dizque “suspensión” del desfile de nuestro carnaval que se iba a realizar el domingo pasado en el malecón y de paso él aprovechó para solicitarme que escribiera un artículo sobre esa situación.
Voy a salir de mi autosilencio, no para escribir sobre las mejoras y recomendaciones que los directivos del carnaval deben implementar en los preparativos u organización para que en el futuro no sea cancelado y sea un exito total porque ese tema ya lo he abordado en otros artículos (búsquenlo en Internet), pero mucho menos voy a perder mi tiempo metiéndome en la lucha de intereses económicos entre dos “vivos”, dos comerciantes de la política y perros hueveros (con el perdón de los perros), como lo son José Santana Olivero (Chino Video) y Melton Pineda (el bocón).
En vista de que la ciudad de Barahona ha crecido un poco en los últimos 30 años, considero que ha llegado la hora que los dirigentes comunitarios de los distintos barrios comiencen a plantearse seriamente la necesidad de fundar sus propios carnavales populares, no como alternativa o para competir con nuestro carnaval municipal (o mejor dicho, el carnaval de su propietario, Chino Video), sino para fortalecer los lazos sociales y la identidad de sus barrios.
Los carnavales barriales son fiestas populares, las manifestaciones culturales más genuinas de una ciudad.
Como escribí anteriormente, estos carnavales barriales no deben realizarse para competir con nuestro Carnaval Municipal, al contrario, dichos carnavales populares los fortalecerán, porque de ellos podrían surgir nuevas comparsas y grupos más representativos en materia cultural, eso en pocas palabras, sería a corto o largo plazo beneficioso para el desarrollo turístico de nuestra ciudad y/o provincia.
Los carnavales barriales tienen una particularidad especial que no tiene ni tendrá el carnaval del Ayuntamiento de Municipal de Barahona que se realiza todos los años en nuestro malecón: Convocar y unir a todos los vecinos de un barrio o sector alrededor de una identidad única.
¿Por qué motivo? Porque los carnavales barriales son fiestas populares, fiestas de vecinos.
Soy tan positivo y entusista con dichos carnavales barriales, que me atrevería apostar que de los posibles carnavales más exitosos o tal vez el más representativo en materia cultural en nuestra ciudad, lo sería un posible Carnaval en el barrio Villa Estela.
Un carnaval popular en Villa Estela , tiene todos los ingredientes necesarios para triunfar, no solo por tener una amplia avenida, como la Luperón (excelente para el desfile de comparsas y agrupaciones musicales) porque conecta con las principales vías de la ciudad y sus barrios más alejados, sino porque Villa Estela tiene como vecinos a otros sectores populares, como Las flores, entre otras particularidades que no existen en otros barrios de la ciudad.
El barrio Villa Estela tiene hijos valiosos, empresarios y dirigentes culturales activos o retirados que podrían poner en marcha o aunar esfuerzos para que dicho proyecto sea una realidad a corto plazo, como Bienvenido Matos Pérez, Luís Marino Matos Méndez (Luís Chilipa), entre otros.
Por David Ramírez (David Barahonero).

Anuncios

Dejar Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.