Las Ventajas de las Navidades Dominicanas

 
 
Por: Carlos J Vidal Lassis
 
La costumbre de celebrar el nacimiento de Jesús, el Cristo, viene de la narración originada en la iglesia Católica, Apostólica y Romana. Pudiese ser que hay versiones de dicho origen más precisas pero mi interés hoy no viene adornado con el rigor académico y objetivo que se acostumbra a esperar de cualquier aspirante a escritor como quien les ofrece de vez en cuando compartir sus ideas de muchos aspectos en la vida cotidiana.
 
Concedido que es aceptable mi afirmación, entiendo entonces, que es muy llamativo el ímpetu, la connotación, la algarabía, el alto contenido emocional, y hasta la pasión con la que muchas partes del mundo celebran año tras año el inefable momento del nacimiento del niño Jesús en el pesebre de Belén.
 
Particularmente se destaca nuestro país, la República Dominicana. Si bien es cierto que en todo el mundo cristiano demuestra fervientemente dicho festejo, esta media isla gira su principal desenvolvimiento económico en torno al mismo y personifica encarnando en su animo y actitud la festividad, reafirmando sus lazos amistosos y familiares. Hoy, más que nunca, con la ayuda de las redes sociales.
 
Indicamos mas arriba lo sugestivo e interesante de la espectacular  conmemoración pensando cómo esta relacionada de manera casi intima con las condiciones económicas de cada país y sin embargo, al comparar con otros países de mucho mayor desarrollo económico y social que el nuestro, resulta que no es igual, ni se goza lo mismo.
 
Hay quienes viven mas al Norte y aun así se las arreglan para más o menos igualar las celebraciones al ambiente dominicano  pero nunca es lo mismo.
 
Es que la abundancia y la frecuencia del sentimiento navideño en todos los estratos sociales, o casi todos, considerando los mas desposeídos, crea un ambiente muy especial, indescriptiblemente festivo, alegre, común, compartido, y mágicamente esperanzador.
 
Entonces aprovechemos estos días y demos gracias por las buenas venturas que hemos tenido en este año 2017 y preparémonos mentalmente para hacer del próximo 2018 un año mucho mas venturoso y tomemos algunos de los momentos de tranquilidad hogareña para pensar cómo aprovecharlo mejor en términos de nuestra salud física y familiar y nuestro quehacer laboral y económico, recordando que debemos construir para el futuro, el nuestro y el de los nuestros y también el de los demás. Eso fue lo que nos enseño Jesús el Cristo.
 
Les deseo a todos y todas una feliz navidad y prospero y saludable año 2018.
 

Anuncios

Dejar Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.