Waldo Ariel Suero, el de las huelgas medicas

 
POR: ALEJANDRO SANTANA
Pasará a la historia como el ciudadano que más ha apelado a ese recurso de protesta contemplado en nuestra Constitución cuando las acciones que anteceden no den frutos.
Waldo Ariel Suero, Presidente del Colegio Medico Dominicano en cuyas gestiones se han producido todas las huelgas que han paralizado los hospitales donde acu den los pobres de República Dominicana.
Satanizado y vitoreado, dependiendo de qué lado esté usted, para los pobres que acuden a un centro médico oficial cuando necesitan de atenciones, es un criminal, recibiendo igual valoración de los sectores oficiales que  se desempeñan en el área de la salud.
Las huelgas en los hospitales  pueden ser causantes de muertes, es una gran verdad, pero si nos enteramos que desde el oficialismo no se surte a los hospitales de las necesidades perentorias y se burla los acuerdos con el CMD, estaríamos de acuerdo que desde el Estado se mata a más pacientes.
Las huelgas convocadas por Presidente del CMD son motivadas por la falta de cumplimiento a acuerdos consensuados entre las partes, el gremio y los funcionarios del Ministerio de Salud.
Que las protestas en la mayoría de las veces sean por reivindicaciones económicas, es verdad, pero estas demandas se realizan siguiendo los pasos que dice la Constitución, peticiones, reclamos, reuniones, sensibilizaciones y todo  de manera pacificas.
Frente a los pliegos de demandas surgen compromisos oficiales que en la mayoría de las veces no se cumplen porque desde el Estado el cumplir con compromisos es ¡un tal vez!
Y es ahí donde vienen las protestas y el incumplimiento a lo que dice nuestra Constitución: El Estado es el responsable de la salud de la gente en todo el Territorio Nacional.
Si vemos las constante quejas de los usuarios de servicios en los hospitales en todo el territorio nos damos cuenta que desde el Estado se viola lo contenido en la Constitución.
Waldo Suero, el  “asesino“, ó Waldo, el gremialista que más ha luchado por las reivindicaciones de los médicos dominicanos debe ser nuestro punto de reflexión, no nuestra valoración.
Si a los funcionarios del Ministerio de Salud, si desde el Estado no se incumplieran demandas consensuadas no habría huelgas en los hospitales del país y a partir de ahí es que debemos hacer nuestras reflexiones frente a las tantas paralizaciones de servicios en esos centros.
Y si nos vamos más lejos nos daremos cuenta que en nuestro país para arrancar reivindicaciones al sector oficial hay que apelar a las paralizaciones, movilizaciones y huelgas sonoras, de lo contrario nada se logra.
Y no importa quien dirija los destinos del País, en todos los  periodos de gobierno para alcanzar alguna conquista ha habido que apelar al recurso de las huelgas, con Balaguer fue así, con el PRD y ahora con el PLD, es como si todos hubieran sido cortados por la misma tijera (de acuerdo a como dice un refrán popular).
Si desde el Gobierno se quiere frenar las protestas, sí se quiere  cumplir con demandas por salarios, por buenos servicios y reivindicaciones solo hay que frenar la corrupción que se lleva en las uñas el dinero del pueblo que pudiera ser empleado  para tener hospitales equipados y médicos bien remunerados.
Waldo Ariel Suero, el “asesino“, Ó Waldo Ariel Suero el gremialista que más ha luchado por las conquistas salariales de sus miembros, habría que valorarlo o dejar que la historia emita su fallo.
Como pasó con su abuelo paterno en Barahona que 45 años después la historia lo liberó  de una mal fundada acusación criminal.

Anuncios

Dejar Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.