De nada sirve tirarle piedras a los aviones

Por David Ramírez (David Barahonero).
Hasta ahora yo creo que no tengo enemigos personales. Que yo sepa todavía no ha abierto los ojos, solo amigos que me detestan o me odian por mis posiciones politicas, pero no pasa de ahí.
Algunos comunicadores de Barahona tienen un terrible problema, asumen posiciones que no les corresponden. Toman las cosas muy a pecho y hasta se abajan para tirarle piedra a quién o quienes critican al político o funcionario «que le da su moro«, como dice el argot popular.

Tomemos el caso del ayuntamiento Municipal de Barahona y la Gobernación. Ambas instituciones tienen sus relacionadores públicos, a quiénes se les pagan un salario para que aclaren y defiendan la gestión del funcionario (o su jefe), en los medios.
Ya se lo aconsejé a un amigo y espero que este consejo les sirva a otros. Tavito Suberví tiene un relacionador público, que es Elphis Pérez ¿Acaso ha visto usted a Elphis Pérez metiéndose como gallito loco en las redes sociales contradiciendo e insultando a otros comunicadores cuando atacan a su jefe? ¿Posiblemente usted nunca ha visto a la periodista Emma Pérez discutiendo como chusma y gentuza con las personas que critican al gobernador Peña Rubio?
Como comunicador usted no debe tomar partido en una pelea ajena, aunque usted trabaje en esa institución, salvo que sea su relacionador público o la pelea tenga algo que ver directamente con usted. Al entrometerse en una pelea ajena, usted como comunicador pierde credibilidad, su independencia entre su público queda entredicho.
El comunicador prudente conoce sus fuerzas y mide sus terrenos: No se abaje a tirarle piedras a los aviones que vuelan alto, porque al final quedará usted en ridículo, como un perfecto idiota frente a su público.Como comunicador búsquese su moro tranquilo y mantenga un bajo perfil.
 
Anuncios

Dejar Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.