Aprender a Desaprender

 

Emociones + Política = Decisiones Positivas/Negativas

 
Por Carlos J. Vidal Lassis
 
Sin complicar las cosas, nuestro cerebro tiene tres grandes funciones. Sobrevivencia, sensibilidad y conocimiento.
Se desarrollaron en ese mismo orden a medida que hemos evolucionado y este es un proceso que no termina, continua. (Por favor dogmáticos, esto no le quita su papel a Dios)
Al descubrir de la “Lateralidad”, que se refiere a las funciones de los hemisferios del cerebro y sus funciones de Lógica/Racional e Intuitiva/Creativa, hoy, ayudados por la tecnología, podemos pretender ser “profetas” de la conducta humana.
Estamos en mejores condiciones de saber cómo funciona nuestro preciado órgano y sacar provecho de este conocimiento.
Lamentablemente su uso no es necesariamente dedicado de manera exclusiva para hacer el bien, se mal utilizan para manipular y sacar beneficios, favoreciendo los intereses de quienes juegan manipulando con nuestros juicios, llevándonos a tomar decisiones que no nos favorecen ni nos convienen.
Ejemplos abundan. Tanto en la Republica Dominicana como en los Estados Unidos esta es una regla de comportamiento en la mayoría de los medios de comunicación, los partidos políticos, los dueños del poder económico y los gobiernos.
En Estados Unidos los medios de comunicación de habla hispana son un burdo ejemplo de esta manipulación generalizada para mantener su teleaudiencia, audiencia y lectores cautiva e ignorante de la realidad dedicándole atención a los hechos y temas que buscan dirigir para enajenar la población y mangonearla hacia donde le conviene a los dueños de esos medios y su grupos sociales.
En la Republica Dominicana lo mismo, aunque hay menos cohesión de los grupos económicos, sobresalen los partidos políticos y los medios de comunicación, que son un poco medidos, aunque han surgido recientemente algunos dirigidos a manipular la información hacia intereses inclusive de otros países. En estos, hay multitudes de elementos que sirven de bocinas de ampliación y enajenación con su falta de ética y objetividad profesional.
Aprender a desaprender es el paso que podemos dar para liberarnos de los efectos de la manipulación conceptual con la que nos bombardean continuamente.
Como en todo, lo único que puede darnos el verdadero libre albedrio, la libertad, es el conocimiento.
Hay que educarse propiamente, investigar mas allá de las letras impresas y las imágenes coloridas y atractivas y la vocinglería bullosa y engañosa.
No podemos nunca dejar de aprender, de educarnos, nuestro cerebro lo hace constantemente, evolucionando hacia donde solo Dios sabe cual será nuestro limite. Quizás faltan otras cortezas adicionales a desarrollarse en nuestros cerebros. ¿Acaso las imágenes que se han ido fijando en la mente colectiva de los alienígenas o extraterrestres no son de seres con una cabezota grande?, esto indicaría un cerebro mas evolucionado.
Tomar una decisión electoral en estas próximas elecciones puede que a algunos les resulte confuso. Sin embargo, pensando con frialdad, veremos fácilmente quienes tienen la posibilidad real de hacerlo mejor. Independientemente de que nos guste o no, yo particularmente no veo nada que valga la pena que me haga pensar que las alternativas de gobiernos que se presentan atraigan mi voto. No es mucha la diferencia entre uno u otro, aunque reconozco que ha habido cierta mejoría en este ultimo gobierno, claro, no lo suficiente.
Mientras no se originen cambios en el proceso electoral que elimine el arrastre partidario, donde cada Legislador, Alcalde, Diputado y Senador será responsable de sus actos y por lo tanto punible legal y electoralmente y se establezca la figura jurídica-política de destituir a quien lo haga mal, o meter preso al que robe o actúe como corrupto sin esperar que vengan las elecciones.
Es inaceptable, hasta para los mismos miembros de los partidos, la repartición de las candidaturas. Eso es CORRUPCION.
Las alianzas no deben ser por puestos, deben ser por compromisos para las reivindicaciones del pueblo, de la sociedad, no para beneficiar a nadie.
¿Porque tengo que aceptar un Alcalde que ni vive en mi pueblo?
¿Porque tengo que aceptar un Senador que no hace su trabajo?
¿Porque tengo que aceptar Diputados que nunca han hecho nada para ayudar a traer puestos de trabajos para Barahona?
Si los Barahoneros y Barahoneras decidiéramos votar dignamente, votaríamos por todo lo que no irrespete nuestro derecho a una representación digna en las posiciones que tengamos la posibilidad de determinar por nosotros mismos, no por las que otros que ni les duele Barahona decidieron para favorecer su intereses partidarios.
 
¡BARAHONA SIEMPRE!

Anuncios

Dejar Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.