El bien y el Mal

por Ramon Dandrade Fidanque
El Filósofo católico francés Jacques Maritain, estaba convencido que el tiempo  del ser humano es lineal, progresivo y siempre hacia adelante, en contraposición a otros pensadores que sostienen que el tiempo es cíclico, o sea lo definen como “un eterno retorno” ciclos que comienzan y terminan, pero que al volver a comenzar se repiten con características similares.
Es una paradoja que el ser humano tenga que repetir sus propios errores, sin embargo, ocurre con frecuencia.
Tomemos la teoría de Hannad Arendt, sobre la “banalidad del mal” intenta explicar las acciones de los seres humanos frente al eterno debate moral entre el bien y el mal.
Arendt, banaliza al mal argumentando que detrás de él no hay nada, “el mal desafía el pensamiento, solo el bien es profundo y puede ser radical” de alguna manera este pensamiento de Arendt justifica a San Agustín cuando en el siglo primero después de Cristo afirmó que el mal es una carencia de bondad y amor en el ser.
Asumiendo como cierto que el mar es una consecuencia de las carencias bondadosas del ser, entendido el ser como una alma de Dios y por ello bondadosa por naturaleza.
Pudiéramos afirmar que en este tiempo estamos experimentando un profundo vacio espiritual, no tenemos presente que estamos en este mundo con un tiempo determinado, estamos apegados a las cosas materiales más que a las cosas espirituales.
Nos hemos olvidados que somos la expresión de bondad y misericordia de Dios, pero no tenemos en cuenta a su hijo Jesús quien por nuestros pecados fue crucificado para librarnos de la muerte eterna, si testificamos que fue resucitado de entre los muertos Rom:10=9-10.
Gandhi dijo, que el cristianismo era perfecto pero que los cristianos no viven de acuerdo al cristianismo que decían profesar. Nos toca en estos momentos asumir el reto de nuestra fe y amor en el hijo del Dios Creador para ser triunfante de la vida eterna. Amen.
 
Ramon Dandrade Fidanque
Mienbro prominente de la Iglesia Presbiteriana de los Estados Unidos.
Anciano Gobernante (Presbitero) y Diácono de la Iglesia Fort George.
1525 St. Nicholas Ave. 186 St. New York 10033.

Anuncios

Dejar Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.