Las vacas que deambulan en Barahona tienen dueños con responsabilidad civil

POR ALEJANDRO SANTANA
 
BARAHONA:-El ser el dueño de las vacas que deambulan por las calles y carreteras de Barahona y que han causado muertes y heridas a ciudadanos que se conducen en motores y automóviles que han resultado accidentados, pueden ser demandados por responsabilidad civil.
Eso lo establece el Código Civil en sus artículos 1384 y 1385, que explica claramente que tan responsables son los propietarios de animales que causan muerte por estar deambulando por las vías de la ciudad o en las carreteras que conducen a varios destinos.
 
Si los familiares de personas fallecidas por algún accidente causado por esos animales, pueden accionar en contra de los dueños de estos, vacas, caballos, burros, chivos y otros, el asunto es identificar al animal causante a través de las estampas que cada propietario les coloca para identificarlos como suyos.
Son muchas las veces que esos animales realengos han casado heridas, muertes y lecciones permanentes a ciudadanos por  estar en medio en las vías públicas, o en su defecto luto y dolor a familiares de ciudadanos accidentados por esas causas.
Ahora que la Alcaldía ha tomado responsabilidad directa y decidido apresar nuevamente a esas vacas realengas, es oportuno que a cada dueño que acuda a reclamarlas se les ponga en conocimientos de esos articulados de nuestro código Civil, para que en lo adelante no aleguen ignorancia y estén conscientes de que la ciudad no es su potrero y que ellos por ser los dueños de esos animales son los responsables, de heridas, accidentes y muertes causados por estos.
La municipalidad entiéndase Alcaldía , siempre se dedico a apresar a los animales realengos a quienes llevaba a un potrero municipal, y entregaba cuando sus dueños pagaban una multa que al parecer resultaba irrisoria toda vez que esos dueños nunca se ocuparon de mantener en resguardo, encerrados.
El apresamiento se descontinuó, salió ganando la vinculación política, los favores y amistades y el resultado ha sido la muertes de ciudadanos que han perdido sus vidas impactados por esos animales, o vacas asesinas que andan sueltas en las calles y carreteras como si la ciudad fuera un potrero.
Habría que destacar que la presión ciudadana ha obligado a que se tomen las medidas pertinentes y otra vez esas vacas realengas están siendo apresadas, en las redes sociales ha habido un tremendo despliegue  de manifestaciones favorables por el apresamiento de varias vacas y se espera que no se imponga la politiquería, la amistad o la vinculación a funcionario para que este operativo no sea descontinuado.
Los ciudadanos que han perdido a algún familiar en accidentes causados por esas vacas y otros animales realengos que tomen conciencia de que tienen a su favor para accionar en contra sus propietarios la ley 1384 y 1385 que transfiere responsabilidad civil que recae en sus dueños

Anuncios

Dejar Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.