Historia del cuadro de la niña sacándose una "espina"

Texto: site museo de Costa Rica
La historia del cuadro de la niña sacándose una «espina» ( o por lo menos, esa era la creencia). Cuadro que estaba en la mayoría de las casas dominicanas, sobre todo en los pueblos, muchos años atrás.
La imagen de la Nigüenta representa a una niña que está sentada desnuda, extirpándose las niguas. La nigua es una especie de pulga (Tunga penetrans), muy pequeño, que se encuentra principalmente en campos cubiertos de hierba, cerca de lagos y bosques. Únicamente las niguas bebés (en estado de larva) afectan a los humanos y animales introduciéndose entre los dedos pulgares de los pies.

La Nigüenta representa al amuleto de la suerte por excelencia, según Dionisio Cabal. Llegó a Costa Rica a finales del siglo XIX, probablemente desde Europa. Su imagen se asemeja a la escultura del Niño de la espina o Spinario, una escultura de un niño desnudo que está extrayéndose una espina del pie.
Según la arqueóloga Ana Yensy Herrera en su obra «Aquellas Estatuillas que nos acompañan de mujeres, vírgenes y nigüentas», el origen de la Nigüenta puede estar relacionado con la representación de mujeres chamanes en la sociedad precolombina, las cuales jugaron un papel fundamental en la intercesión entre humanos y entidades espirituales; ellas también podían realizar sanidades por medio de dones naturales y de poderes otorgados por la misma sociedad.
Cualquiera que sea la razón por la cual se origina la Nigüenta, según Dionisio Cabal en Costa Rica se le conoce como un elemento que atrae la suerte; da protección a la casa al atarle cintas rojas; se obtiene bienestar familiar si se le amarran cintas amarillas y blancas; y da suerte en la lotería si se le coloca debajo un billete de lotería doblado. También se cree que se puede escribir un deseo en un papel y adherirlo a La Nigüenta para que este se haga realidad. También, al principio de cada año se le adjunta un saco pequeño con granos de arroz y frijoles, con el fin que provea suficiente alimento para ese año. Finalmente, se le coloca cerca una fotografía de un ser querido que, por cualquier razón, se haya ido, para que este regrese a casa. Como es el caso de otros amuletos, para que la Nigüenta funcione excepcionalmente, esta se debe haber sido recibida como un regalo de una persona apreciada.
 
Anuncios

Dejar Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.