Todos los días pudieran ser para recordar a don Antonio Méndez

 
 
POR. ALEJANDRO SANTANA
Los barahoneros de mi generación nacidos en uno de nuestros barrios tendremos siempre algún motivo para recordar a ese ilustre hombre de bien filántropo por convicción, solidario como el que más, oportuno en tender su mano amiga sin las fanfarrias de hoy.
Así a groso modo era don Antonio, el hombre sencillo humilde, solidario, el amigo de todos, nuestro paño de lagrimas que lo que hacía con su mano derecha no lo conocía su izquierda.
Hombre de convicciones revolucionarias, avanzado para su época y aunque de posición económica holgada, sencillo y humilde como el que más.
Recuerdo su firmeza frente a la dictadura de los doce años, conozco de sus encarcelamientos, persecuciones e intento de hacerlo cambiar de bando político, pero siempre se mantuvo firme, no claudicó.
Nunca le llamaron la atención los cargos sonoros, pero siempre estuvo en primera fila cuando se trataba de formar parte de alguna Institución que  luchara por el desarrollo de nuestra Barahona.
Cuantos de mi generación recuerdan a don Antonio Méndez, muchos levantaríamos las manos si la pregunta es en público, cuantos reaccionaríamos agradecidos de ser hoy profesionales, entiendo que todos los que nacimos en hogares humildes, pero que teníamos el interés de llegar a ser hombres de valores.
Fue un padre  para muchos, sus consejos fueron siempre oportunos y útiles, su gran virtud era su solidaridad manifestada amparada en el silencio.
A cuantos pagó sus estudios, a cuantos motivo y tendió su mano amiga cuando por alguna razón  pretendían dejar sus estudios.
Somos muchos los que hoy podemos decir, recibí la mano amiga de ese ilustre hombre de bien que nos socorrió en los momentos más difíciles cuando por razones económicas tan sólo pensábamos no seguir adelante.
Es posible que sus familias desconozcan esa parte solidaria de él porque lo hacía sin las poses y el protagonismo que hoy adornan a muchos falsos valores.
Todos los días son para recordar a nuestro Antonio Méndez, porque sus legados  están ahí a la vista de todos como manifestación a su visión de aportar al desarrollo de su provincia en la cual sembró su impronta visión de futuro

Anuncios

Dejar Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.