Hoy solo publicaré esta dedicatoria.

 

 
A mi padre:
 
A pasado el tiempo luego de tu partida,
y solo nos queda el recuerdo de un padre ejemplar,
que supo darnos lo esencial
para ser hombres y mujeres de bien,
de darlo todo sin esperar nada a cambio,
de que cada dí­a que vivimos es triunfo
y saber que el respeto y el honor se gana
cuando sembramos valores
 y tomamos el camino correcto
de la vida.
Predicaste siempre el amor al prójimo,
Respetaste nuestras decisiones,
Apoyaste nuestros deberes,
soñaste nuestros sueños,
y sentiste con orgullo el valor de la familia, 
porque tu hogar fue el sagrado refugio
De tu amor filial.
 
 Rendiste siempre Culto a la amistad,
cultivándola en cada momento,
en cada oportunidad
Que te dio la vida,
Impregnando el perfume de tu
personalidad bonachona y alegre.
Apasionado y altruista en tus proyectos
con aquellos que vieron en ti el guia
de sus sueños futuros
De fácil trato, voz fuerte y pasos firmes
te sirvieron para señalar el camino. 
Cuanto orgullo sentimos hoy tus hijos, nietos y
Todos aquellos que apreciaron tus grandes virtudes,
Dotado de una conducta intachable,
siempre dispuesto a ofrecer tu mano amiga
cuanto orgullo padre, cuanto orgullo
Anuncios

Dejar Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.