Definición y Desafío de la Familia

 

Orientación dentro de las complejidades de la vida moderna familiar

¿Como decidirnos para tener nuestros hijos?

 
 
Por: Carlos J. Vidal Lassis
 
Una familia se forma o se inicia desde el momento que un hombre y una mujer deciden procrear un hijo/a. Esto es un hecho indiscutible. La familia la constituyen el padre, la madre y el fruto de sus entrañas.
Similar que en la construcción de una casa, requiere primero una decisión y compromiso, luego una planeación y a consecuencia de lo planeado una ejecución, o sea gestación, que concluye con la procreación del hijo o hija. Precisamente, dadas estas condiciones, generalmente se verifica con el paso del tiempo los efectos positivos en la conformación de la familia y la calidad humana de esta. Aun a pesar de múltiples dificultades y malos tiempos la familia permanece y la prole crece y se comporta dentro de los lineamientos esperados e idealizados de la sociedad en que vivimos. Resultando en adultos responsables y bien estructurados física y mentalmente demostrando un desarrollo humano que luego, lo mas probable, se repite en sus propias familias y en la sociedad.
Ciertamente hay circunstancias y derivaciones de estas verdades, como cuando son otras condiciones, en que no se da el escenario ideal de una pareja tomando una decisión cuidadosamente y con toda la madurez apropiada de jóvenes adultos, Estas desviaciones, generalmente tienen un efecto diferente y hacen que se produzcan situaciones poco convenientes y hasta negativas.
Se pueden dar embarazos no deseados; algo que sucede comúnmente aun en parejas bien establecidas, por suerte, dependiendo de la formación hogareña de los miembros de la pareja, muchas veces, ese importante paso inicial puede estar ausente pero los demás escalones si se producen y dan resultados igualmente positivos.
 
Otros eventos son mucho mas traumáticos y de consecuencias imprevisibles que resultan negativos en muchos aspectos. A: Parejas disfuncionales e inmaduras en su relación que provocan muchas fallas y condiciones negativas con las que afectan muy negativamente el desarrollo físico-emocional de las criaturas. B: Violaciones.
C: Parejas con un nivel de ignorancia tan grande donde no hay formación ni ninguna forma de ordenamiento.
D: La conveniencia material o económica. E: Decisión unilateral de la mujer para retener o forzar la permanencia de la pareja. F: Unos que no los guía nada mas que los instintos sexuales. Hay mas similares e igualmente negativas.
Me pregunto como resulta en los casos de los matrimonios concertados por razones de uso y cultura, no conozco ningún estudio al respecto, aunque razono que el peso de una cultura actúa en todas sus dimensiones produciendo ciertos resultados aceptables dentro de los mismos parámetros culturales.
Estos escenarios descriptos mas arriba muchas veces producen resultados negativos a la larga o a la corta, como en la construcción de una casa fallas y vicios que hacen que la casa se derrumbe o se dañe y su función de vivienda no se da de manera eficiente. Es decir, hablando similarmente de la familia, los hijos no resultan o no funcionan física o mentalmente de manera apropiada.
 
Habiendo establecido estas importantes modalidades de la conformación familiar nos interesa ahora conocer mas detalles sobre cada uno de los pasos señalados en el proceso que llevan a la formación de una familia funcional y estable.
La decisión a que llegan las parejas de tener hijos son correctas cuando primero que nada es analizada y compartida. El análisis de las características de la relación en pareja conlleva a redefinirlas y evaluarlas para en caso de ser necesario modificarlas para ajustarlas a las mejores circunstancias propias y especificas de cada caso. De esta manera la pareja establece que tiene lo que requiere para procrear hijos, tanto en términos emocionales como en términos materiales y de salud. No es un proceso que puede recetarse de manera generalizada, como dije anteriormente, aunque el método esta indicado para aplicarse en todos los casos, necesariamente las particularidades deben ser tomadas en cuenta. Un profesional puede guiar pero la pareja es la que en todo caso sabrá aplicarla ajustada a sus necesidades.
Alcanzado este requerimiento, entonces cada miembro de la pareja de manera consciente, debe asumir la responsabilidad compartiendo la decisión en la que ambos simultáneamente y de igual grado se comprometen a satisfacer los exigencias que comprende la gestación y la crianza de su descendencia. Cuando este compromiso se internaliza, cada uno abraza la inevitabilidad del hecho colocándose íntimamente en la mejor disposición de cumplir.
No hace mucho al casarse la decisión descansaba mas en las condiciones sociales y económicas y tener hijos se entendía como algo normal, y consecuente del matrimonio o la unión de una pareja. No se consideraba tanto como el gran desafío como hoy día tenemos que percibirlo. Si desafío, así prefiero llamarlo, no usaría la palabra problema.
El reto si bien comprende una importante dimensión social amplia y compleja, comprende también una dimensión conyugal que encierra el aspecto mas humano y que es el de mayor peso. El famoso principio malthusiano del Crecimiento Exponencial, ( https://es.wikipedia.org/wiki/Malthusianismo), postula que la procreación ya no se debe ver ni procurar como algo incondicional, o algo automático en la unión de la pareja, ya que las condiciones sociales modernas originadas en la revolución industrial han impuesto una dimensión ambivalente cada vez mas creciente, donde tener hijos conlleva una pesada carga.
Podría decirse que hay un desarrollo deshumanizante que precisamente necesitaría de la capacidad humana misma de sobrevivencia para revertirlo.
En esta sociedad moderna con estándares de vida a un nivel que requiere muchos recursos para lograr el “bienestar ideal” existen variables que actúan limitando esa posibilidad: Alto costo de vida, la incorporación de la mujer al trabajo, grandes limitaciones en la vivienda, menos acceso a la “familia extendida”, servicios asistenciales con graves restricciones, presiones y demandas propias de la sociedad de consumo en que estamos sumergidos.
La pareja enfrenta la procreación con estas condiciones de vida dentro de sus posibilidades reales y concretas, cada vez mas aislada y con todas las complejidades propias de este acto de orden natural.
Hoy es muy común que los jóvenes dudan acerca de asumir un compromiso donde la procreación es vista como un obstáculo, por la incertidumbre que les crea no solo todas las variables mencionadas si no también las de la misma relación de pareja.
Los jóvenes se atraen y es de esperarse que la relación madure hasta el punto de ser capaz de asumir el atemorizante desafío pero tendrán que sopesar todos los aspectos posibles y previsibles del hecho de procrear hijos dentro del amalgama social al que pertenecen; cosas que van desde el ajuste apropiado de la relación de pareja per se, pasando por importantes detalles como después de decidir y planear, asegurando como podrán enfrentar los desafíos antes mencionados, cual medico elegir, cuales características de ese médico deben procurar saber, sus métodos, su historial, como llevar el proceso de gestación, los cuidados necesarios, que tantas eco-sonografías hacer, preparación pre-parto de la madre, ejercicios, vitaminas, que tipo de cuidado natal se proveerá, circuncisión se hará o no se hará, cuando, cuidados postparto, vacunas, si o no, cuales, en fin múltiples asuntos que ver, evaluar, decidir, rechazar, aceptar, prever y preveer, etc., etc.
Finalmente, vendrían a considerarse las situaciones de crianza y educación dentro de los márgenes que las condiciones sociales y económicas les permitan, que estimadas aquí en grandes pinceladas, se requiere a la pareja una comprensión correcta de los aspectos del desafío de vida que abarcan diversos niveles y ámbitos para que puedan asegurarse un camino armonioso y productivo en términos de las aspiraciones de modalidad de vida que quieran vivir ellos y hasta donde quieran asegurarles a su progenie.
La amplitud del tema tratado es mucho mayor que la que pueda acomodarse en un articulo extenso como este. Pero básicamente se esbozo una problemática que muchos jóvenes demandan orientación y pocas veces esta asequible o disponible. Posteriormente seguiremos tratando otros aspectos pendientes.
 
 
 

Anuncios

Dejar Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.