La incidencia de la familia Coiscou en Barahona

Dr. Wilson Gómez Ramírez
Dr. Wilson Gómez Ramírez
por  Wilson Gómez Ramírez/ fuente: ARMARIO LIBRE
En los orígenes de conformación de Barahona aparece como una de las familias que contribuyeron con su perfil  como ciudad y sentaron plaza en ella figura una integrada por los esposos Sylvain Coiscou y Policena Carvajal. Don Sylvain, figura entre los barahoneros que donaron terrenos donde quedó enclavada la ciudad de Barahona.
Uno de los hijos de Sylvain Coiscou y Policena Carvajal fue el doctor Rodolfo Coiscou Carvajal, considerado como uno de los más elevados maestros de la medicina dominicana, quien nació en Barahona en el año 1867.
El doctor Coiscou Carvajal fue alumno de Eugenio María de Hostos en la Escuela Normal de Santo Domingo y luego se trasladó a París, Francia, donde realizó sus estudios de medicina, regresando al país e incorporándose de inmediato a la Universidad de Santo Domingo como catedrático de la Facultad de Medicina, donde enseñó Botánica Médica, Pediatría y otras materias.
Este prestigioso galeno formó familia con Altagracia Henríquez, una de las primeras maestras normales graduada por la insigne educadora Salomé Ureña de Henríquez.
Se recuerda a este profesional de la medicina con las características propias de los más genuinos miembros de esta noble familia: apacibles, bondadosos y  con una inocultable vocación musical; en el caso de las mujeres de esta familia, por lo general resultan arrebatadoramente impresionantes, su pelo lacio, negro, ojos luminosos y un color de la piel con acentuado color canela.
Cuentan en sus crónicas los que le conocieron que “vaciaba sus conocimientos en la cátedra evocando el rumor de los maestros franceses que con justicia admiraba”. Como miembro genuino de esta familia ¡no podía fallar! Tocaba muy bien el piano, y, como buen barahonero, corría por sus venas la poesía, así escribió lo que llamó versentimentales: “El Licor de mi Fiesta”, no hay dudas, por este título se intuye que era un buen Coiscou.
Fue “médico en Jefe” del antiguo Hospital Militar, médico del Hospital Padre Billini, Decano de bla Facultad de Medicina de la Universidad de Santo Domingo, Presidente del buró médico de la Cámara de Diputados y de la Junta de Defensa Nacional, en 1916, Presidente del Ayuntamiento de Santo Domingo y Consejero de la Embajada de París.
Se retiene que cuando falleció en la capital, el 5 de octubre de 1933, su sepelio constituyó una sentida manifestación de duelo en todo el país y, en particular, en la colectividad barahonera.
Como se sabe, al finalizar el año 1917 se produjo el grosero desembarco de fuerzas norteamericanas de ocupación en Barahona y se instalaron de manera arbitraria en el sector La Playa, frente al local del Lic. J. Julio Coiscou.
 
De esta familia surgen otros miembros distinguidos como José Miguel Coiscou Matos, quien está acreditado como uno de los jugadores dominicanos primeros en ser firmado por los Yankees de Nueva York, en 1956.
No se puede obviar el Trío Coiscou, compuestos por hermanos, verdaderos jilgueros que supieron conjugar las cuerdas, los sonidos y el tiempo con la amistad y la decencia ciudadana.

Anuncios

Dejar Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.