Se conmemora este lunes el 43 aniversario de la muerte del grupo Los Palmeros

B0DF578C-F546-4E5A-A6B0-073AAA7F49E3.jpg__600__450__CROPz0x600y450SANTO DOMINGO.- Este 12 de enero se está conmemorando el 43 aniversario de la muerte en acción bélica, de las cuatro figuras más destacadas del Grupo revolucionario Los Palmeros o Comandos de la Resistencia, uno de los tantos contestatarios al régimen presidencial del doctor Joaquín Balaguer, en sus primeros doce años de gobierno.

Amaury Germán Aristy, Virgilio Perdomo Pérez, Ulises Cerón Polanco y Bienvenido Leal Prandy, un 12 de enero del año 1972, luego de evadir una tenaz persecución de agentes de inteligencia del gobierno, penetraron a unas cuevas del kilómetro 14 de la autopista Las Américas, de la capital dominicana, desde donde se vieron obligados a defenderse del ataque de todo tipo de artillería de guerra que puso en ejecución el Ejército criollo, auxiliado por los Estados Unidos de Norteamérica.

 El cuarteto de jóvenes idealistas de una patria gigante para todos, aunque sin contar con armas de fuego de gran calibre, repelieron a las fuerzas militares regulares, para caer abatidos al cabo de alrededor de 12 horas de fiero y desigual combate.

 Relatos llevados a las páginas de ensayo testimonian que, La Chuta y Cerón Polanco, fueron los primeros en ser eliminados. Mientras que Amaury y Virgilio, tuvieron que quedarse a combatir a gran parte del Ejército Dominicano que al decir de los escritores, sobrepasaban los tres mil.

 La narrativa describe que, en el ataque contra los cuatro jóvenes, se emplearon fragatas, aviones y cañones de largo alcance, para unas doce horas después, terminar con otro noble intento por la democracia, respeto a los derechos humanos y libertad, encarnada por la convicción y sacrificio de parte de lo más sano de la juventud de ese momento.

 ¿POR QUÉ ERAN PERSEGUIDOS?

 Para los líderes de los líderes de los diversos grupos de izquierda de la época, era bien sabido que, Amaury Germán Aristy era el contacto en el país de la guerrilla que preparaba en Cuba el coronel Francisco Alberto Caamaño. En ese tenor, como líder de Los Palmeros o Comandos de la Resistencia, había viajado algunas veces a Cuba en planes de programación con Caamaño.

Se recuerda que, aunque muy joven, Aristy se había destacado durante la revolución de abril, donde combatió en las calles de Ciudad Nueva, junto a otros constitucionalistas. Por lo que siempre tenía tras de sí a los organismos de inteligencia del Estado Dominicano, al igual que de la Central de Inteligencia Americana (CIA), hasta desembocar en el trágico desenlace de las cuevas de la autopista Duarte el 12 de enero de 1972.

Autor: HILARIÓN ISALGUÉZ/ EL NUEVO DIARIO

Anuncios

Dejar Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.