Leonel y el poder

70D7BF5A-861A-448E-ADC1-63B0F88A0F8E.jpg__680__460__CROPz0x680y460por Luis Encarnación Pimentel/ fuente: Listin.com.do
encar-medios@hotmail.com
El acto de este domingo en San Souci en favor del doctor Leonel Fernández puede que, además de servir de plataforma para que el exgobernante se postule en el 2016, venga a desmontar y desmentir los niveles de rechazo que voceros de la oposición, enemigos gratuitos y sectores de la sociedad civil cebados en su contra le atribuyen al presidente del PLD.
Quienes ven en ese elemento de manejo mediático y hasta en la popularidad del presidente Danilo Medina el mayor obstáculo a vencer por el doctor Fernández para ser de nuevo el candidato morado, parecen ignorar, primero, que próximo a éste dejar el poder tenía una aprobación de un 74% en las encuestas y, segundo, que todas las últimas muestras publicadas arrojaron que el tres veces hombre fuerte del Palacio le ganaría en el 16 a Miguel, a Hipólito, a Abinader y a cualquier otro candidato que llevare la oposición.
Como todo líder que despierta pasión y odio, es  lógico que contra Leonel Fernández se levanten más voces en contra de las que pudieran rechazar a aspirantes internos que no alcanzan el 6% de respaldo, o a los de partidos de oposición, que, por estar divididos o por ser pequeños, tienen poca posibilidad de llegar al poder.
Asimismo, el hecho de que  Fernández tenga voces e intereses que le adversen, y se proponga cerrarle el paso, no significa ñy es lo que se ha querido vender- que los votos no le den para volver a ganar y que, con Danilo con un impedimento constitucional en lo inmediato, no sea la mejor opción para el PLD seguir gobernando. Otro argumento muy repetido, pese a lo pobre (sus autores no parecen reparar ni en lo que reiteradamente han dicho los números en las urnas ni en lo que reflejan “los vientos” en torno a Leonel) es el que una candidatura de Fernández “unifica a la oposición” en su contra. ¿Y cuándo no ha sido así?
Que conste que aunque Leonel sea “tormento” especial de algunos, porque al saberlo hábil  y activo lo ven como su peligro, en el fondo la inquina es contra el PLD, aunque el candidato fuera el hoy aplaudido Danilo Medina.
De cumplirse lo de un ”frente” contra el PLD y su candidato, sería “hacer lo que siempre se ha hecho”, ahora cambiando los votos de un sector salido del PRD por los de parte de una izquierda fragmentada, que, como quiera, nunca han sido suficientes para hacer una mayoría, decidir y ganar el poder. ¿Entonces?
Anuncios

Dejar Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.