Volver al teclado

Carlos001-crop1Por Carlos J Vidal Lassis
“Hay tres tipos de personas. Los que hacen que las cosas pasen; los que miran las cosas que pasan y los que se preguntan que paso” – Nicholas Murray Butler
Aunque las circunstancias influyen y hasta obligan, la voluntad de hacer es la presencia del carácter y la personalidad en el ser humano. Asumir una labor, cualquiera que sea, requiere la decisión e integridad para completarla.
Las contrariedades o las inconveniencias, así como también las distracciones fruto de necesidades de recreación, o restauración de salud, o simplemente el disfrute simple de la vida; siempre surgirán impidiendo o entorpeciendo el logro de las metas y propósitos humanos.
Lo importante es saber y querer volver y de ser posible mejorar.
La pasión de expresarse sirviéndole de alguna manera a quienes nos leen, se satisface solo cuando se escribe con la genuina intención de hacerlo a través de decir la pura verdad, aunque a veces hay que decirla con “paño de seda”, o de manera “diplomática”. Nunca tergiversarla. Eso no es de gente seria ni de nadie que se respete. Si por causa de una mala información quien escribe incurre en ese tipo de error, de alguna manera debe enmendarlo o admitirlo.
¿Porque escribir de estas cosas?
Es ya muy notoria la presencia de los aspirantes a candidatos partidarios e independientes por las posiciones electivas en los medios, las discusiones, los grupos, los preparativos, sondeos, actividades barriales y las ambiciones políticas retoñan dándole un matiz típico y pintoresco a nuestro ambiente nacional y local.
Muchos son grandes y entrañables amigos, pero no siempre se comparte los puntos de vistas y muy comúnmente surgen cuestionamientos que pueden ser validos o no sobre ellos o las personas que les rodean o al partido o grupo partidario que les respalda. De ahí que salen constricciones para poder articular un apoyo o rechazo a esas aspiraciones autenticas de nuestros relacionados.
La formula para resolver este problema es no dirigir criticas o elogios a nadie en particular, si es que se quiere permanecer fiel a los principios de objetividad a que están obligados los que escriben o se expresan de algún modo en los diferentes medios. Lo contario es la parcialización.
Ahora bien, con quien es ineludible ser parcial es con el publico. El soberano pueblo dominicano. Parcialidad que consiste en dicha objetividad y vertical veracidad al comentar, informar, analizar y criticar a cualquiera de las acciones, promesas desproporcionadas, creación de ilusiones, demagogias sin sentido y propiamente estúpidas y fuera de contexto.
Finalmente, ante una candidatura con propuestas concretas, alineadas a los estudios de necesidades y los planes de desarrollos ya elaborados, tomando en cuenta los recursos disponibles y potenciales y la integración de las entidades grupos y personas con las capacidades y destrezas que se requieren para la ejecución de una plataforma de gestión dirigida a resolver dichas necesidades y grandes problemas e inclusive con algún tipo de compromiso de responsabilidad legal o moral que pueda responder ante el incumplimiento. Con una candidatura así es ineludible, vuelvo y repito, ser parcial porque es una parcialización con el pueblo.
Ojala y podamos ver una de estas proposiciones.
 
¡BARAHONA SIEMPRE!

Anuncios

Dejar Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.