Matos Pérez y Sombolo… futuros Regidores!

10505611_1471704349737396_7805047079608028863_n-checker
Por: Alcibíades Escalante
En días pasados, me ha tocado leer en las redes sociales, una nota en donde mis viejos y queridos amigos, hermanos y compueblanos por demás, lanzan la pregunta a sus contactos de Facebook, de cómo ven la idea de que ellos aspiren a regidores.
En mi caso particular y por la relación que a ellos me une, tengo la confianza de percibir en su pregunta, como si estuvieran pidiendo permiso para lanzarse al ruedo político y hacer algo que por derecho a ellos les pertenece como ejercicio heredado por el bien hacer de sus vidas correctas.
Matos Pérez, mi amigo, la Tutulúa como en ocasiones le llamo por la exquisita confianza que su amistad me confiere y Gustavo Antonio Díaz Féliz, mi viejo y querido amigo Sombolo, símbolo del folklore y la cultura… de trabajo en nuestro pueblo.
A ellos los he visto caminar por las tantas calles de mi pueblo, cual soldados fieles de las mejores causas.
A Matos Pérez, a quien he visto en tantas y tantas ocasiones, prestar sus pasos para que nuestro pueblo camine. Le he visto usar sus manos, para izar con fuerza tantos y tan nobles propósitos. L e he visto usar sus hombros como soporte para tantas causas justas y su voz siempre firme y coherente, potente por demás y a todo pulmón, ha servido cual trabuco de Mella como la clarinada de alerta ante hechos y causas injustas, que usando su voz como herramienta de guerra, ha sido el ideal instrumento para contener, conseguir, aportar y sumar con sus mejores pretensiones.
Sus palabras cultas, justas y apropiadas le han servido siempre como un Don especial, ese que ha sabido construir a través del intelecto con el cual cultiva su caminar.
Sombolo, un líder cultural, de naturaleza llana y forjado bajo el sudor de sus andares, cual atabales sonoros va por la vida dejando sus folclóricas notas de correctas acciones, y como protagónico actor, va marcando con acompasados ritmos sus hermosos y largos trayectos al andar.
Que podemos esperar de quienes ya nos han demostrado cuanto pueden aportar, tienen años, décadas caminando en esa dirección y si han estado ahí aportando, por qué no han de hacerlo… una vez más!
Hoy, los veo preguntar sobre algo que por defecto les pertenece, su pueblo, ese que les vio nacer, está en deuda con ellos, nunca le han pasado factura y la ingratitud no debe ser jamás el norte hacia una merecida y positiva respuesta.
Sólo los pueblos inteligentes… avanzan! y un pueblo como Barahona, con la inteligencia de saber usar sus mejores recursos, bien pudiera avanzar, es lo que anhelamos, es lo que nos merecemos… es lo que queremos!
Matos Pérez y Sombolo, son Barahoneros que conocen al dedillo la idiosincrasia de su pueblo, la han vivido y en su trajinar del diario vivir, han sido parte en alguna forma… de su construcción!
Los he visto por décadas, atravesando calles y doblando esquinas, llenando sus cuerpos de un laborioso sudor que al caminar van dejando caer como agradable aroma de su trabajo sobre el suelo fértil que firme pisan al andar.
A ellos los conozco como hombres de bien, humanos e imperfectos sí, pero llenos de tantas virtudes, que al poner sus acciones sobre aquella balanza de la vida, en la cual se nos mide por nuestros hechos, a ellos les va bien… pero muy bien!
No pregunten amigos míos, que ustedes de ante manos conocen la respuesta, y no será más que un SI rotundo y lleno de apoyo para el logro de los éxitos que acompañarles deberían en el transcurrir de sus ediles funciones.
A Bienvenido Manuel Matos Pérez y a Gustavo Antonio Díaz Féliz, les recuerdo que ellos son Quijotes, de esos que dejan verdes helechos de naturaleza viva al andar, les recuerdo, que ellos son hombres que al caminar no contaminan la vida, todo lo contrario, les recuerdo que son seres especiales que abonan la tierra a su paso, que son hombres de bien, hombres de paz, hombres que aman la vida y respetan al prójimo y temerosos de Dios, ese divino creador que ha de iluminar con su divina gracia el sendero que han de transitar. Les recuerdo, que con sus esfuerzos y logros construidos a manos desnudas, se merecen ese espacio y mucho más… adelante a esos dos futuros regidores de su pueblo tan querido.
Recuerden que ustedes son hidalgos caballeros que sólo dejan estelas de fe, alegrías y esperanzas con sus pasos por la vida y gentes así, como ustedes, es la que queremos y necesitamos para la construcción de un mejor país… una mejor Barahona!
Llegar hasta arriba, implica empezar desde abajo y para esos fines cada peldaño cuenta… arriba los queremos ver y cuenten conmigo si en algo me consideran útil.
Arriba el telón para que empiece la Obra, sin miedo…. Carajo!!
Alcibíades Escalante
Anuncios

Dejar Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.