Un clásico para la historia

1535394_10152104875768903_1431200181_n

Por Bienvenido Matos Pérez

 
Casi nunca, recibe la gente invitaciones después que han pasado tantas fiestas porque lo que queda en la mayoría de las personas es una resaca colectiva, a veces una especia de resaca moral porque se bebe, se come y se disfruta tanto y de forma tan indistinta que nadie se acuerda de lo que hizo, en unas fiestas que se tornan tan largas como son siempre las fiestas de navidad.
DSCF6519Pero este año contrariando los tiempos la Asociación de Baloncesto de Barahona curso una invitación “Al primer clásico anual de baloncesto de las personalidades de Barahona”, en principio no entendí la idea ¿Pero qué es lo que se busca juntando tanta gente, algunos de los cuales nunca han puesto un dedo sobre una bola de baloncesto?, ¿Soportara el publico el show de ver gentes inexpertas jugando un deporte que ellos nunca conocieron?, cuando Francisco Vargas me explico su plan me dejo atónito, el encuentro de las personalidades de baloncesto era un intento de romper el estrés que se acumula en estos días por diferentes razones, de bajar presiones, de volver a reunir amigos que tienen años que no se ven, era como tender un puente que nos permitiera unir voluntades, hacer a la gente, sobre todo a los que tienen funciones públicas parte integral de este pasatiempo que tanto ayuda a la salud física y mental de nuestro pueblo, Bienvenido es que el deporte del baloncesto hay que relanzarlo, empujarlo con fuerza para que la gente lo asimile como parte integral de la educación de sus hijos y es en esto en lo que estamos.
Me lo dijo emocionado como quien está convencido del triunfo de una tarea que todavía no ha iniciado, optimismo, puro optimismo pero para lograr el triunfo de una idea hay que creer en ella, el programa del clásico se inicio como tenía que ser con la invocación a Dios, porque si Jehová no edifica la casa en vano trabajan los que la construyen, el sacerdote, Nico Louis de la Iglesia Perpetuo socorro del Batey Central hizo la invocación, dio gracias porque se organizara una actividad creativa, Hermosa, cantamos el Himno Nacional convencidos que invitar a Duarte era también una forma de llenarnos de patriotismo.
Francisco Vargas (Pachico) hizo uso de la palabra, fue preciso – Hay que fortalecer el baloncesto, hay que trabajar con las categorías menores, hablo de integración y dijo que en la Asociación de baloncesto tenemos los brazos abiertos para todo el que quiera trabajar por el futuro de una juventud más digna, esta es la única categoría que queremos exista, la categoría de los emprendedores.
Sorpresivamente la escuela de Mini Baloncesto de Barahona, (antes se llamaba y debe seguirse llamando Rafael Flores, para honrar a un grande de nuestro deporte) hizo una presentación, los niños entraron con sus bolas de colores, pusieron yerbas y flores a los reyes magos, oraron y dejaron una carta con una petición, soñaron y un niño leyó la carta en la que pedían que los reyes magos presentes en la actividad le donaran un minibús para que sus tareas fueran mejor y más eficientes, el público aplaudió y en el espacio quedo el aura de su petición que más temprano que tarde germinara, por un instante el ambiente se lleno de respeto, un dejo de nostalgias nos cubrió a todos, era el homenaje póstumo a dos grandes del deporte de Barahona, esa tarde, la tarde del clásico no invocamos espíritus, llamamos a Luis Antonio Sánchez Feliz y a Don Antonio Méndez dos Pro-Hombres de Barahona, dos ejemplo a seguir, dos formas de servir a su pueblo y sus semejantes, Alcibíades peña Escalante, Wilson Gómez, Luis Tezanos (Morita), José Manuel Suarez Rodríguez (Miro), Teseo Ramírez y Pedro Peña Rubio hicieron entrega de las placas que fueron recibidas por Rafael Méndez y Claudia Matos representando a los familiares de estos insignes munícipes, fue un momento de mucha emoción, de alto contenido humano, ¡Es verdad, honrar honra!.
Los jugadores fueron llamados para el saque de honor, la gente gritaba ¡Juego, Juego, Juego!, Quien esto escribe llamo al equipo Blanco (Antonio Méndez) Pedro Peña Rubio, Wilson Gómez, Héctor Tamburini, Mariano Montero, Víctor Terrero, Gonzalo Castillo, Bolívar Ventura, Sadala Khoury, Andrés Alguna, Carlos García, Andrés Villabrille, Carlos Altuna, Carlos Aguirre, Marcos Soto Aguasvivas, Juan Fermín, Fermín Vargas, José del Carmen Acosta, Chelo Acosta Collado, Kenia Cury, Fabio Vargas, Rafael Sanlate, Nathanael Rodríguez, Praede Olivero Feliz, Rafael Méndez, Samuel López, Teuddy Ariel Sánchez, Luis Terrero, Fursi Méndez, Tito J. Vargas, Bienvenido Peña, Ángel Thomas Kelly, Fernando Fleming, José Garrido, Ariel Terrero, Ruth Rubio.
Guillermo Polanco llamo al equipo Azul (Luis Antonio Sánchez) Máximo Báez Aybar, Eddy Mateo Vásquez, José del Castillo, Aquiles Ledesma, Tavito Subervi, Miguel Florián, Jaime David Fernández, Alejandro Toral, Rafael Uribe, Ramón López Ynoa, Edgar Feliz Méndez, Bienvenido Matos Pérez, Mayobanex de Jesús Laurens, Lino Jon, José Luis Terrero, José Santana, Cecilio Espinal, Virgilio Gautreaux, Bienvenido Heredia, Carlos Florián, Jacobo García, José Luis Ramírez, Rafael Cuello, Armando Matos Figuereo, Esmil Méndez, Jordano Matos, Noris Medina y Lismelia Vargas.
José Manuel Suarez hizo el saque de honor, el público, la grada pidió Juego, y dos quintetos salieron a la cancha, fue un espectáculo para el espíritu, para llenar el corazón de sentimientos, las gradas estaban llenas y permanecieron llenas, entre aplausos, rizas y emociones cada quien tenía una idea sobre el clásico, hubo disgustos, gente que protesto porque no lo invitaron, otros que debieron estar y no estuvieron, algunos más positivos plantearon que para el próximo año se forme un equipo de los Barahoneros Ausentes, Otro Equipo de los que residen en el extranjero, yo todo lo escuchaba y al final entre la algarabía de un público que pedía más, le dije a Francisco Vargas (Pachico) los disgustos expresados, los aplausos, las emociones, la gente que no se quiere marchar a sus casas nos dicen que ¡triunfamos!, recojamos las criticas, asimilémoslas que este clásico nació para quedarse, en medio de la algarabía y el bullicio Pedro Peña Rubio pregunto pero Señores y como termino el juego y Abel Castro de la mesa Técnica respondió 52 para los blancos, 45 para los azules, un bullicio  y un abrazo de alegría puso fin al Clásico que vino para quedarse.

Anuncios

Dejar Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.