Me 109 sito

imagespor Alejandro Santana
 
Hay cosas que uno ve todos los días a las que no le confiere ninguna atención especial y por las tantas veces que esta frente a nosotros, se convierte en algo familiar, y no se le da mente, como dicen.
 
A Barahona, en los años 60s, venia un camión de color verde a vender gas para las lámparas. Kerosene de la compañía  SINCLAIR.
 
Ese camión venia todas las semanas, a la ciudad a vender el gas para las lámparas,  a las que  les decían ‘FURUFAS.”.
 
Como la carretera que daba acceso a esta ciudad desde la capital era muy accidentada e irregular, el camión en cuestión había sufrido varias volcaduras y tenia el aspecto de un gusano retorcido.
 
Habían sido tantos los vuelcos que estaban tan desviados que cuando tenía el frente para la derecha, la parte trasera estaba a la izquierda, era un espectáculo andante.  
 
Nunca le di mente a la forma del camión, pero si al letrerito que tenia al frente, bien legible, pero nunca interprete el significado del mismo.
 
Me 109 sito, cuantas veces lo vi., lo leí, pero no lo interprete, hasta muchos años después, cuando pase del meridiano.
 
Fue un 24 de abril, en mi onomástico, cuando alguien me pregunto cuantos años cumplía, que se me prendió el bombillito del entendimiento y pude interpretar el letrero.
 
Le dije, cuantos cumplía, agregándole que me sentía como el camión del gas que venia a la ciudad, ¿cómo así?, me pregunto.
 
Le conteste que estando todo mal trecho, tenia un letrero al frente encima del vidrio delantero que decía, me siento nuevecito, (me 109 sito).

Anuncios

Dejar Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.