Lo que no me gustaría para Barahona en el 2014

David Ramírez
David Ramírez
por David Ramírez

Como cada año que recién comienza, muchos periodistas y comunicadores plantean su anhelo de ver realizado o puesto en marcha por el Estado los grandes proyectos, obras  o inversiones sociales que reclama nuestra provincia.Para no quedarme atrás, yo también he decido ponerme las “pilas” y sacarle provecho a la oportunidad que me ha brindado usted, amigo lector, por sacar un poquito de su tiempo para leer este articulo.Aunque en Santiago 4:3 dice que todo está a nuestra disposición y solo hay que saber pedir, no voy a ponerme cursi  elevando una oración al Padre Nuestro que estás en los Cielos para solicitarle que interceda  por Barahona y pedirle que haga lo que el gobierno y  algunos políticos del patio no han hecho por su pueblo. Considero que Las cosas terrenales y las cosas espirituales no deben mezclarse: Lo que es de Dios es de Dios, lo que es de los políticos, que lo solucionen los políticos.
Se ha escrito sobre lo que se desea para nuestro Barahona querido  en el 2014 ¿y lo que no se desea? Pues tengo mi lista que quisiera compartirla con todos ustedes. Aquí están:
No me gustaría ver en el 2014 a periodistas y comunicadores  enemistándose por nimiedades o  estar de menesterosos,dando lástima escribiendo artículos alabando a funcionarios y políticos locales.
Más engaños o cuentos de políticos y funcionarios con la Presa de Monte Grande
La ridícula lucha por el protagonismo  mediático entre dos funcionarios de Turismo.
Los cuentos de los funcionarios de Inapa cuando la ciudad de Barahona se queda sin agua.
El cuento que son los pacientes haitianos culpables que el hospital Jaime Mota esté muchas veces sin medicinas ni gasas.
El nombramiento en Barahona de  oficiales  policiales “fracasados” o en desgracias para combatir la delincuencia en nuestras calles.
Empresarios y ciudadanos destruyendo el Patrimonio de nuestra ciudad.
Locos y niños pedigüeños paseándose por nuestras calles.
Vacas y otros animales realengos paseándose por nuestras calles y carreteras.
Delincuentes  vendiendo drogas  en barrios y calles de la ciudad.
Prostitutas y travestis ofreciendo sus servicios sexuales  en el Parque Central y el Malecón.
Ladrones paseándose por nuestras calles impunemente,  aterrorizando a los motoconchistas y ciudadanos a pie.
Los constantes apagones y por consiguiente, las protestas en los barrios que lo sufren.
Las competencias de motoristas en las afuera de la ciudad.
Los semáforos inservibles, los parques sin luz o abandonados y el cuento del Ayuntamiento Municipal de que esta “trabajando” para solucionar el problema.
Los comerciantes y motoconchistas robándose las aceras y obligando a los peatones a tirarse a la calle.
La suciedad  y desperdicios en la Playa Punta Inglesa.
Congresistas y regidores de la provincia sin iniciativas,  cobrando sin trabajar o someter proyectos importantes a favor de Barahona
Las promesas de siempre de los funcionarios de que el Planba acabará pronto con el desempleo, mejorará la educación y salud en nuestra provincia.
Empresarios y familias pudientes queriéndo robarse Playa Saladilla.
Al Clúster turístico de Barahona asumiendo  la administración de un Boulevard Turístico sin concluir y en franco deterioro.
Funcionarios y politicos locales  vendiendo el Boulevard Turístico como una obra concluida cuando en realidad es la mayor estafa que haya realizado contra nuestro pueblo.
A los damnificados en el nuevo, pero nunca usado, mercado público.
El viejo Cementerio Municipal arrabalizado en su entorno y abandonado en su interior.Son tantas las cosas que me gustaría no ver en Barahona para el 2014, pero no quisiera cansarlo con mis deseos.Haga usted mismo su lista, pero no le pida al Padre Nuestro que  las solucione toditas,no seamos unos zánganos ante su mirada.Reclame también a los políticos locales que se pongan a trabajar en serio para solucionarlo.
Si le pides todo a Dios tal vez le responderá desencantado «Ayúdate que yo te ayudaré».
Anuncios

Dejar Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.