INTERESANTE….IMPRESIONES DEL METRO (LÍNEA 2)

 
f9bafe4c7399c40b367dad06da2ace0aPOR Darío Martínez Batlle/http://40limon.es
NOTA PRELIMINAR: Aunque toda mi vida como bloguero (la que se remonta a 1997) he disfrutado el lujo de decir que ninguna opinión mía ha necesitado censura previa de mi empleador, debo aclarar que actualmente cumplo funciones en AdVentures Digital Agency, agencia que maneja diversos aspectos del entorno digital tanto de la Presidencia de la República como del presidente Danilo Medina. Hago la salvedad para recordar que los conceptos que emito en este blog son entera responsabilidad mía y no representan necesariamente la posición de AdVentures DA ni corresponden en modo alguno a funciones de mi trabajo en dicha agencia.
*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*
Por mucho tiempo me opuse a la construcción del Metro de Santo Domingo. De hecho, si no existiera y el gobierno se propusiera iniciarlo volvería a ser una voz disidente. Nunca me opuse al Metro como forma de aliviar el caos del tránsito, sino que siempre entendí que hay maneras mucho menos costosas de paliar esa problemática, en lugar de un sistema de trenes que es cualquier cosa menos la solución más costo/efectiva, al menos al corto y mediano plazo.
Cuando se inauguró la primera línea del Metro yo la utilicé varias veces, más que nada por curiosidad. Vivo y trabajo lejos de las áreas principales de servicio y no me resultaba atractiva. En los cuatro años que tiene en operación, no me he montado en ella más de 10 veces. Sin embargo, mi realidad no refleja toda la verdad y según las autoridades, diariamente más de 120mil personas utilizan la línea 1 del Metro de lunes a viernes para trasladarse a todo lo largo de la Máximo Gómez y luego por la Correa y Cidrón hasta la “infame” Feria.
El pasado lunes, el gobierno de Danilo Medina dejó inaugurada la segunda línea del Metro, que correrá debajo de la John F. Kennedy, el Expreso V Centenario y la Padre Castellanos hasta terminar en la cabeza del Puente de la 17. Se proyecta extender esa misma línea hasta Los Alcarrizos por el oeste y hasta el municipio de San Luis por el este, pero esa ampliación ha sido pospuesta “hasta que la economía lo permita” (una educada manera de decir “no hay cuartos pa’ esa vaina”).

Mi experiencia

Empiezo por comentar que resido en Las Praderas, cerca de la Gustavo Mejía Ricart, por lo que la Kennedy me queda algo retirada (nada que no se pueda caminar a pie, pero obviamente no es “un par de esquinas”). Trabajo enAdVentures Digital Agency, empresa que la semana pasada se trasladó al Edificio Ámbar (Santo Domingo Motors) en la esquina de la Abraham Lincoln con John F. Kennedy. Felizmente, justo en esa esquina colocaron una estación de la línea 2, la Pedro Mir. Como dicen, fue “mandao a hacer”.
Durante esta semana, el Metro está gratuito para todos, como una manera de incentivar su uso, especialmente para quienes aún no lo han estrenado. Además, es una forma inteligente de hacer beta testing con condiciones reales de ocupación. :)
Entre ayer y hoy, he usado el servicio seis veces. Si bien tengo experiencia usando algunos sistemas de trenes urbanos en otros países y la propia línea 1 del nuestro, confieso que la experiencia con la línea 2 en estos días me ha resultado novedosa e interesante. Les comparto algunas impresiones personales y otras que he extrapolado, aunque no las haya vivido personalmente.
DESAHOGO: Lo primero que me satisfizo fue notar que la John F. Kennedy por arriba luce más desahogada. Quizás esto es una ilusión óptica mía, pero desde que arrancó el Metro, al menos en el trayecto que recorro, he visto más fluidez en la superficie. Quiero pensar que “el culpable” es el Metro.
DECLIVE: Lo anterior tiene su explicación en que la gente, aprovechando el paseo gratis y la novedad, está acudiendo “en manada” a usar el nuevo medio de transporte, y eso ha provocado que los carros de concho y las guaguas circulen menos. ¿Que si me siento feliz por ello? Ni se imaginan cuánto. Desde siempre he sido un acérrimo opositor al desfasado, ineficiente, inseguro y costoso sistema de concho, dirigido por un grupo de gorilas y protegido por el propio gobierno que teme al poder que ejercen sobre la población, capaces de torcerle el brazo a todos los gobernantes desde Balaguer hasta hoy. Cualquier cosa que contribuya a que el concho desaparezca, a mí me alegra enormemente. ¡EL CONCHO ATRASA!
ORGANIZACIÓN: Ya entrando en materia respecto al Metro, la Línea 2 se asemeja mucho a la primera en lo organizado que está todo. Una cuota vital en la organización la tiene el personal que presta servicio en todas las estaciones y en los vagones. Si no me equivoco, son miembros de AMET, quienes con más empatía que lo acostumbrado, mantienen a raya a los indomables de siempre en los andenes y dentro del tren. A esto se suma la inequívoca señalización de todos los espacios y la facilidad de uso de las instalaciones.
MODERNIDAD: Los vagones no pueden lucir más Siglo XXI. Las estaciones “huelen a Nuebayol” pero ni siquiera comparar con la Gran Manzana hace justicia a la experiencia con el Metro de Santo Domingo. Si no fuera por el tigueraje acostumbrado, atravesar las puertas de cualquier estación los hará sentir en un país muy desarrollado, actualizado y merecedor de nuestro aprecio. Lo malo es que hay que salir del Metro en algún momento :(
LIMPIEZA: Algo que ha caracterizado el Metro desde sus inicios es la impecable limpieza que exhibe en absolutamente todas sus partes. La gente que lanza basura es invitada cortés pero firmemente a recogerla y colocarla en el zafacón más cercano y eso ya educa a los insensibles a que el Metro no debe ensuciarse. De igual manera, nadie puede fumar en ningún lugar. En uno de mis viajes de hoy, una niña se sintió malosa y compartió su desayuno con todo el que estaba cerca. En la siguiente estación ya había alguien de limpieza esperando para limpiar el accidente.
ASOMBRO: En mis seis recorridos hasta ahora, he notado que hay muchas personas que se montan en el Metro por primera vez. Los comentarios son variados pero hoy una doña bastante ocurrente dijo algo que para mí resume mucho de lo que la gente empieza a pensar de esta opción de transporte: “Yo no sé cómo fue que hicieron e’to por abajo, pero ya yo boté el miedo y na’ má por el gutico de ver eta vaina tan bien hecha me dan gana’ de pasarme de la parada y devolverme horita”. Admito que también lo he pensado, el Metro está muy bien hecho.
SATISFACCIÓN: No he escuchado ni una sola queja de nadie hasta ahora, sino más bien de alegría y satisfacción por poder contar con un medio de transporte tan eficiente. Lo que más ha escuchado hasta son comentarios relacionados con la rapidez y la comodidad del servicio. Siempre intervengo y le recuerdo a la gente que a partir del lunes tendrá un costo de 20 pesos por entrar y a nadie le molesta la idea de pagar hasta más de ahí. “Por mí lo ponen a 50 pesos, sin el Metro yo no sólo gasto más de ahí, sino que tardo una hora en llegar”. Un muchacho iba de camino a la UASD. Reside en Buenos Aires de Herrera. Me dijo que antes tenía que coger un motoconcho (25 pesos) hasta lo que hoy se llama Estación María Montez esperar que una de las guaguas azules se llenara para coger una hora de tapones y llegar. Ahora con 20 pesos llegará a la universidad en 20 minutos, en aire y sin tapones.
UTILIDAD EXPONENCIAL: Si bien las autoridades han dicho que la línea 1 es utilizada por unas 120mil personas diariamente, puedo asegurarles que a partir de la entrada de la segunda línea, los usuarios de la primera aumentarán mucho más. El tener dos líneas que se cruzan hace que inmediatamente cada una adquiera mucho más valor. La razón supongo que no hay que explicarla.
ESPERANZA: El “plan maestro” de reordenamiento del tránsito no contempla solamente líneas de trenes subterráneos, pero sin dudas esto es lo más visible del asunto. Este diagrama es algo viejo pero revela la intención de construir al menos cuatro líneas más de las cuales la más extensa partiría desde el 12 de Haina subiendo hasta la Plaza de la Bandera y se iría por debajo de la 27 de Febrero hasta cruzar el Río Ozama y empalmar con la Autopista de las Américas terminando en Los Tres Ojos. Tres líneas más, de menor longitud, unirían el 9 de la Duarte con la Plaza de la Bandera, la Leopoldo Navarro con laZona Colonial y la Charles de Gaulle con la Autopista de las Américas. ¿Por qué esperanza? Porque si bien construir estas líneas representa una inversión inmensa (¡dizque las líneas 1 y 2 han costado 1600 millones de dólares!), a la larga el Metro va a ser positivo. Ayudará a agilizar el transporte y sobre todo, desincentivará el maldito negocio que tienen los Hubieres, los Figuereo y los Marte con el transporte de pasajeros. Una vez las principales arterias de la ciudad tengan un Metro, los “pobres padres de familia” acabarán por perder su inmerecido poder y podremos simplemente eliminarlos de un plumazo. ¿Se imaginan Santo Domingo sin concho? Una ciudad que se mueva con Metro y autobuses bien mantenidos… a mí eso me llena de esperanza.
Mapa Metro Santo Domingo
Mapa Metro Santo Domingo

¿Qué le falta al Metro?

Suizos. Muchos suizos. El principal problema que tiene el Metro somos nosotros, los que no sabemos cuidar nada, los que queremos abusar de todo, los que estamos acostumbrados al “chofer, en la esquina” y a no caminar ni una cuadra. La principal amenaza del Metro es la falta de educación y la profunda vagancia del dominicano.
Le falta más dinero, para acelerar nuevas ampliaciones.
Le falta una campaña inteligente que motive a los ciudadanos que tienen automóvil a dejarlos en la casa y usar el Metro y los autobuses. Falta que el Metro le quite la comparonería a mucha gente que no tiene excusa para no usarlo, pero se aferra al estatus que le da tener su propio automóvil y llegar todos los días conduciendo solito y ocupando el espacio de cinco personas.
Al Metro le falta, sobre todo, el apoyo de la gente. Que sea abrazado por la gente y que se aprecie su utilidad.
Nunca quise que se construyera el Metro, lo admito. Creo que hay otras soluciones que pudieron ser más económicas y acordes con nuestra situación de país pobre y lleno de otras prioridades. Pero ya nos metieron el Metro más de un metro por donde dizque no cabía, así que sólo queda aprovecharlo.
Ojalá que así sea.

Anuncios

1 thought on “INTERESANTE….IMPRESIONES DEL METRO (LÍNEA 2)

  1. Muy buen articulo. Yo vivo en Evaristo Morales y el metro obviamente no se hizo pensando en mi (aunque lo pagué, como todos) por eso no exijo mucho. Solamente digo que: yo no puedo usar el metro y he aquí mis 3 razones.
    1-De mi casa (Polibio Diaz) a la parada más «cercana» (seria Agora o Freddy Beras) hay que caminar muchísimo y cruzar muuuuchas calles Y AVENIDAS que ni tienen paso de peatones (bueno, de tener lo tienen), ni tienen señal de «cruce-no cruce» (bueno de tener, las tienen) y como dicien por ahí solamente cruzando esas calles se me iriía «mas en sal que en chivo».
    2- ¿A donde me lleva el metro? a ningun parte. En lo que más que me puede ayudar es en ir de Agora a Sambil, pero para eso tendria que llegar en carro y dejar el carro en uno de los dos CC y luego volver a buscarlo. Un trayecto Casa-Metro-Lugar-Metro-Casa es imposible a menos queno pongan buses «decentes» por mi zona que solo tenga que caminar hasta la esquina, lo coja y me deje en la parada (un sueño bastante distante).
    3-Mi vida gira en torno al poligo central, entonces en éste son escasas y vagas las paradas osea me llevan de un punto a otro punto en la misma avenida pero no hay un termino medio, ni una ruta de buses «decentes» (e insisto en lod e decente) alimentadora que me lleve de la parada Freddy Beras a la Fantino Falco por ejemplo.
    Yo entiendo que el metro lo usa mucha gente necesitada y que vive en el extrarradio, pero al menos yo lo calificaria de medio de transporte «injusto» porque nostros los que vivimos en la erroneamente considerada «zona de ricos» (que no somos ricos nada, los ricos de verdad en este pais no viven ni aqui) tambien tenemos derecho a disfrutar de poder dejar el carro en la casa y utilizar el transporte público para ir al super, al trabajo, al colegio de los niños, de compras etc como lo hace la gente en otros paises del mundo, tomando en cuenta que no estamos excentos de impuestos, yo soy solidaria y me alegra que mucha gente use el metro, pero por favor piensen en nosotros no ya por un asunto de «clases» sino por un asunto de humanidad, yo a veces dejo de ir a los sitios solo por no manejar y por no pagar un taxi carisimo y no menos inseguro.

Dejar Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.