Lectura del Fin de la Semana Santa

bienvenido herediaPor Bienvenido Heredia

1.- “El Poder del Charlatán”

Mientras leía Las 48 Leyes del Poder, de Robert Green, me encontré con una significativa interpretación y conceptualización del poder que tienen muchas personas para manipular a la colectividad.

En efecto, transcribo aquí textualmente, esa parte del libro El Poder del Charlatán, escito por Grete de Francesco en el 1939:

“Fue en beneficio del charlatán que los individuos estuvieron predispuestos hacia la multiplicación de la credulidad, que los grupos adherentes se ampliaran hasta adquirir proporciones masivas, garantizando una perspectiva incluso mayor para sus triunfos.

Y esto, de hecho, iba a ocurrir, cuando la ciencia se popularizó desde el Renacimiento a lo largo de los siglos posteriores. Con el inmenso crecimiento del conocimiento y su difusión a través de la imprenta en la época moderna, la masa de gente poco educada, la presa fácilmente crédula de lo pintoresco, también aumentó, se convirtió ciertamente en una mayoría; el poder real se podía basar en sus deseos, opiniones, preferencias y rechazos.

De la misma manera, el imperio del charlatán se amplió con la difusión moderna del conocimiento; puesto que operaba sobre la base de la ciencia, por mucho que la pervirtiera, produciendo oro con una técnica tomada de la química y sus maravillosos bálsamos con el aparato de la medicina, no podía apelar a un público totalmente ignorante.

Los analfabetos se veían protegidos contra sus absurdos por su saludable sentido común. Su audiencia más escogida estaba compuesta por semi-analfabetos, aquellos que habían cambiado su sentido común por una pequeña información distorsionada y que se habían encontrado con la ciencia y la educación en algún momento, aunque de manera breve y desprovista de éxito…

La gran masa de la humanidad siempre ha estado predispuesta a maravillarse ante los misterios, y esto era especialmente cierto en algunos períodos históricos cuando los fundamentos seguros de la vida parecieron verse sacudidos y los viejos valores, económicos y espirituales, aceptados durante mucho tiempo como certezas, ya no podían seguir siendo objeto de confianza.

Entonces las cifras de los estúpidos que seguían al charlatán se multiplicaban…”

2.-A Propósito de Semana Santa

-La Playa Saladillas nunca estuvo en la lista de las clausuradas para este largo período de asueto, como inintencionalmente informaron varios barahoneros, preocupados por el buen desarrollo y armonía de su querida Barahona.

-Cada día nos convencemos más de que las tradiciones culturales y espirituales sanas no sólo se van perdiendo, sino que las vamos enterrando en la fosa más profunda del olvido. Lo digo a propósito del repique de gloria que se hacía en la mañana del Sábado Santo. Incluso, en Barahona se tocaba dos o tres veces la sirena del cuerpo de bomberos.

Qué tiempos aquellos!

Anuncios

Dejar Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.