CUANDO LAS INEFICIENCIAS DEL SISTEMA ATENTAN, NOS OBLIGAN A EMIGRAR…

lucianoPor Luciano Homero Vásquez Riveros
Nuestros campos, nuestros pueblos, nuestras ciudades a lo largo y ancho del territorio dominicano, que por décadas están sintiendo, extrañando las ausencias de miles de hombres y mujeres necesarios para la patria.
Impulsados por las precarias circunstancias socio-económicas, como las carencia de una falta de cultura morales, éticas, que son sometidos en sus diario vivir, que no les permiten una digna vida para vivir en su amada república dominicana.
Embarcándose a rumbos desconocidos para muchos que arriesgan sus vidas por conquistar un futuro con calidad de vida, el cual no visualizan en su país…
Y conocidos para algunos que tienen la suerte de contar con alguien que los espera…
Abandonando a sus familiares, a sus amigos, para algunos sus estudios, sus trabajos…
Las tierras que los vieron nacer, crecer, recuerdos imborrables que nos hacen extrañar tanto, nuestra isla tropical…
Estos impulsos, estos abandonos que desde un punto de vista de la realidad social nos obligan tristemente a emigrar hacías otras naciones, otras culturas…
Por las ineficiencias que por décadas nuestros distintos gobiernos en complicidad con sectores sociales, dirigenciales creados, formados para velan por el buen funcionamiento administrativo, social de la nación, nos han sumido a una condición;
Inhumana…
Fallida…
Donde a;
Nuestros niños.
Nuestros hijos.
Nuestros jóvenes.
Nuestras familias.
Nuestros círculos de relacionados.
Nos han y aun borrosamente visualizamos una real garantía hacia;
Nuestras condiciones prioritarias…
Nuestras condiciones básicas fundamentales para el desarrollo normal de los ciclos naturales de la vida humana en felicidad, en armonías saludables.
En un desarrolló progresivo para criar, formar, educar, alimentar correctamente a nuestros círculos familiares por medio a un eficiente programa nacional dirigido a cada ciudadano quisqueyano (a), sin importar condición social, sexo, raza o edad, los cuales tengan aseso…
Obteniendo cada familia las condiciones necesarias para la prevención de los males sociales y la formación de ciudadanos potables a la sociedad contemporánea moderna…
Garantizándoles su medio vivendi que solo puede ser concebido cuando un pueblo ha alcanzado reunir las condiciones fundamentales para sus familias como son;
Alimentos asequibles…
Vivienda dignamente adecuadas…
Educación para sus hijos, niños, jóvenes, núcleos familiares, adecuadas a la nueva era, de la mano con los valores morales, éticos, normas imprescindibles, necesarias para las relaciones en armonías saludables entre todos y para todos…
Un plan médico de salud para la prevención y cuidado de las posibles enfermedades…
Empleos adecuados a sus posibilidades, sus desarrollados, formadas para sus desempeños como integrantes de la sociedad…
Son estas inexistentes circunstancias que hacen en su gran porcentaje, recurrir a miles de nuestros hombres, nuestras mujeres a dejar suelos dominicanos, en busca de una adecuada calidad de vida para desarrollarse, vivir, sintiéndose seguros.
Y a la vez poder lograr, obtener las condiciones económicas que puedan garantizarles los alimentos, las condiciones favorables para el modo vivendi competitivo de sus familiares que se han visto obligados a dejar…
A través de los paquetes, los constantes envíos de sus tristemente desterrados voluntarios familiares y amigos personales.
Donde un grupo de poder, los cuales se benefician enriqueciéndose cada día más, por las riquezas que conllevan las entradas de los diferentes tipos de billetes de valor mundial que entran al país.
Sin importarles, sin buscar los mecanismo para contrarrestar todos los males sociales, los sufrimientos, las ausencias, las posibles víctimas de sus conciudadanos dominicanos.
Que tantas culturas tienen que asumir, las cuales en muchos casos nos favorecen y en otros mayores casos nos desfavorecen por los ejemplos y heridas sociales que asumen nuestros jóvenes, que tan fácil se confunden por las demostraciones materiales de muchos.
A causa de las carentes formaciones morales que nuestro sistema ha impuesto a través del abandono de la materia escolar moral y cívica como de la mala calidad educativa idónea para con nuestras familias, niños, jóvenes estudiantes…
Los cuales de una manera consientes e inconscientemente ignoran el sufrimiento de tales destierros voluntarios, impulsados por las impotencias, el hambre, las ausentadas condiciones de desarrollos, de progreso que tanto buscamos por el camino correcto…
Y a la vez observamos que fácil es para muchos inmorales, sin calidad humana, social, sin condiciones, sin preparación alguna en muchos casos…
Llegan tan fácil ha acumular riquezas millonarias de la noche a la mañana sin que nuestras autoridades investiguen al respecto…
Haciéndonos, obligándonos a tantos, a ser voluntarios permanentes, ocupando nuestros pensamientos en la búsqueda de la drástica decisión de emigrar.
Y aun logremos ser aceptados, privilegiados con la ciudadanía de tierras ajenas, seguiremos siendo emigrantes en busca de una mejor calidad de vida…
Transfiriéndoles nuestros derechos a unos cuantos que por décadas se siente ser dueños de las herencias históricas de nuestros antecesores dominicanos…
Es penoso sentir como los sacrificios de sus vidas, de sus luchas patrióticas, heroicas de los mártires y muy fundamentalmente de los padres de la patria;
Juan Pablo Duarte.
Francisco del Rosario Sánchez.
Ramón Matías Mella.
Quienes lo dieron todo por nuestra libertad, nuestra independencia, nuestra soberanía, en busca de condiciones favorables para sus conciudadanos que para entonces eran perjudicados por los males sociales de la época.
Estas condiciones favorables que nos han dejado la podemos observar impresas en nuestra Carta Magna, que contradictoriamente los gobernantes, la clase política, empresarial, lideres de las diferetes doctrinas sociales de las generaciones siguientes se han encargado de ausentarlas, hipnotizándonos hacia su olvido…
Incuestionablemente habitamos en en un país de pocos millones de habitantes, rico en recursos naturales, lo que permite a nuestros gobernantes a no improvisar para dirigir sus luchas, sus causas, sus intenciones hacia el bien colectivo de cada ciudadano (a).
Y el progreso de su patria a través de las experiencias, los hechos históricos propios de la patria como de las demás naciones que han logrado un desarrollo, un progreso para cada uno de sus tantos millones de ciudadanos (as).
Las cuales nos dan las condiciones de tomar nuestras propias iniciativas para conquistar el camino del bienestar general de nuestro pueblo…
Realizando, materializándolo por los buenos hombres y mujeres dominicanos a través de sus formaciones morales, divinas, éticas, humanas, sociales.
Pues esta más que comprobado que sin estas normas, estas formaciones…
Téngalo usted como yo por seguro que seguiremos aumentando nuestras terribles, catastrófica, precaria e inhumana, modo vivendi la cual ni siquiera reúne la cualidades para definirla calidad de vida…
Por nuestros dominicanos (as) ausentes…
Por nuestras víctimas, que en busca de un mejor destino, jamás estarán con nosotros…
Por nuestros hijos, niños, jóvenes…
Por nuestras familias…
Por una sociedad de hombres y mujeres dignos, capaces…
Por una república dominica con condiciones de mantener sus hombres y mujeres distribuido por todo su territorio nacional, que les pertenece cada ciudadano (a) dominicano…
Es tu decisión moral, mi decisión, la decisión de todos…
Para con todos ellos…
Que nuestro Dios todopoderoso interponga su mano bendita en toda nuestra conciencia ciudadana, amén.
Anuncios

1 thought on “CUANDO LAS INEFICIENCIAS DEL SISTEMA ATENTAN, NOS OBLIGAN A EMIGRAR…

Dejar Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.