En Barahona Se Creo El Sistema Monitorial, Un Método De Intervención Escolar

Este Sistema Se Mantuvo Vigente Durante 16 Años

Por Yorik Piña
Durante mi viaje en 2010 a Estados Unidos, invitado por mi amigo de siempre, Justo Manuel Luperón, mejor conocido como Frank Adolfo (Declamador Negroide) para recibir los reconocimientos por mi labor de maestro en Barahona, a raíz de que se me habían dedicado las primeras fiestas patronales de Barahona que se celebrarían en la Gran Manzana, fue una gran motivación el haberme encontrado con muchos de  los viejos alumnos del Colegio Experimental Fernando Arturo De Meriño (FAME) para el inicio de lo que me quiero disponer a hacer en los próximos meses: escribir un libro sobre el “Sistema Monitorial”.Mis muy queridos alumnos y mejor poderados amigos de hoy, se esmeraron en hacerme pasar momentos tan agradables que no quería abandonar la ciudad de New York. Fueron encuentros emotivos hasta las lagrimas (Pregúntenle a Pachico Vargas). Mi hermana Mercedes  me acompañaba a cada uno de los encuentros.
En una reunión en casa de Luis Matos en la que también compartía con el Alcalde de Barahona, su esposa y otros familiares se me inquirió sobre que era el Sistema Monitorial del que tanto hablaban los ex alumnos del Colegio FAME. Expliqué someramente en que consistía y para mi sorpresa, una profesora del sistema educativo newyorkino, me preguntó que en qué año se desarrolló ese sistema educativo. Contesté que en 1970, es decir, 42  años atrás, a lo que me respondió: “Ustedes estaban muy adelantados a su época, y continuó expresando “A los 42 años de ustedes haber iniciado ese sistema educativo, aquí todavía no tenemos ese adelanto que ustedes disfrutaron hace tantos años. Sólo algunas cositas de las que ustedes implementaban se están llevando a cabo en el sistema educativo de New York. No puedo ocultar mi satisfacción al escuchar esas afirmaciones de  una maestra de la capital del mundo.
Juan Francisco Florián Pérez Primer "Monitor Mayor"
Es la razón por la que  me he dispuesto a escribir un libro sobre el “Sistema Montorial”. Ya tengo el índice, es decir los temas que se van a tratar.
Sólo espero que los actores de ese atrevimiento de Yorik Piña tengan el honor de ayudar a crear  esta obra escribiendo sobre las anécdotas que recuerdan, de cómo estaban constituidos los grupos de estudio, quienes eran los primeros monitores de curso, quienes los monitores de grupo.
Yo recuerdo que Juan Francisco Florián (Macarito) fue el primer Monitor Mayor del Sistema, Teseo Ramirez, creo que fue el último en Barahona. Ayuden los que puedan, por favor, para  dejar escrito lo que ya pasó durante  16 años. Seis en Barahona y 10 en la capital.
Esta obra está dedicada a 2 que se fueron a destiempo y que sé estarían disfrutando esta iniciativa: José Rocha González y Danilo Hernández.
Quiero, a continuación transcribir parte de lo que ya he escrito como introducción del libro:
La publicación de esta obra tiene como principal objetivo mostrar a padres,  maestros y a todos los interesados en ayudar a formar, adecuadamente, a niños, niñas y adolescentes de que forma y manera deben actuar para lograr una niñez y una adolescencia más feliz que es lo mismo que decir lograr una generación de hombres y mujeres capaces de desempeñar su papel en la comunidad y ser entes de desarrollo de su comunidad.
Las agencias en las que se forma cada niño son: el hogar, la escuela y el vecindario en donde les toca vivir. Es necesario tener en cuenta, que los niños no escogen sus padres, no escogen su escuela y mucho menos el vecindario en donde residen.
 El Sistema Monitorial es un método de intervención escolar, que se puso en práctica, durante 6 años, en la ciudad de Barahona, al sur de la República Dominicana y otros 10 años en el Distrito Nacional, en donde los estudiantes, prácticamente, se hacían responsables de su educación, supervisados por sus maestros. En este sistema formativo los alumnos son sujetos de su propia educación, no objetos de esta.
Es importante que la escuela abandone el arcaico sistema en donde el profesor o maestro habla, enseña y el alumno escucha y memoriza todo lo que su profesor a dicho sin analizar si es justo, injusto, bueno o malo. En otras palabras, la escuela no instruye a los alumnos a reflexionar, buscar atajos, conceptualizar, hacer abstracciones, es decir no les enseña a pensar, planificar. No ejercita su sistema cognitivo. Las sociedades mejorarán, en la medida que sus hombres y mujeres sean mejor educados, mejor formados, mejor ejercitados en cada una de las formas de pensar, de usar su cerebro.
Algunos estudios publicados por la Universidad Autónoma de Santo Domingo dan cuenta de que el nivel académico de los profesores de matemáticas, de educación media, en la República Dominicana es de un 6to curso de la educación básica. Nadie puede dar lo que no tiene.
Un Ministro de Educación dominicano,  preocupado por el fracaso en las pruebas nacionales que se administran a los estudiantes de término de Básica (8vo curso) y de media (12do curso o 4to de media) llegó a la conclusión de que el fracaso respondía a que el ministerio de educación confeccionaba un pensum o curricula para la escuela a su cuidado; pero que cada colegio, según las capacidades o caprichos de su confeccionaba  otro y los maestros, según sus conocimientos, otro muy diferente al mandato del Ministerio que regula todo lo concerniente a la educación básica y media del país.
Es un problema muy serio que se le debe buscar soluciones salomónicas, en razón que el poderoso Sindicato de maestros (ADP) no permite que se despida a ninguno de sus miembros. Es al Estado que le corresponde ofrecer una salida a este círculo vicioso que no va a mejorar aún se ofrezca el 4% del PIB para la educación como están solicitando una gran cantidad de organizaciones no gubernamentales y personalidades muy influyentes en la vida social dominicana.
Es necesario “reeducar”, llevarlos nuevamente a las aulas para que adquieran el conocimiento que necesitan transmitir a sus alumnos. Es importante que el Sindicato lo entienda. No se está proponiendo que les cancelen su empleo; sino que adquieran el conocimiento que necesitan para ejercer con dignidad y decoro la profesión que han elegido para que sean maestros honorables, maestros que cumplen con su deber y, en lo que estos se preparan, sería factible que su lugar sea ocupado por profesores cubanos, colombianos o chilenos contratados para tales fines por el tiempo que permanezcan los titulares dominicanos en las aulas. Nadie puede dar lo que no tiene!
Nota: Mas adelante publicaré el primer capitulo: Antecedentes. En donde narro la historia de como nació el Sistema Monitorial y el Colegio Experimental Fame y  las actividades que se hacían, incluyendo los paseos a saladillas y la  obra de Teatro “Pasión Y Muerte de Jesús”
Anuncios

Dejar Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.