Una extraña percepción de nuestro desarrollo, señor Presidente


POR ALEJANDRO SANTANA
 
Siendo apenas un jovencito, le escuche decir a un señor muy conocido en mi ciudad, que a sus 63 años el había  vendido unas diez casas.
La conversación no era con migo, se desarrollaba en una barrita”  cafetería” de un sector, me  pareció que la acción de ese señor era un ejemplo de progreso.
No fue hasta varios años después, cuando hice el comentario a un amigo, y este me hizo saber que quienes habían progresado fueron quienes les compraron las casas a ese “iluso”.
Hoy, 27 de febrero, cuando nuestro presidente dirige un discurso a la nación y resalta varios puntos de progreso, caigo en la cuenta de que aún tenemos ilusos o personas bien intencionadas con una errática percepción de la realidad.
 
Cuando dice que el narcotráfico, el crimen y la violencia, “transnacional, se ha convertido en un desafío  para nosotros alcanzar la paz y el desarrollo, me sorprendo.
Y lo hago porque no es la acción transnacional la culpable de que no alcancemos el desarrollo; es nuestra corrupción, es nuestra irresponsabilidad, señor presidente; es que la corrupción permite todo ese mal.
Cuando  en sus discursos ante el Congreso, es reiterativo en echar la culpa al gobierno de Hipólito, periodo2000, 2004, de todo lo malo, también me asombro y me pregunto es que no tenemos capacidad para rebasar esa época mala y exhibir buenos logros para que el pueblo los valore.
Cuando escucho hablar de una promesa suya de convertir a nuestro país en un Nueva York chiquito, se ha cumplido y resalta como ejemplo, los elevados, el metro, Avenidas, carreteras, casi estoy de acuerdo con usted, pero difiero, porque esos logros han sido en ciertos sectores de la capital.
Y aunque en todo el territorio se hayan asfaltado las calles y hasta callejones, lo que debiera exhibirse como logro, seria que estamos exportando hacia el exterior gran cantidad de productos agrícolas, o bienes industrializados, y que nuestra gente  ya no se va en yola. pero no es así.
Cuando dice que triunfamos sobre el narco y la delincuencia, y destaca que en 8 años se han incautado más de 30 mil kilos de cocaína, vuelvo a ser contestario, somos un destino de las drogas porque tenemos autoridades corruptas que entran en componenda  con delincuencia transnacionales.
Señor Presidente estoy seguro que usted es uno de esos pocos ciudadanos sinceros, que tiene el firme propósito de combatir nuestros males, de desarrollarnos, de colocarnos en la balanza de la comparación con Nueva York, pero usted ha estado solo y sus asesores, parecen tener visión errada de lo que es el desarrollo.
Nos desarrollaremos, cuando no tengamos que importar , arroz, habichuelas, cebollas y otros tantos rubros agrícolas, cuando la ropa que usamos sea netamente nacional, de fabricación local, que la mayoría de nuestras herramientas de labranza, no digan Tramotina, que en la armería de San Cristóbal aún estuviéramos fabricando las armas de nuestras fuerzas policiales y militares.
Que la manufactura Cacique que se comenzó a implementar en la fabricación de ciertos vehículos, que Lucian feos se hubiera modernizado y embellecido, yo estaría con usted.
Seria injusto si afirmara que el culpable de nuestros males fuera usted, señor Presidente, son muchos los culpables y en mayor medida los que fueron sus antecesores, pero en usted creo seguir escuchando al hombre que con orgullo dijo que en lo que llevaba de vida había vendido diez casas.
 
 

Anuncios

Dejar Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.