UASD… UN DÍA DE SAN VALENTÍN EN EL 1968

Por: Virgilio Gautreaux P.

Hoy 14 de Febrero del año 2012, se cumplen 44 años de la primera ocupación militar balaguerista de la Universidad Autónoma de Santo Domingo. Desde inicios del mes de febrero de 1968, el gobierno estaba hostigando la UASD. Entre otras acciones, la Policía Nacional cumpliendo “ALTAS ÓRDENES SUPERIORES” comenzó a confiscar los autobuses que transportaban los estudiantes universitarios, con el propósito de boicotear el semestre académico.

UNO DE LOS REGALOS A LA UASD EL DÍA DE SAN VALENTÍN !!!!!!

La hostilidad contra la UASD  partía de que el centro académico era de los pocos lugares del país donde sus miembros podían expresarse libremente. En 1966 un importante grupo de profesores, estudiantes y empleados agrupados en el MOVIMIENTO RENOVADOR había desplazado las autoridades ultraderechistas y elitistas que todavía en esa época, levantaban doctrinas académicas retrógadas y autoritarias. Los sectores cívico-militares que apoyaban los conservadores expulsados de la UASD, arreciaron sus ataques, que se conjugaban con restricciones en los recursos financieros.
Una concentración de la UASD en el  parque Rosa Duarte el 9 de Febrero de 1968 fue impedida por tropas armadas. Esta actividad universitaria era una especie de “calentamiento”, previo a la gran “marcha del pueblo” al Palacio Nacional, programada para el 14 de Febrero.
Llegado el  Miércoles 14 de Febrero de 1968 aproximadamente a la 1:30 de la madrugada se inicia un fuerte tiroteo contra la Universidad Autónoma de Santo Domingo que según la prensa, se mantuvo hasta casi las tres de la mañana. Para ese momento la UASD estaba rodeada por grandes contingentes militares y policiales, auxiliados por carros de asalto, a los que se incorporaron luego tanques de guerra.

ESA FUE LA FORMA EN QUE SE FELICITÓ A LA UASD CON MOTIVO DEL DÍA DEL AMOR Y DE LA AMISTAD !!!!!

 
Los efectivos eran aproximadamente unos 2 mil, mientras que dentro de la institución habían casi 200 personas entre estudiantes, empleados y profesores. Es decir, que por cada uno de los rodeados, habían 10 uniformados fuertemente armados. Fruto del tiroteo dos policías resultaron “heridos” por los supuestos disparos de los estudiantes.

GRUPOS DE “AMIGOS DE LA UASD” QUE VAN A FELICITARLA ESE 14 DE FEBRERO DE 1968

Un  Comunicado policial sobre los sucesos de ese día, termina con esta perla:
“Es notorio que a la 1:45 de la madrugada del día 14, desde Radio  Habana, Fidel Castro pronunció una alocución incitando a los estudiantes universitarios a una rebelión armada y aproximadamente 12 minutos después, comenzó la agresión desde los edificios de la Ciudad Universitaria”.
Posteriormente cuando el cerco estuvo completado, por órdenes del Presidente de la República,  se permitió la salida de los universitarios rodeados. Para ello se formó una comisión integrada por la Iglesia católica, el titular de la Secretaría de Estado de Interior y Policía, el Jefe de la Policía, oficiales de las Fuerzas Armadas y el Rector de la UASD.
Con esta depuración 73 estudiantes fueron liberados y 28 personas entre estudiantes, empleados y jóvenes de secundaria fueron apresados bajo la sospecha de algunos dispararon y serían sometidos a esperticios. A este respecto, el Secretario de Interior y Policía, Dr Goico Morales afirmó que la Prueba de la Parafina a estos presos,  “constituye un descargo de la misma conciencia académica de la UASD”. Este procedimiento ya estaba desprestigiado,  pues siempre que se aplicaba a un opositor al régimen, daba positivo.
Mientras la prensa conservadora solapadamente apoyaba estas acciones, el periódico El Nacional editorializó contra el despliegue inusitado de tanques y efectivos militares frente a un poco más de 100 estudiantes y empleados universitarios.
Tan pronto concluyó este proceso depurativo, a pesar de las protestas de las autoridades, la UASD quedó en control militar y policial, para ser revisada “de abajo pà rriba y de arriba pà bajo”. Se acordó que la requisa sería por una semana. De inmediato grupos especiales de uniformados utilizando equipos sofisticados para detectar metales se dedicaron a “peinar” todo el recinto. Se levantaron pisos, se vaciaron cisternas, se “revisaron” muchos árboles.
También se buscaron armas minuciosamente en las alcantarillas, sótanos, techos, plafones, laboratorios, depósito de cadáveres, biblioteca, archivos, escritorios, armarios, solares, áreas deportivas, etc. El Dr Jottin Cury en un artículo periodístico en el Caribe, ridiculizó esta búsqueda, destacando que si el objetivo de tal invasión militar era buscar armas, de seguro “tendrían que encontrarlas”, para justificar la ocupación y no quedar en ridículo ante el mundo.
Luego de varios días de búsqueda sin resultado alguno, hasta la prensa conservadora reclamaba el cese de la búsqueda. El periódico El Caribe en su Editorial y caricatura, sintetizaba este reclamo.
La incómoda situación “se resolvió” cuando en la mañana de 20 de Febrero, se “descubrió” el arsenal que tenían los estudiantes. Se encontraron 24 armas de guerra algunas de grueso calibre, fusiles, 10 granadas y más de 800 proyectiles.

El hallazgo llenó de júbilo los cuerpos armados. Oficiales de la aviación, la marina, el ejército y la policía, fueron entusiasmados a la UASD a observar el trofeo. El General Braulio Álvarez-según reseñó El Nacional-lamentó que no apareciera la ametralladora calibre 50 que él escuchó disparar en la madrugada del día 14, mientras él estaba de visita en el Hospital Militar Litgow Ceara.
Descubierto “el tesoro”, concluyó el 21 de Febrero “la semana del amor y de la amistad entre el gobierno balaguerista y la Universidad Autónoma de Santo Domingo”.
Al retomar los universitarios su centro académico, descubrieron numerosos letreros obscenos, varias propiedades destruidas, artículos menores sustraídos y la desaparición del dinero de varias cajas chicas (de seguro para interrogarlo).
Es paradójico que en este nuevo día de San Valentín, la UASD esté cercada, acorralada, pagando culpas que no son de ella, sino del sistema. La universidad es acusada de que en 4 años no consigue transformar bachilleres miles de los cuales han sido deformados en aulas precarias, con libros precarios, maestros con precariedades, padres en situación precaria, barrios y campos sin luz ni agua.
El sistema precario que les hace bachilleres precarios y se los arroja a la UASD, la acusa de fallida.
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Dejar Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.