Articulista Barahonero Invitado…EL ROEDOR "Economía, debate, carretera; posdata"


http://www.listindiario.com/
Aristófanes Urbáez
elroedor2045@hotmail.com

“La importancia que tiene la economía en cualquier tipo de sociedad es de tal naturaleza que nada la supera”
–Juan Bosch–

La ciencia económica, como todas las ciencias, a medida que desarrolla su “objeto de estudio”, la extensión del concepto se puebla de nuevos hallazgos; aparecen nuevas ciencias-categorías, como si fueran hijos carnales: macro, micro, economía de mercado; economía política, socioeconomía, etc., etc. Pese a estos alumbramientos semánticos, el “disco duro” deja algo “esencial” que nos mantiene asidos, evitando la vaciedad, lo ficcional, inaprehensible y difuso. De ahí, que lo dicho por Don Juan: en la sociedad, ninguna otra ciencia o preocupación humana, puede superar “en importancia” a la economía. Sin ella no hay sociedad. Y así lo reconoció don Rafael Herrera, cuando dijo humildemente que tuvo que  dedicarse, motu proprio, a estudiar economía para entender este paisito. CNN nos trajo esta semana el cuadro desgarrador de España, donde 232 mil personas perdieron sus empleos apenas en enero 2012. ¡Pura plañidera, tío! “En la familia, todos estamos en paro”, decía uno. Para los gurúes y Premios Nobel de la ciencia económica, algunos con toda una vida dedicada al estudio de sólo una variable, estamos ante múltiples significados e interpretaciones y ningún camino; pero para los países del Tercer Mundo (para usar la metáfora de Mao Zadong), sólo hay uno: “no abrir la puerta porque el lobo se coma a la Caperucita”; pero debemos “aprovechar” lo mejor de la apertura y las inversiones. Cuidar, “como la niña de nuestros ojos”, la rendija para que no penetren los capitales golondrinos, y, con “cantos de sirenas” o no, poner más huevos en la canasta de la ampliación del aparato productivo, y, ¡“congelar” la invasión pacífica de haitianos! Un “economista” opositor dijo esta semana que las exportaciones se desplomaron en 2010. Eddy Martínez (un hombre que no habla mucho), afirma que en el 2011, las exportaciones se montaron por encima de los 10 millones de dólares, como ningún año anterior; y el Bancentral, afirma, que las inversiones y remesas, también subieron el año pasado. Al margen de las soluciones que la caterva de economistas columbre para otros países con estructuras económicas distintas al nuestro, los números indican que los metales: oro, plata, estaño, cobre (no sé, pero bauxita y ferroníquel también), subirán para no bajar de precio en lo futuro, y tomar el consejo de Bosch de 1963. Antes, cuando teníamos 10 economistas (hoy, que tenemos más de cuando millar): aumentar los impuestos a los metales (commodities no renovables). Acaban de decirlo en Ginebra: maximizar la ganancia en ese renglón (y pagar la deuda social); más, aprovechar la asesoría extranjera para renovar producir más mercancías; impulsar la energía de los “emprendedores”; más productividad, más el mercado interno (más compradores y fuentes de trabajo). Si no son las famosas “ventajas comparativas” del mercado externo, impedir, pues, trago amargo de Tailandia, que sólo producía para el internacional. El criollo debe producir los víveres no exportables que sacie el hambre de los que viven “de la misericordia de las estrellas”.
2.- Debates.-
Mi amigo Luisito Abinader, candidato vicepresidencial del PRD, tiene razón al pedir el debate con la Dra. Margarita Cedeño, candidata vicepresidencial del PLD; es válida: que el pueblo sepa cuáles son los planes y las razones que lo convenzan por quién votar, dice. Ahora bien: ¿no le parece al Lic. Abinader que se ve ridículo que los candidatos a la Vice debatan y los candidatos a la Presidencia no? Tampoco lo digo porque creo que papá HM vaya a perder: todos saben que es un “saltacocote” con más lanzamientos y mañas que los que aquellos que lo subestiman. En EEUU debatieron Obama y McCain; Joe Biden y Sarah Palin; y lo mismo pasó en Guatemala. Debatieron candidatos a Vice y a la Presidencia. Es más: hasta sería más elegante que debatieran los candidatos presidenciales, porque éstos son a los que la Constitución les otorga funciones ejecutivas.
3.- Carretera Cibao-Sur.-
Se supone que todos llegamos a las mismas experiencias, pero, ¡ni eso! Por eso te preguntan a qué medicamento eres alérgico. Stephen Walking, el cosmólogo y físico teórico tetrapléjico, afirma que él sólo conoce la experiencia humana, y supone (por ella), que todos los seres inteligentes son iguales, y en el mundo de estos seres, los tecnológicamente más avanzados, han avasallado e impuesto su organización social y forma de pensar a los sojuzgados. Actuación que espera de los alienígenas. Las arañas y las abejas tienen millones de años haciendo la tela o red, y la miel de la misma forma. ¡Sólo los hombres evitamos tropezar con la misma piedra! ¿Verdad, Julito Iglesias? Si tomamos todas las carreteras del país, desde que nos acercamos a ciudades y pueblos, aparecen los arrabales y la basura. Esa “experiencia” me dice (a otros no, porque lo hacen por negocio), que la Carretera Cibao-Sur, producirá un aluvión de reclamantes de tierras, se llenarán las solares (como en la de Samaná); se producirá la deforestación; aterrizarán las avionetas cargadas de drogas, y el país se quedará sin fuentes acuíferas. ¡Ni aparecerán jamás los que la piden hoy! PD: Lo que la Constitución no prohíbe, nadie puede prohibirlo. A Usted, constitucionalista, se le permite una sugerencia; no presión. Ni Obama, ni Chávez, ni Rodríguez Zapatero, como aquí, tienen que coger licencia. ¡No sea necio, brothers!
Anuncios

Dejar Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.