La debilidad de los medios de comunicación por su vinculación política.

Alejandro Santana
POR ALEJANDRO SANTANA/ Fuente Ecos del Sur
La fortaleza de un medio, está fundamentada en la imparcialidad, la pluralidad y la objetividad, pero ya es cosa del pasado pues, ya hoy los programas de panel que tienen los medios son las bocinas de los dos principales partidos políticos del sistema de partidos de Republica Dominicana.
Hace relativamente poco tiempo que cuando en ciertos medios se difundía una noticia, se externaba una opinión y hasta se hacia una critica, se le prestaba atención y los afectados, hasta cambiaban de conducta porque lo dicho el pueblo lo tenia como una verdad proverbial.
Cuando la comunicación no respondía a intereses de partidos, eran sólidos, fuertes, cambiaban conductas y trazaban pautas y la gente se mantenía atenta  a los comentarios, los que aceptaba como una verdad absoluta.
Hoy cuando vemos que un partido político hace gestiones para que le incluyan a uno de los suyos en el panel de un programa interactivo y que de cuatro o seis de sus conductores, tres son de un partido, dos del otro y uno supuestamente independiente debemos entender que ahí no hay independencia, ni objetividad
Independencia que termina opacada por los otros voceros que la mayoría de las veces le dejan caer parte de lo que consiguen con sus jefes políticos que los tiene en esos interactivos para que proyecten sus ideas y doctrinas,(si es que la tienen.
Esa, es una irregularidad que no se puede pedir a los medios que la cambien, porque son empresas manejadas con criterios comerciales y dentro del concepto de empresa actúan correctamente, haciendo fortuna, para ellos porque no la reparten con quienes le sirven de títeres.
A los medios no se le puede pedir que cambien, pero a los comunicadores y periodistas que interactúan en ellos, se les puede pedir que tengan observancia de la ética que reflexione que su formación no fue para ser marionetas, ni títeres manejados por titiriteros sin escrúpulos.
Ahora hay que estar claro y la gente lo debe apreciar, la mayoría de los que están en los medios han venido de otras profesiones y han visto en la comunicación el medio apropiado para vincularse a sectores que desde sus profesiones  les hubiera sido imposible, y es por eso que su supuesta condición de comunicadores dista mucho de la verdad.
De la verdad porque lo que digan, critiquen solo será apreciado por sus jefes políticos y adeptos no por los sectores desposeídos, y sociales conscientes que reclaman a los de arriba mejor salud, mejor educación y reducción de las brechas entre pobres y ricos; podrán ser cualquier cosa, menos comunicadores o periodistas aunque se hayan graduados con honores.
Porque una cosa fue graduarse con honores y otra el haber puesto sus conocimientos al servicio de los embaucadores que mantienen al pueblo transitando caminos de carestías en todos los ordenes.
La próxima vez que escuche en algún interactivo a alguien haciendo galas de comunicador averigüe si es objetivo que esa es una de las principales virtudes de que deben ser portadores.
Anuncios

Dejar Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.