Desde 1970 se han barajado más de 10 rutas para unir el Cibao con el Sur


Fuente: elbarahonero.com
En el Sur y en el Cibao casi todos concuerdan en la necesidad de que una carretera interconecte a las dos regiones. En lo que no coinciden, es en la ruta que debe serguir.
Pese a que Obras Públicas convocó a licitación para reconstruir la carretera Piedra Blanca-Rancho Arriba-San José de Ocoa, con proyección para comenzar en febrero próximo, grupos del Cibao propugnan para que se construya una vía alterna a ésta.
Uno de los movimientos más fuertes está en La Vega donde sectores productivos reclaman la reconstrucción y ampliación de la carretera Constanza-San José de Ocoa; mientras otros favorecen las rutas Constanza-Limoncito-Guayabal-Padre Las Casas, y Constanza-Pinal Parejo-Guayabal-Padre Las Casas. Las dos últimas enlazan a las provincias La Vega (en el norte) y Azua (en el sur), y tienen distancias que van desde 65 kilómetros, el primer trazado, y 50 kilómetros el segundo.
El presidente de la Unión Nacional de Productores de Hortícolas (Unaproa), Berto Collado, entiende que la reconstrucción de las vías que salen de Constanza permitirían vender el 20% de su producción a la región sur, algo que no sucede actualmente. “Los productores de Constanza no tenemos ningún intercambio comercial con el Sur del país, pero si se reconstruye esa carretera tendríamos un nuevo mercado”, expresó Collado.
Tampoco en San Juan ven con buenos ojos el trazado por Ocoa. Manuel Matos, presidente del Comité Agropecuario de San Juan de la Maguana, que agrupa alrededor de 1,600 productores agrícolas y ganaderos, está de acuerdo con la interconexión Cibao-Sur, pero no comparte que sea por Ocoa.
“Yo creo que debe ser un trazado que realmente acorte distancia entre el centro productivo más importante del Cibao (Santiago) y la región sur. Por ahí (por Ocoa) no se está acortando de manera comunicativa la distancia”, sostiene Matos.
Desde 1970 se han barajado más de 10 rutas para unir a estas dos regiones, económicamente complementarias entre sí, pero desiguales en cuando a desarrollo. La mayoría han sido frenadas por las advertencias de ambientalistas sobre las consecuencias negativas que generarían al medio ambiente, ya que casi todas atraviesan la cordillera Central, principal reserva de agua y biodiversidad del país.
Una de las propuestas que más aceptación logró fue la carretera Santiago-San Juan que se ideó en el gobierno de Antonio Guzmán (1978-1982), y del que incluso se hicieron estudios topográficos y gestiones de financiamiento en Brasil. Pero según testimonios de protagonistas de la época, la crisis financiera de entonces se lo llevó de encuentro.
En 2008 se retomó la idea de la ruta San Juan-Santiago, pero esta vez la propuesta terminaría en Santiago Rodríguez. Todavía hoy son muchos los que prefieren este trayecto, que comenzaría en Yabonico, seguiría por Altos de los Copeyes, la Cruz del Negro, la Sidra de Toma, para salir a Monción, con una bifurcación hacia Santiago Rodríguez.
Uno de ellos es el obispo de San Juan, José Dolores Grullón, quien incluso organizó una caminata para demostrar que el trayecto es posible y que no afecta a la cordillera Central.
Sin embargo, su última percepción no es compartida por el ambientalista Eleuterio Martínez, que se opone tajantemente a la ruta San Juan-Santiago Rodríguez, porque impactaría el nacimiento de importantes ríos del país. “Por Santiago Rodríguez sí que no. Ahí sí que yo me opongo”, asegura Martínez.
Aferrados a su ruta
Mientras los cibaeños siguen luchando por otras rutas, en Ocoa confían que la reconstrucción de la carretera Piedra Blanca-Rancho Arriba comenzará a partir de febrero próximo, como anunció el ministro de Obras Públicas, Víctor Díaz Rúa.
“La población está esperando que esta obra se desarrolle porque es prioritaria para el desarrollo de la provincia, y conllevaría al enlace norte-sur, que eso desarrollaría las dos regiones”, sostiene Máximo A. de la Cruz, presidente de la Asociación para el Desarrollo de San José de Ocoa.
Ocoa, golpeada recientemente por diversos fenómenos naturales, enfrenta problemas para sacar su producción a los mercados, por el mal estado de la carretera que va desde Rancho Arriba hasta Piedra Blanca y por la vulnerabilidad del puente que conduce a la carretera Sánchez.
Por esta causa, sólo el 30% de la producción de Rancho Arriba, se traslada al Cibao. Este tramo, construido en 1971 en el gobierno de Joaquín Balaguer tiene una longitud de apenas 32 kilómetros, pero recorrerlos en vehículo se toma hora y media.
El chofer Jesús María Suárez, que cubre la ruta Piedra Blanca-Juan Adrián, dijo que por el estado deplorable de la carretera solamente realiza un viaje cada dos días. “Cada quince o treinta días tengo que llevar la camioneta al taller para que me la aprieten porque los tornillos se aflojan mucho por los hoyos de la carretera”, expuso Suárez.
En estas condiciones, los gastos en combustibles también se duplican. Francis Guzmán, que transporta vegetales en un camión desde Rancho Arriba hasta Santiago, destaca que a diario gasta RD$3,000 en combustible para realizar el recorrido, cifra que sería la mitad si la carretera estuviera buena.
Fue por estas condiciones que inversionistas y residentes en pueblos ubicados en el trayecto de la carretera abandonaron la zona, aunque algunos, tras el anuncio de Obras Públicas están regresando.
Posición ambientalistas
Consultado al respecto, el Ministerio de Medio Ambiente respondió vía su oficina de prensa, que “se ha opuesto y se opone a la construcción de una nueva carretera que impacte áreas protegidas”. Es la misma posición de la Sociedad Ecológica del Cibao (Soeci). Esta agrupación rechaza las rutas que unirían a La Vega con Azua y la propuesta por el obispo Grullón, por los daños ecológicos que causarían al medio ambiente.
El presidente de la entidad, Andrés Blanco, sostiene que en esas zonas nacen afluentes, como el Yaque del Norte, Bao, Mao y el Yaque del Sur, que son imprescindibles para la producción agrícola, energética y agua potable para la población.
En cambio, tanto Medio Ambiente, Soeci y Martínez prefieren la reconstrucción de la carretera Piedra Blanca-Ocoa porque es una vía existente y los efectos al medio ambiente serían menores. Esto no significa -según Martínez- que no exista preocupación en el sector ambientalista y que la carretera dejará ilesas a las áreas de resguardo. Según mostró a DL, la ruta Piedra Blanca-Ocoa atraviesa la parte más baja del Parque Nacional La Humeadora, en una reserva de nogal, un árbol que está en peligro de extinción, y también impactará a los ríos Maimón y Banilejo.
Rutas desde 1970
Desde principios de la década del 1970 se han establecido varias rutas para enlazar al Cibao con el Sur. Algunas ellas son:
*La Vega-Constanza-San Juan de la Maguana.
* Santiago- La Vega-Villa Altagracia-San Cristóbal-Azua- San Juan.
* Santiago-Santiago Rodríguez-Dajabón-Elías Piña- San Juan.
* Santiago-Piedra Blanca-Juan Adrián-Rancho Arriba-San José de Ocoa-Cruce de Ocoa-San Juan.
*Santiago-La Vega-Jarabacoa-Constanza-Sabana Larga-San José De Ocoa- Azua -San Juan.
*San Juan-San José de las Matas-Santiago.
Constanza-Padre Las Casas-San Juan.
*Yabonico-Altos de los Copeyes- la Cruz del Negro-la Sidra de Toma- para salir a Monción
* Santiago-San José de las Matas-Monción, La Leonor-Vallejuelo-San Juan

Anuncios

Dejar Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.