Recordando a Rafo el Soñador, una gloria Nacional 27 años después

POR ALEJANDRO SANTANA

El sur, ha sido escenario de grandes acontecimientos, desde nuestras sierras se escuchó el primer grito libertario en la voz de Enriquillo el indio valiente, en el sur se libraron las mas aguerridas batallas libertarias independentistas, el sur ha parido grandes glorias, desde Maria Montez, Casandra Damiròn, José Mesón, Aníbal de Peña, Rafael Alcántara (Rafo el Soñador),y otros que no tendría espacio para destacarlos.
Me concentraré ,esta vez en un gran barahonero que igual que otros nos dio a conocer en playas extranjeras, Rafo el Soñador, nacido en esta ciudad en la calle Jaime Mota 14, la misma en que nació Maria Montez, Rafo nace el 24 de octubre del año l944, fueron sus progenitores, José Alcántara e Isabel Feliz(la buena).
Desde muy joven se dedicó al trabajo, fue limpiabotas igual que muchos grandes hombres de hoy, siempre fue su norte, crecer hacerse útil y lo logró, fue un excelente cantautor, compositor, uno de nuestros grandes trovadores.
Sus canciones catalogadas por muchos como el reflejo de sus sentimientos, de sus tragedias de sus infortunios, yo digo cargadas de realidades de sueños de protestas a la vida aunque muchas con sentidos contenidos románticos.
Quien no recuerda, “Cadena de Tragedias”, “Que me dejen en paz”, interpretadas con voz pausada y quebrantada; pero cuantos no hemos hecho nuestra, aquella que dice.
“De niño, siempre soñé con triunfar, ser un hombre enamorado”, ó aquella donde lamentaba la enfermedad de su madre y a la que no había podido venir a ver. Aunque muchos entiendan que fue un sufrido en la vida, yo quiero  destacarlo como un eterno enamorado, de la vida, de su tierra.
De su tierra, porque cuando su carrera, comenzó a sufrir reveces en ves de refugiarse en Estados Unidos donde sus días hubieran transcurrido mejor, se regresó a su país, a su tierra natal a convivir sin ninguna grandeza con los suyos con sus amigos de infancia.
Hoy 21 de enero  recordando su muerte 27 años después, los que lo conocimos le haremos una escultura en nuestras mentes en nuestros corazones donde guardamos las cosas mas preciadas de nuestro ser ahí estará Rafo.
No estará en una plaza, en un parque, estará en la mente y corazón de mucha gente humilde, pero noble porque ahí es donde guardamos las cosas, más preciadas sin importarnos que los de arriba le tributen grandes homenajes.
Ya ese homenaje se lo hizo Barahona en el mes de diciembre del año 1984 cuando toda la ciudad  literalmente se mudo al estadio Nadin J. Hazuri, donde realizó su última presentación en público ya transitando problemas mentales.
Le cantó a Barahona a su gente a su pueblo, y se puede asegurar que todos lloramos, llenos de emoción, pero impotentes porque ya no podíamos hacer gran cosa por la salud de aquel joven que se fue a Estados Unidos a poner en grandes escenarios nuestra bandera nuestro escudo y el talento de un pueblo que sebe cantar que sabe actuar que sabe luchar por las libertades.
Que sabe morir con gallardía en una silla eléctrica antes que claudicar en sus convicciones revolucionarias o saber mover cadenciosamente sus caderas para exponer nuestro forklor.
Este 21 de enero, hagámosle un gran homenaje a nuestro Rafo el Soñador, donde quiera que estemos vallamos a un parque y en su glorieta lancemos una flor roja como nuestra sangre  y digamos Rafo aún eres grande, estamos orgulloso de ti.
Anuncios

Dejar Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.