BREVE HISTORIA DEL ARCO DE TRIUNFO DE BARAHONA

 Nota del Editor:
El amigo y colaborador de “elbiranny.com” Virgilio Gautreaux Piñeyro, nos ha  enviado un interesante trabajo de investigación realizado, como siempre de forma acuciosa, sobre nuestro “Arco de Triunfo” que publicara el 20 de septiembre del 2009.  Con este articulo nuestro amigo arroja luz sobre la interrogante que teníamos de quien fotografío a el Arco de Triunfo en su inauguración en el 1938.
La fotografía fue tomada por Diomedes Espinosa, hermano de David Espinosa quienes se destacaron por hacer tomas de obras, viviendas y calles de Barahona, de quienes a sido imposible rescatar sus trabajos fotográficos.
Nos sentimos muy a gusto con poder proporcionarles imágenes y datos históricos de este importante símbolo de la ciudad de Barahona.
 
POR:  VIRGILIO GAUTREAUX P.
Con motivo de la actual remodelación del ARCO DE TRIUNFO de la ciudad de Barahona, se han enviado numerosos interesantes  y valiosos correos, sobre esta emblemática estructura que una vez marcaba el punto de entrada (y a la vez más lejano) de la comunidad. Esos correos me motivaron a investigar y luego de “unas horitas” obtuve varias crónicas sobre la inauguración de esta obra.
El ARCO DE TRIUNFO fue levantado en agradecimiento de los barahoneros al Presidente de la República,  por la construcción de la carretera Enriquillo que enlaza Barahona con Azua. Dicha vía-con una extensión de 65 kilómetros-había sido formalmente inaugurada el Domingo 7 de agosto de 1938. El  costo de la carretera fue de RD$ 165 mil pesos.
El 24 de octubre de 1938-a las tres de la tarde-se congregó en el parque central de la ciudad de Barahona una inmensa muchedumbre, encabezada por las autoridades civiles y militares. A las tres y media partió la multitud hacia el “Kilómetro Uno” de la Carretera Enriquillo, que era el lugar donde se había erigido la majestuosa edificación. Conforme a las crónicas periodísticas, se procedió a bendecir la magnífica obra. Acto seguido, Don Enriquillo Mota, Presidente del Ayuntamiento pronunció bellas palabras inaugurales. En el uso de la palabra le siguió el señor Alfredo Latour, Síndico municipal. Más adelante se dirigió a los presentes el señor Narciso Suberví y otros oradores que ponderaron el ARCO DE TRIUNFO y la nueva carretera. El acto fue encabezado por el General Braudilio Féliz-Balén-Gobernador provincial. La banda de música municipal y escolares, desfilaron ante la estructura. También hubo fuegos artificiales.
En una parte muy destacada de la estructura el Ayuntamiento de Barahona colocó un mensaje cuyo texto decía:
“A TRAVÉS DE LOS TIEMPOS Y FRENTE A ESTA MONTAÑA REBELDE, SE ABRAZAN FABULOSOS TRUJILLO EL GRANDE Y EL LIBERTADOR ENRIQUILLO” de un lado.
Del otro lado decía: “LA COMUN DE BARAHONA GRABA EN LA PIEDRA SU PERENNE TESTIMONIO DE GRATITUD AL BENEFACTOR DE LA PATRIA”
Este mensaje fue borrado por el pueblo barahonero luego del ajusticiamiento del tirano Trujillo.
Por años los barahoneros consideraron el ARCO DE TRIUNFO  como el punto más lejano de la ciudad. Era la referencia para decir que algo quedaba retirado. Sin embargo, en relativamente pocos años, la entonces pujante Barahona, se expandió rápidamente y ya para mediados de los años cincuenta la estructura estaba “rodeada” por varias edificaciones, tales como el local del Partido Dominicano (hoy Obispado), la escuela pública, el Colegio Barney Morgan, el Palacio de la Policía, varios comercios y numerosas viviendas. Se formó el “Barrio del Arco” y varias calles en su entorno resaltaron su papel como distribuidor del tránsito.
Un inmenso triangulo formado por las calles Luis Del Monte y Colón termina su punta frente al ARCO DE TRIUNFO confiriéndole una hermosa perspectiva.
Durante mucho tiempo la muchachada retozaba frente al Arco, especialmente en las horas de menos tránsito. Al salir de clases los estudiantes oriundos de Cabral, Polo, Fundación, Tamayo, Vicente Noble, Peñón, Cachón,  Las Salinas, etc, se colocaban frente al ARCO DE TRIUNFO  a esperar los “Jeeps” Land Rover, cuyos Pítchers iban gritando los nombres de las comunidades hacia donde se dirigían.
En septiembre de 1965 volvió una gran muchedumbre de barahoneros y barahoneras al ARCO DE TRIUNFO, esta vez a recibir los centenares de combatientes constitucionalistas locales que retornaban a sus hogares, en el marco del Acta Institucional que puso final al conflicto bélico. La presencia de miles de barahoneros de todas las edades y sexos, impidió planes inconfesables que se tramaron contra “los muchachos” como el pueblo los llamó. Quiso la providencia que nada grave ocurriera pues un derramamiento de sangre, hubiera traído peores consecuencias.
En el Arco De triunfo, durante decenios los barahoneros hemos dado la bienvenida a nuestros distinguidos visitantes. Hemos recibido nuestros héroes deportivos, también artistas y hermanos de todo el Suroeste.
En el transcurso del tiempo el ARCO DE TRIUNFO y su entorno ha recibido numerosas rehabilitación y hermoseamiento. Su color ha sido cambiado varias veces, predominando el blanco. Su jardinería también ha experimentado cambios a través de los años. En ocasiones el hermoso color verde ha sido suplantado por un color rojizo que no permite ver con claridad el mensaje de bienvenida. Esperamos que con esta nueva remodelación se conserve el diseño original y su entorno.
Arquitectos y planificadores urbanos deben estar atentos y dar seguimiento a este importante  trabajo de rehabilitación, de manera que se preserve la concepción original.
Con este pequeño aporte deseamos que se enriquezca todo lo relacionado con el ARCO DE TRIUNFO, a la vez que exhortamos a quienes tengan informaciones adicionales, aportarlas para que este patrimonio barahonero, sea cada vez más apreciado y por todos nosotros.
 

Anuncios

Dejar Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.