BARAHONA EN LA LUPA DE LA MORAL

 

Voces se levantan a diario contra los deshonestos, inmorales y faltos de ética de los que manejan fondos públicos, pero se detienen ante las amistades implicadas.
Mayobanex De Jesús Laurens
Por Mayobanex De Jesús Laurens.
Gritos de centinelas, quejas de combatientes, frustración de los ruiseñores, cuyo canto no cesa nunca; amargura de la impotencia ante el brazo protector inmaculado de la sociedad hipócrita, de conducta dual.
Llaman hurto al rumor, condena al supuesto y amistad a la realidad. Se escudan en las dádivas y esparcen el ruido favorable, detractando lo correcto, premiando con aplausos y cantaletas lo realmente inmoral y deshonesto.
Condenan de inmediato cualquier posibilidad de instalación de progresos ante una empresa extranjera, husmeando en la supuesta contaminación, sin mirar rigor científico, más callan el daño pulmonar de las céntricas entidades productoras de materiales de construcción, adornadas con notables apellidos y vestidas de influencias.
Llaman ladrones a cualquier actor, sin medir en reparos, no importa el fondo ni la forma de sus actuaciones en la vida, mas sin embargo premian al que llega a amasar fortunas inmensas, sin poder justificarlas con un mísero salario.
Rinden tributos con altruismo al apellido sonoro, sin medir trayectoria de vida digna, cultural y humanista, importando solamente el lambonismo buscador de reconocimientos y “tomaderas en cuentas”.
Destacan tribialidades y restan méritos a las buenas acciones a favor de su propia comunidad, por asuntos meramente envidiosos, de celos o de enanismo político.
Alaban como un mesías al que hace fortuna rápida, y desprecian como gusano al que nada tiene, más que una formación de hogar, cuya herencia es la pobreza preñada de dignidad.
Tal como escribiera el escritor español, José Luís López Aranguren, “La moral se esgrime cuando se está en la oposición; la política, cuando se ha obtenido el poder”.
De eso se trata todo en Dominicana.
Anuncios

Dejar Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.