Una vez en la comunidad de "Ciénaga" se robaron a un loco.

Alejandro Santana

POR ALEJANDRO SANTANA
 
 
Parece que desde que un compadre se encontró un saludo que se le había perdido a  otro, se ha estado jugando a superar las acciones vandálicas que nos estremecen y para tales fines hacemos cualquier cosa que llame la atención.
 
Me contaron que una vez, vino un ciudadano haitiano que vivía en una loma, al pueblo a comprar un paquete de cebollin, pero en el mercado de esta ciudad cuando lo procuraba le decían que “el cebollin estaba difícil”.
 
Al parecer, este encontró la palabrita muy rara y desde que salio del establecimiento, fue todo el camino de regreso repitiendo,” eso está difícil”.
 
En el camino se encuentra con un compadre que venia de regreso a la ciudad y se saludaron, cuando ocurrió el extranjero se tiró, literalmente del burro y se puso a buscar en la tierra.
 
El compadre, preocupado también se lanza del burro que lo transportaba y pregunta  que se le había perdido a lo que este le contesta que una palabrita que traía en la boca desde el mercado.
 
Pasaron unas cuatro horas  y nada, hasta que pasó un amigo y al preguntar, también se unió a la búsqueda, luego de otra hora  el ultimo les dice,”bueno yo me voy porque esa palabrita está,”difícil”.
.
Tan pronto la pronuncio el moreno lo abrazó dándole las gracias porque había encontrado la palabra perdida, siguiendo el trayecto repitiendo,”eso está difícil”.
 
Luego de ese; también me contaron que una vez en un almacén de la familia Suero, enla Cienagaun loco llamado Luís Polan, penetro al lugar a robarse un saco de cocos de los que en el lugar se guardaban.
 
Sin percatarse, se hecho un saco al hombro y salio, corriendo del lugar y cuando ya había recorrido un gran techo el loco robado que se metía al lugar a dormir dentro de un saco se despertó y comenzó a gritar, ¡corran,¡ corran que me están robando, logrando que Luís Polan lo soltara.
 
Ese hecho causó muchas peleas con Luís porque el tigueraje le voceaba,” roba loco, roba loco” y el contestaba a pedradas y se armaban tremendas trifurcas.
 
Así  que no se alarmen ni se maravillen con el robo de ese avión que aquí, se roban cualquier cosa y denle seguimiento que en cualquier momento se roban un barco, un submarino o hasta un satélite que salga de órbita y se acerque a nuestro espacio aéreo.
 
 

Anuncios

Dejar Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.