Sorprenden a Michelle Obama de compras en un mercado de Washington

La primera dama estadounidense comparte el perfil de su marido, que cada tanto sale a almorzar comida rápida con sus compañeros. Ella elige llenar la canasta familiar.
Los ciudadanos de Washington ya se han acostumbrado. Los Obama han puesto el listón aún más alto que el clan Kennedy -los primeros en mostrarse naturalmente familiares desde la Casa Blanca-, y si algo les gusta es no perder el contacto con la vida real, puertas afuera.
Cada vez que pueden, dan un paso al frente y se mezclan con la vida diaria de las personas comunes, que están lejos de cargar con sus responsabilidades pero que comparten de todos modos los quehaceres cotidianos.
Así, los empleados del Target Department de Alexandria, en el estado de Virginia, pueden tranquilamente recibir con cierta naturalidad la carta de crédito que le entrega la señora enfundada en gorra deportiva, anteojos oscuros, jeans y camisa de corte femenino.
La mini sorpresa llega con el nombre que leen: Obama Michelle reza el plástico. Al levantar la cabeza se encontrará con una leve sonrisa contemplativa mientras aguarda que sigan los trámites de pago, monedero en mano.
Michelle disfruta pasar desapercibida bajo su atuendo casual. Como ya ha confesado, le gusta mantenerse en forma con sus prácticas de ama de casa, eligiendo personalmente los alimentos para Barack, Sasha y Malia, los demás integrantes de la familia Obama. “Una más” de las miles que viven y trabajan en Washington.
http://www.noticiaspordentro.net/muestra.php?subaction=showfull&id=1317410728&archive=&start_from=&ucat=2

Anuncios

Dejar Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.