Memoria de Pez o de chimpancé


Por Luis Terrero/USA

Mucho se ha generalizado respecto a la memoria de los peces, se ha dicho que poseen memoria insignificante y que solo pueden recordar cosas por alrededor de dos o tres segundos; pero eso no es cierto, ya que numerosos estudios científicos han demostrado lo contrario.
 
En menor escala se ha dicho lo mismo de los chimpancés en comparación con los humanos, pero eso tampoco es cierto, debido a que varios estudios han demostrado que pueden memorizar igual o mejor que los humanos.
 
Asumiendo que la corta memoria de los peces y de los chimpancés fuese cierta, podríamos asumir también que la memoria de los humanos es corta, al menos la memoria de los dominicanos en general, ya que tendemos a olvidar con frecuencia eventos que los peces y los chimpancés no olvidarían fácilmente.
 
Tal vez olvidamos con facilidad porque tendemos a ser olvidadizos selectivos, o sea que olvidamos lo que queremos olvidar, mayormente como mecanismo para perdonar; por tal razón, exhorto a mis compueblanos que aunque es bueno perdonar, no es malo recordar, y que es mi deber como ciudadano recordarles que por ahí vienen las elecciones y como es costumbre los políticos intentarán venderles nuevamente promesas falsas.
 
También debo recordarles que es un deber ciudadano votar en las elecciones y que cada ciudadano posee el derecho a elegir al candidato de su preferencia independientemente de ideología sociopolítica.
 
Lo que no es un deber ciudadano es, el engaño de los políticos frente a los ciudadanos prometiéndoles falsedades. Este es el caso de un político, quien en Agosto del 2009, mirando a los ojos de los barahoneros prometió villas y castillas, entre ellas 120 millones de pesos para la remodelación del malecón de Barahona y otras infraestructuras de importancia; peor  aún, luego retornó a Barahona y ratificó su mentira; yo diría en forma de burla.
 
Ese señor ahora es el jefe de campaña del candidato presidencial del partido de gobierno; seguramente ese señor regresará a Barahona con el buche lleno de falsedades a alimentar con sus mentiras a las palomas incautas; de ser así, exhórtenle que regrese a su palomar, que en Barahona ya no hay pichones para alimentar, porque ya están “HARTOS”.
 
Con este criterio intento motivar a mis compueblanos a que presten atención, a que recapaciten y reclamen a los políticos, sin importar preferencias partidistas, que cumplan con sus deberes y que no prometan lo que no pueden o no quieren cumplir; o que por lo menos no martiricen a la ciudadanía con sus falsedades.
 
Tengo la certeza que los barahoneros marcaremos la diferencia en la próxima campaña electoral y que saldremos de la inercia en que nos encontramos; pero para lograrlo debemos luchar unidos por un objetivo común; y ese objetivo común debe ser el desarrollo y bienestar sostenible de Barahona y de los barahoneros.

Anuncios

Dejar Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.